¿Cuál fue el mejor libro que leyó este año?

¿Cuál fue el mejor libro que leyó este año?

Treinta grandes escritores de diferentes países nos comparten su mejor lectura del 2020.

30 grandes escritores nos recomiendan el mejor libro que leyeron en el 2020
Foto:

iStock

Por: Redacción LECTURAS
20 de diciembre 2020 , 12:02 a. m.
Agustín Fernández Mallo: 'Abecedario de lector', de Adolfo García Ortega
'Abecedario de lector'

'Abecedario de lector', de Adolfo García Ortega.

Foto:

Cortesía

"Uno de esos libros que son muchos mundos en uno. Suerte de diccionario temático o breve enciclopedia literaria, en la que el autor, con una sorprendente erudición y amenidad para enlazar conceptos de la historia de las ideas y de la literatura, nos habla tanto de temas eternos –fantasma, Homero, fábula, magia o infierno– como actuales –secta, low cost, marketing o nacionalismo–. Un libro que colmará a todo lector propenso a la inteligencia".

Alejandra Costamagna: 'Nuestra parte de noche', de Mariana Enríquez
'Nuestra parte de noche'

'Nuestra parte de noche', de Mariana Enríquez.

Foto:

Cortesía

"Una de las mejores columnas de opinión que leí este fatídico 2020 fue escrita por Mariana Enríquez. Se titula ‘La ansiedad’ y fue publicada en junio en la Revista de la Universidad de México. Ahí, la escritora argentina habla sobre la exigencia de tener respuestas, sobre la creatividad para todo evento, sobre la pulsión capitalista hacia la productividad y sobre su negativa a lo anterior. Enríquez dice que continuamente le preguntan por el terror vinculado con la crisis sanitaria que vivimos. Se lo preguntan, justamente, porque ha sido uno de sus temas literarios. Pero ella no tiene respuestas. Porque no hay certeza posible cuando el mundo que conocíamos se desarma y el futuro es una entidad dudosa. Lo que nos queda entonces no es tener claridad respecto del presente, sino internarnos en la oscuridad de un tiempo indefinido, que es el que transmiten, por ejemplo, las 667 páginas de Nuestra parte de noche, la magnífica, torrentosa, perturbadora y adictiva novela que Mariana Enríquez publicó a fines de 2019 y con la que obtuvo el Premio Herralde. Este es un libro de terror, ciertamente. Un libro que nos sumerge en una pesadilla ajena, que hace eco con la que estamos viviendo, pero que nos mantiene a una sana distancia. Aunque no sé si ‘sana’ sea la palabra exacta. Pero es, sin duda, mi mejor lectura de este año".

Marta Sanz: 'Cien noches', de Luisgé Martín
'Cien noches'

'Cien noches', de Luisgé Martín.

Foto:

Cortesía

"Uno de los libros más atractivos que he leído este año es Cien noches, del escritor madrileño Luisgé Martín. Con esta novela acaba de ganar muy merecidamente el Premio Herralde gracias a su capacidad para colocar frente a cada lector y cada lectora un espejo en el que se reflejan nuestras debilidades: ¿qué significa la lealtad a la pareja?, ¿la fidelidad sexual tiene que ver con duración de un vínculo amoroso?, ¿de qué nos podemos sentir razonablemente culpables en una relación?, ¿nos rebelamos contra nuestras hormonas o nuestras hormonas nos llevan a rebelarnos contra una convención social obsoleta? Con agilidad, sentido del humor, una escritura elegante, un moralismo inmoralista –o viceversa– y algunos cameos literarios excelentes de Edurne Portela, José Ovejero, Manolo Vilas, Lara Moreno y Sergio de Molino, Luisgé Martín vuelve a enfrentarnos, como en cada novela que escribe, con el Mr. Hyde que llevamos dentro".

Juan Esteban Constaín: 'El estandarte', de Alexander Lernet-Holenia
'El estandarte'

'El estandarte', de Alexander Lernet-Holenia.

Foto:

Cortesía

"El mejor libro que leí este año se llama El estandarte y lo escribió, en 1934, el novelista austriaco Alexander Lernet-Holenia. Era una deuda pendiente que tenía desde hace años, desde que leí un artículo de Álvaro Mutis en el que dice que es una de las mejores novelas del siglo XX. Y sí (la espera valió la pena): es una obra maestra sobre el ocaso del Imperio austrohúngaro en la Primera Guerra Mundial, como suelen serlo casi todas las obras maestras, y es también una bellísima reflexión sobre el honor, la derrota, la lealtad, la nostalgia y el fin del mundo".

