Un buen experimento natural para el futuro climático.

Un buen experimento natural para el futuro climático.

Al hablar de cambio climático nos referimos a escalas de tiempo superiores a décadas.

Artico

No en vano recibimos noticias del pasado mes de marzo como un mes excepcionalmente cálido y una Antártida que se torna verde por el descongelamiento.

Foto:

istockphoto

Por: Catalina González Arango
27 de mayo 2020 , 04:39 p.m.

A pesar de que durante estos meses de pandemia hemos visto una disminución en las emisiones de gases de efecto invernadero asociada a la desaceleración económica, no podemos olvidar que al hablar de cambio climático nos referimos a escalas de tiempo superiores a décadas.

Es decir que si bien es cierto que la disminución de vuelos, de transporte terrestre e incluso de la producción mundial de carbón en este primer semestre de 2020 tendrá efectos importantes en el balance global de emisiones, antes habrá que ver cómo se contrarrestan estas disminuciones instantáneas con las emisiones aceleradas que seguramente tendremos durante los próximos años por la reactivación económica.

No en vano recibimos noticias del pasado mes de marzo como un mes excepcionalmente cálido y una Antártida que se torna verde por el descongelamiento. En realidad, necesitaríamos mantener las mismas emisiones de 2020 por varios años consecutivos para alcanzar las metas de neutralidad de carbono. Podríamos decir que esta pandemia ha servido de experimento natural y nos ha obligado a ver de frente realidades complejas.

Hemos visto cómo las desigualdades nos hacen diferencialmente vulnerables, tanto al covid-19 como al cambio climático, y que, por tanto, las soluciones deben estar acotadas siempre por las singularidades regionales. Pero también hemos visto ciudadanías comprometidas y solidarias, capaces de revaluar sus prioridades a nivel de hábitos de consumo y del cuidado del otro.

Esta pandemia ha servido de experimento natural y nos ha obligado a ver de frente realidades complejas

Así mismo, nos hemos replanteado como sociedad el papel fundamental de la ciencia y de la educación, ambos imprescindibles para generar cambios perdurables. Pero para que estas acciones individuales realmente tengan impacto sobre nuestro futuro climático incierto es indispensable contar con sistemas económicos y sociales más equitativos y justos. Ya el covid-19 nos lo hizo ver, solo hace falta que se nos vuelva costumbre.

CATALINA GONZÁLEZ ARANGO
Profesora. Departamento de Ciencias Biológicas. Universidad de los Andes

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.