Un fantasma recorre el mundo

Un fantasma recorre el mundo

De esta pandemia no se escapa nadie. Todos estamos afectados, pero no de la misma manera.

Coronavirus en Rusia

Protocolos de seguridad en Rusia durante la pandemia, un ejemplo de como nos ha cambiado la vida. 

Foto:

EFE

Por: Gabriel Silva Luján
27 de mayo 2020 , 08:40 p.m.

Las consecuencias del coronavirus en la vida cotidiana saltan a la vista. El mensaje es claro. De esta pandemia no se escapa nadie. Todos estamos afectados, y eso es cierto, pero no todos estamos siendo impactados de la misma manera. Las consecuencias de la enfermedad no se distribuyen equitativamente. Los sectores populares y los países de menores ingresos están cargando con las secuelas de la crisis de una manera desproporcionada.

La desigualdad social y la inequidad en la distribución del ingreso que existía antes del covid-19 han exacerbado severamente la vulnerabilidad de los sectores más pobres a la enfermedad y a sus consecuencias. La evidencia disponible para Colombia y la mayoría de los países indica que, efectivamente, los más frágiles económicamente muestran niveles de contagio y mortalidad muy superiores al promedio. Pasa como con todas las tragedias: siempre sufren mucho más los que más han sufrido.

Algunos estimativos sugieren que en Colombia la disminución de los recursos disponibles de los hogares más pobres puede equivaler al 50 por ciento. Esto significa para muchos pasar de pobreza a indigencia.

La alta participación del empleo informal y de los trabajos no susceptibles de virtualización, aproximadamente el 75 por ciento, hace que hoy exista un segmento significativo de la sociedad que literalmente no tiene con qué comer. En el corto período de tres meses, la pandemia ha borrado una década de disminución de la pobreza extrema y de expansión de la clase media.

La pandemia ha borrado una década de disminución de la pobreza extrema y de expansión de la clase media.

El impacto socioeconómico del coronavirus está aquí para quedarse. Es evidente que la destrucción de puestos de trabajo será irreversible en la mayoría de los sectores. Además, con el mundo en modo autarquía no parece factible que el contexto internacional provea soluciones reales al estancamiento.

El desempleo, la profundización de la pobreza extrema, las necesidades básicas desatendidas auguran un panorama social pavoroso que, además, tendrá graves consecuencias para la estabilidad política. Como decían Marx y Engels: un fantasma recorre el mundo.

GABRIEL SILVA LUJÁN
Politólogo. Especializado en economía

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.