Sara Jaramillo Klinkert: 'Cometierra', de Dolores Reyes
'Cometierra'

'Cometierra', de Dolores Reyes.

Foto:

Cortesía

"Me gustó especialmente la novela Cometierra, de la autora argentina Dolores Reyes. Bellamente escrita, sin necesidad de usar artificios, la historia tantas veces contada del feminicidio se va desarrollando, esta vez, con una mirada novedosa y cruda. La mirada de una mujer que come tierra para tener visiones que le permitan encontrar a sus congéneres desaparecidas y muertas. El libro nos hace mirar la violencia desde un lugar incómodo y cercano, tanto que nos obliga a preguntarnos si acaso uno puede llegar a ser la siguiente víctima".

Sergio Ramírez: 'Poeta chileno', de Alejandro Zambra
'Poeta chileno'

'Poeta chileno', de Alejandro Zambra.

Foto:

Cortesía

"Es una novela que edifica un universo del cual el lector no quisiera salir de tan a gusto que se halla, atraído por la tensa tersura del relato que se abre hacia varios planos simultáneos y superpuestos, singulares de tan cotidianos, siendo a la vez relato de adolescencia, relato de familia, entrañable relación de padrastro e hijastro, horribles palabras del idioma que aquí se pulimentan; relato urbano, y relato mítico sometido al imperio de la poesía, que es otro de los personajes centrales del libro como no puede dejar de serlo en Chile igual que lo sería en Nicaragua. Y ese humor de Zambra que es el hilo de oro en el tejido de la novela".

Junot Díaz: 'Homeland Elegies', de Ayad Akhtar
'Homeland Elegies'

'Homeland Elegies', de Ayad Akhtar.

Foto:

Cortesía

"El mejor libro que leí sin lugar a dudas fue Homeland Elegies, de Ayad Akhtar. Brillantemente inventiva e irreprimiblemente inteligente, una novela que pregunta qué significa ser estadounidense, incluso cuando destruye la pregunta y lo que queda es un espacio de posibilidades a la vez hermoso y alentador. No se la pierdan".

Santiago Roncagliolo: 'La hija única', de Guadalupe Nettel
'La hija única'

'La hija única', de Guadalupe Nettel.

Foto:

Cortesía

"La mejor novela que he leído este año es La hija única, de Guadalupe Nettel. Siempre nos hablan de la maternidad como un acto sublime de ensoñación amorosa. Creemos en nuestras madres como mujeres entregadas al suelo de criarnos. Esta novela te hace pensar: “¿Y si ser madre fuera dolor?”. Y Nettel es suavemente despiadada. Disecciona, con puntillosa delicadeza, el cuerpo muerto del amor".

Laura Restrepo: 'Ulises y la Odisea', de Pietro Citati
'Ulises y la Odisea'

'Ulises y la Odisea', de Pietro Citati.

Foto:

Cortesía

"El italiano Pietro Citati, biógrafo de Kafka, Goethe, Tolstoi y Proust, lo es también del más inquietante de los personajes homéricos, Ulises. Citati nos cuenta al Ulises que a su vez les cuenta sus aventuras a los feacios, que quedan hechizados por su relato. También Citati hechiza al acercarnos al carácter iridiscente del héroe: el aventurero, el embaucador; el bardo, el guerrero, el eterno curioso, el insidioso, el único que no sucumbe ante la voz de miel de las sirenas, el del amor pasajero por tantas mujeres, que sin embargo sonríe una sola vez en toda la Odisea: al reencontrarse con Penélope. Ulises ya no pertenece al tiempo heroico de la Ilíada, sino al nuestro, dice Citati, y ve en él la prefiguración del hombre contemporáneo. Para acercarse a Ulises y comprender su intrincada naturaleza, se necesita la ciencia de los grandes signos que posee Penélope. Este libro nos ilumina con una sabiduría que su autor bien podría haber aprendido de ella".

Jon Lee Anderson: 'No digas nada', de Patrick Radden Keefe
'No digas nada'

'No digas nada', de Patrick Radden Keefe.

