Desde el espacio, a 702 kilómetros de altura, satélites de la Nasa revelan el crecimiento de un cáncer que, literalmente, se está comiendo la tierra y los ríos de al menos nueve departamentos de Colombia. Es el cáncer de la minería ilegal y criminal del oro, y la metástasis se ha disparado en los últimos cinco años.

Scroll