Una humanidad más humilde

Una humanidad más humilde

La defensa de la vida en su conjunto es la condición para la continuidad de la humanidad.

Multitudes en San Mateo 2

Hay que empezar a pensar en una sociedad en la que la humanidad asuma una posición más humilde en el planeta que habita.

Foto:

Héctor Fabio Zamora, EL TIEMPO

Por: Boaventura de Sousa Santos
24 de mayo 2020 , 07:24 p.m.

La pandemia revela que las alternativas son posibles, que las sociedades se adaptan a nuevas formas de vida cuando es necesario y reconocido como correspondiente al bien común. Esta situación es propicia para pensar en opciones diferentes en la forma de vivir, de producir, de consumir y de convivir durante estos primeros años del siglo XXI. De lo contrario, no será posible evitar la irrupción de nuevas pandemias que, además, como todo indica, pueden llegar a ser todavía más letales que la actual. Sin duda no faltarán ideas sobre alternativas, pero ¿conducirán estas a una acción política capaz de hacerlas realidad?

Solo con una nueva articulación entre los procesos políticos y los procesos civilizatorios será posible empezar a pensar en una sociedad en la que la humanidad asuma una posición más humilde en el planeta que habita. Una humanidad que se adapte a dos ideas básicas: hay mucha más vida en el planeta que la humana –esta solo representa el 0,01 por ciento de la existencia– y la defensa de la vida en su conjunto es la condición para la continuidad de la humanidad. Si la vida humana sigue cuestionando y destruyendo el resto de la existencia que conforma el planeta Tierra, es de esperar que estas otras vidas se defiendan de la agresión causada y lo hagan de maneras cada vez más letales. En este caso, la cuarentena actual será un breve intervalo antes de las cuarentenas del futuro.

Si la vida humana sigue cuestionando y destruyendo el resto de la existencia que conforma el planeta Tierra, es de esperar que estas otras vidas se defiendan de la agresión causada

La nueva articulación presupone un cambio epistemológico, cultural e ideológico que promueva las soluciones políticas, económicas y sociales que garanticen la continuidad de la vida humana digna en el planeta. Este giro tiene múltiples implicaciones. La primera es crear un nuevo sentido común, la idea simple y evidente de que sobre todo en los últimos cuarenta años hemos vivido en cuarentena, en la cuarentena política, cultural e ideológica de un capitalismo cerrado sobre sí mismo y de las discriminaciones raciales y sexuales sin las cuales el capitalismo no puede sobrevivir. La cuarentena causada por la pandemia es, al fin y al cabo, una cuarentena dentro de otra.

BOAVENTURA DE SOUSA SANTOS
Sociólogo y filósofo portugués

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.