Foto:

Cortesía

"Say Nothing: A True Story of Murder and Memory in Northern Ireland. En español, No digas nada. El autor: Patrick Radden Keefe. Fue por lejos el mejor libro de los varios que leí durante este nefasto año del covid y el populismo rancio, 2020. Se trata de una investigación, magistralmente narrada por mi colega del New Yorker, Patrick Radden Keefe, sobre el caso de Jean McConville, una mujer soltera, madre de diez hijos, ajusticiada por los terroristas del IRA en Belfast en los años setenta. Su muerte nunca fue esclarecida, aun después del acuerdo de paz que puso fin a la guerra sectaria en esa provincia británica-irlandesa hace dos décadas. Aunque no existe la prueba de una confesión, Keefe nos deja bastante claro que la mujer murió por órdenes de un tribunal de guerra clandestino liderado por nadie menos que Gerry Adams, el gran operario político de Irlanda del Norte y firmante del acuerdo de paz. Keefe nos entrega un libro elaborado con destreza y suspenso, y de paso nos esclarece el conflicto de treinta años de duración que los ingleses llamaron tan eufemísticamente The Troubles (los líos). Al final nos deja con la certeza de una memoria histórica no solo inconclusa, como sucede con tantos conflictos, sino soterrada. Lo recomiendo a todos, y muy especialmente a los lectores colombianos".

Pilar Quintana: 'Claus y Lucas', de Agota Kristof
'Claus y Lucas'

'Claus y Lucas', de Agota Kristof.

Foto:

Cortesía

"Este año leí libros maravillosos, entre ellos, La dimensión desconocida, de Nona Fernández; Temporada de huracanes, de Fernanda Melchor; Como si existiese el perdón, de Mariana Travacio; Siete casas vacías, de Samanta Schweblin; Señales que precederán al fin del mundo, de Yuri Herrera, que es uno de mis escritores favoritos; Aguas de estuario, de Velia Vidal; Cómo maté a mi padre, de Sara Jaramillo Klinkert, y Dos aguas, de Esteban Duperly. Todos ellos me encantaron, pero, como me piden elegir solo uno, voy a hablar de Claus y Lucas, de Agota Kristof. Se trata de una trilogía que incluye las novelas El gran cuaderno, La prueba y La tercera mentira, sobre las vidas de unos hermanos gemelos, desde que son niños hasta que se hacen viejos, su separación y reencuentro, en un país en guerra. Es un libro perverso, extraño y perturbador, escrito en un lenguaje directo y transparente, con unas imágenes que se quedan en tu cabeza. Lo escogí por eso, porque creo que va a permanecer conmigo para siempre".

Giuseppe Caputo: 'Léxico familiar', de Natalia Ginzburg
'Léxico familiar'

'Léxico familiar', de Natalia Ginzburg.

Foto:

Cortesía

"A partir de las expresiones constantes de sus seres queridos (incluyendo al escritor Cesare Pavese), la autora italiana escribe una historia familiar que se termina volviendo, oblicuamente, una historia del ascenso del fascismo en Italia. Todo el libro está lleno de las expresiones, dichos, refranes, historias mil veces contadas de los distintos miembros de su familia y amistades cercanas. Lo que logra Ginzburg en su libro es crear una suerte de sistema alrededor de la repetición, lleva cada una de esas frases escuchadas una y otra vez a lugares inesperados".

.Elvira Navarro: 'Las maravillas', de Elena Medel
'Las maravillas'

'Las maravillas', de Elena Medel.

Foto:

Cortesía

"Una de las mejores obras que he leído este año ha sido Las maravillas, de Elena Medel, poeta y editora de La Bella Varsovia, y que se estrena como novelista con un libro que habla sobre la falta de dinero a través de unas mujeres pertenecientes a una misma familia sin que tengamos la impresión de que se nos habla desde el lugar de la clase media venida a menos, que suele ser el habitual en la literatura española reciente. Medel enfoca donde nadie, ni siquiera la izquierda, mira".

Eduardo Halfon: 'Pasos', de Jerzy Kosinski
'Pasos'

'Pasos', de Jerzy Kosinski.

Foto:

Cortesía

"Un libro que se resiste como ningún otro a todo tipo de clasificación o síntesis aun medio siglo después de ser publicado en Estados Unidos en 1968. Una serie de viñetas y pequeñas historias ligeramente conectadas y espeluznantemente eróticas y violentas, narradas por una voz contenida y elocuente. Un magistral puntillismo literario, deforme, sublime".

Sara Mesa: 'Cuentos completos', de Hebe Uhart
'Cuentos completos'

'Cuentos completos', de Hebe Uhart.

Foto:

Cortesía

"El volumen de cuentos completos de Hebe Uhart, publicado por Adriana Hidalgo. Una visión brillante de lo cotidiano, con un suave sentido del humor, una gracia tremenda en la forma de hablar de los personajes, la ternura mezclada con el absurdo de la vida familiar y comunal".

Ana María Machado: 'O Avesso da Pele', de Jeferson Tenório
'O Avesso da Pele'

'O Avesso da Pele', de Jeferson Tenório.

