Secciones
Síguenos en:
¿Cómo están las redes de gas en el Caribe?
¿Cómo están las redes de gas en el Caribe?

El sector trabaja bajo estrictas normas de seguridad y reiniciando algunas obras de construcción que habían quedado paralizadas.

Foto:

iStock

¿Cómo están las redes de gas en el Caribe?

FOTO:

iStock

La confiabilidad del servicio en esta zona del país ha tenido grandes avances.

El abastecimiento de gas natural en la costa Caribe es uno de los más confiables del país porque, al no depender de una sola fuente, minimiza el riesgo en caso de una falla o desabastecimiento. Por ejemplo, Gases del Caribe, que distribuye y comercializa el gas natural en los departamentos de Atlántico, Magdalena y Cesar, señala que su cobertura en redes a la fecha es del 97 por ciento. Esta empresa actualmente atiende 1'040.000 usuarios entre residenciales, comerciales e industriales.

“Hoy, la costa Caribe tiene una demanda del sector industrial, comercial, residencial, gas natural vehicular y para generación eléctrica que oscila entre 300 y 330 millones de Pies Cúbicos Día (MPCD) y que puede crecer hasta 500 MPCD en épocas del Fenómeno de El Niño, teniendo en cuenta que se eleva la necesidad de generación térmica”, explica Ramón Dávila Martínez, gerente general de Gases del Caribe.

Según el directivo, la oferta local supera los 500 MPCD entre los campos de Canacol, Hocol, Lewis, Petrosud y Frontera, ubicados en Atlántico, Magdalena y Cesar. De esta manera, el gas que se produce en la zona es suficiente para atender la demanda de la Costa e, incluso, alcanza para enviar al interior del país algunos excedentes.

Proyectos que caminan

En el marco de la implementación de proyectos de expansión y fortalecimiento de la infraestructura de gas en toda la costa Caribe, Promigas retomó en abril las obras de construcción que se habían suspendido a causa de la pandemia, manteniendo todas las normas de bioseguridad requeridas por el Gobierno nacional.

De esta manera, se reanudaron las obras del gasoducto Paiva-Caracolí de 20 pulgadas; el gasoducto Mamonal-Paiva de 20 pulgadas y el cambio de tubería de 20 pulgadas en la calle 40 de Riohacha. Los dos primeros proyectos se encuentran ya en la fase final.
“En Promigas, estamos haciendo todo lo posible para que nuestros trabajadores se cuiden a sí mismos y a sus familias, y hoy más que nunca reconocemos el valioso apoyo que cada uno de ellos ha brindado para llevar el gas natural a los rincones más lejanos de nuestra ciudad, áreas de influencia y brindar al país un servicio seguro y confiable”, dice el presidente de Promigas, Eric Flesch.

Con este proyecto, la empresa busca aumentar la capacidad de transporte, que representa 30 por ciento de la demanda actual de la costa Caribe, y permitirá incorporar las nuevas reservas de gas desde los campos de Sucre y Córdoba, ampliando la oferta de consumo en la región.

El transporte

Se han realizado esfuerzos importantes en inversiones y tecnología para lograr la bidireccionalidad de sus gasoductos y, de esta manera, mover el gas desde cualquier campo a cualquier población de la Costa.

“En el mercado de gas natural vehicular, en nuestra área de influencia se encuentran 20.000 vehículos activos. Vale la pena destacar que la zona en la que opera Gases del Caribe hoy cuenta con flotas de vehículos dedicados a GNV de carga pesada, recolectoras de basura y de transporte masivo, que representan una mejora importante en la calidad del aire de nuestras ciudades”, explica Ramón Dávila.

El futuro

Gases del Caribe trabaja en el fomento e incorporación de nuevas reservas para darle mayor confiabilidad al abastecimiento de la costa Atlántica. Además, intentan recuperar competitividad frente a otros combustibles, en el marco de un programa de diversificación de las fuentes de abastecimiento, que se traduce en una mejor oferta y, por consiguiente, mejores precios.

“El gas como combustible de transición para la movilidad representa ahorros frente al diésel y mejora la calidad del aire porque se evita la emisión del material particulado y monóxido de carbono. Por este motivo, hemos trabajado insistentemente en la alternativa del gas natural como combustible totalmente favorable para los vehículos de carga pesada y transporte público”, agrega el representante de la firma Gases del Caribe.

Descubrimiento

La compañía Hocol S.A., filial de Ecopetrol, anunció el pasado mes de mayo un descubrimiento de gas en el Caribe colombiano, llamado pozo Bullerengue 3, ubicado a 30 kilómetros de Barranquilla, en el departamento de Atlántico.

Según el informe publicado en su momento, los registros e información tomados durante la perforación indican que en el pozo se hallan arenas con gas natural en varios intervalos y con un reservorio más somero que el de la estructura perforada en 2015 con el pozo Bullerengue 1.

Durante las pruebas iniciales se tuvieron producciones de gas entre 3 y 10 MMCFD (millones de pies cúbicos por día), con muy bajo contenido de condensado y sin producción de agua de formación. “Este descubrimiento apalanca la estrategia exploratoria de Hocol y del Grupo Ecopetrol, que sigue fortaleciendo su posición como productor de gas en el norte de Colombia” señaló Rafael Guzmán, presidente de Hocol.
Las reservas probadas de gas natural se encuentran localizadas en los Llanos Orientales, representando el 75 por ciento del total; después le siguen las cuencas de la Guajira, con un 12 por ciento y Valle del Magdalena (superior, medio, inferior) con un 10,9 por ciento, principalmente.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.