Foto:

Cortesía

"En realidad, este año releí mucho más que leer. Releí a mis poetas amados. Aproveché el hecho de estar en casa con tantos libros que siempre quise volver a leer –y lo hice. Releí a Gabo, a Camus, a Guimaraes Rosa, a Philip Roth, con la garantía de que sería placentero. Y descubrí que todavía los quiero y admiro más cuando ya sé lo que va a pasar en el enredo y puedo percibir los detalles de lo magnífico que escriben. De las nuevas lecturas, me gustaron mucho dos libros muy distintos: O Avesso da Pele (algo como El lado de dentro de la piel), de un joven brasileño, Jeferson Tenório, sobre el racismo y la violencia en nuestra sociedad. Y The Lemon Table, cuentos de Julian Barnes, un autor que siempre me encanta. Tenía ese volumen en casa hace años y todavía no lo había leído".

Fernando Melchor: 'Las malas', de Camila Sosa Villada
'Las malas'

'Las malas', de Camila Sosa Villada

Foto:

Cortesía

"Me es extremadamente difícil elegir un solo libro de entre mis lecturas de este año. Si pudiera recomendarles uno a los lectores, no porque sea ‘el mejor del año’, sino porque es una historia hermosa, entrañable, estremecedora, cruda y honesta, sería la novela Las malas, de Camila Sosa Villada, publicado por la editorial Tusquets, y que en México acaba de recibir el prestigioso premio Sor Juana Inés de la Cruz. Con alto voltaje literario y un lenguaje trabajado con primor, Las malas nos adentra en el mundo de la prostitución trans y explora los lazos de ternura y violencia que unen a las mujeres que la ejercen".

Jorge Carrión: 'Exhalación', de Ted Chiang
'Exhalación'

'Exhalación', de Ted Chiang.

Foto:

Cortesía

"Un excelente libro de relatos de ficción especulativa, entre la física cuántica, la arqueología de la tecnología y Jorge Luis Borges, que se plantea las preguntas esenciales de la filosofía (sobre el destino, la realidad, la condición humana)".

Benjamin Moser: 'La carroza de Bolívar', de Evelio Rosero
'La carroza de Bolívar'

'La carroza de Bolívar', de Evelio Rosero.

Foto:

Cortesía

"El año pasado, cuando aún se viajaba, un librero de Bogotá me dio a conocer una novela de Evelio Rosero, La carroza de Bolívar. Había andado por el norte de Colombia, Cartagena, Mompox, Santa Marta, viendo los sitios asociados al Libertador. Me impresionó la mitificación, la falta de mirada crítica, que es una higiene tan importante para las naciones como lo es, para las personas, lavarse las manos tras ir al baño. En el libro de Rosero, que leí este año, encontré la historia de Bolívar en Pasto, que dicen que es el único municipio de Colombia sin plaza de Bolívar. ¿Por qué? La respuesta está en este libro que revela la otra cara al mito".

Juan Gabriel Vásquez: 'El país de las emociones tristes', de Mauricio García Villegas
'El país de las emociones tristes'

'El país de las emociones tristes', de Mauricio García Villegas.

Foto:

Cortesía

La idea, nos cuenta García Villegas, está en Spinoza: la vida consiste en gozar de las pasiones humanas, pero siempre con moderación. Pero al ser humano lo acosan sentimientos malsanos –odio, miedo, venganza–, y de allí vienen las emociones tristes. De su adecuada represión, dice García Villegas que dice Spinoza, depende la felicidad. Su nuevo libro cree que eso es justamente lo que Colombia no ha sido capaz de hacer: agobiado por sentimientos malsanos, el país se ha entregado a esas emociones. Y así nos va. García Villegas se ha dedicado en los últimos años a pensar en este país nuestro desde una curiosa sinergia: sus reflexiones pasan por la sociología, la filosofía moral y la observación de ciudadano, pero llegan a un lugar que es más que la suma de esas partes. En El orden de la libertad alegaba por valores estatales –digamos sin miedo: políticos– que eran el resultado de comportamientos privados; el nuevo libro explora las emociones humanas como punto de partida para llegar a un diagnóstico social –digamos sin miedo: político–. Tengo para mí que su lectura debería ser obligatoria, al menos entre los (digámoslo con preocupación) políticos de este país triste".

Carmen Boullosa: 'Aphasia', de Mauro Javier Cárdenas
'Aphasia'

'Aphasia', de Mauro Javier Cárdenas.

Foto:

Cortesía

"En este 2020 me resulta particularmente difícil escoger un libro predilecto. Voy a optar por dos, aunque rompa las reglas de esta invitación –seré como el borracho que rompe la fiesta–. Voy primero por un poema inconseguible: de Amelia Vértiz, Corona de daturas. Regresé a este para no quedar en deuda con las poetas de mi generación, y resulté más que nunca sorprendida, flechada, herida. Gran, gran poema. Lean lo que se pueda en internet –y, editores de poesía, por favor háganlo accesible–. Su autora, Amelia, murió por su propia voluntad el 13 septiembre de 1989. Publicó el poema un año antes. Su transparente profundidad, como de mar caribeño pero en tormenta, vuelven al poema un territorio donde el horror y la belleza quedan convertidos en un bocado. El segundo libro es Aphasia, una novela apenas aparecida en su primera edición y en inglés, del ecuatoriano Mauro Javier Cárdenas. Él también, de otra manera, es genial. En Aphasia, también dolorosa por veta distinta, un varón relata sus cuesta-arriba-aventuras en la vida conyugal y en la masculinidad –que no es miel–, al tiempo que su hermana viaja en desencadenada esquizofrenia. Las violencias de la vida familiar infantil que compartieron son reveladas (“familia: nido de alacranes”, escribió Octavio Paz). Gran novela. Gran poema. Los dos tienen como telón de fondo (de acción) enfermedades mentales. Como este 2020, que las tiene mentales y virales".

Gabriela Alemán: 'Los osos que bailan', de Witold Szablowski
'Los osos que bailan'

'Los osos que bailan', de Witold Szablowski.

Foto:

Cortesía

"Uno. Szablowski viaja a Bulgaria después de la caída del régimen comunista en busca de las familias que entrenan osos que bailan. Una vez allí describe cómo, junto a los cambios políticos y económicos, llegaron ONG pro derechos animales que se “llevaron” a los osos amaestrados a santuarios que simulaban una vida natural. Una imposibilidad luego de décadas de cautiverio: los osos no sabían cazar, ni hibernar, ni podrían hacerse cargo de sus crías. Son esterilizados y alimentados. Los osos 'liberados' nunca se adaptan a la libertad y varios, para el horror de sus cuidadores, se alzan en dos patas y bailan para enfrentar su futuro. Dos. El periodista polaco no se queda con esa primera parte del libro –que ya es deslumbrante– sino que añade una segunda. Viaja por países del ex bloque soviético y Cuba para describir la llegada de la “libertad” y el capitalismo. Sin forzar conclusiones o simplificar realidades complejas, Szablowski inicia cada capítulo con una cita de la primera parte del libro y deja que el lector haga las conexiones que quiera. Tres. Varias oraciones me persiguieron durante la pandemia, algunas dicen algo así: A los osos se les dio una libertad gradual, si hubiera sido entregada de golpe, se habrían ahogado en ella… La libertad es algo complicado para los que nunca la han tenido, es difícil, si no imposible, para algunos osos, adaptarse a ella… Cambien osos por gente, cambien ex repúblicas soviéticas por el mundo entero. ¿Qué es la libertad? ¿Quién la sabe manejar?".

Yolanda Reyes: 'Recuerdos del futuro', de Siri Hustvedt
'Recuerdos del futuro'

'Recuerdos del futuro', de Siri Hustvedt.

Foto:

Cortesía

"En un año de lecturas fragmentadas y casi siempre interrumpidas por la avalancha de noticias sobre el virus, regresé a esta novela para encontrar refugio en la conversación con una autora que es, en este libro, varias autoras. El yo de una joven escritora (quizás el alter ego de Hustvedt) llega de Minessota a Nueva York con el sueño de escribir su primera novela, y conversa con el yo de la escritora mayor, que es ‘ella’ ahora. Y en esa conversación, el tiempo se convierte en una cuarta dimensión por la que pasan décadas que a las mujeres nos cambiaron. Con esa lucidez que tiene Hustvedt para transitar entre la propia vida, la ficción y el ensayo, las grandes preguntas y los grandes dolores del feminismo y de la escritura se entreveran en capas que son motivo de reflexión y de emoción, que dejan ideas resonando y que nos hacen sospechar de los relatos únicos".

Elena Poniatowska: 'The last King of Poland', de Adam Zamoyski
'The last King of Poland'

'The last King of Poland', de Adam Zamoyski.

Foto:

Cortesía

"Este año me he dedicado a leer las memorias del último rey de Polonia, Estanislao Poniatowski, y otros libros sobre él, como el de Adam Zamoyski , The last King of Poland. También leí al joven autor mexicano Yuri Herrera, a quien admiro".

Andrés Felipe Solano: 'El gran cuaderno', de Agota Kristof
'El gran cuaderno'

'El gran cuaderno', de Agota Kristof.

Foto:

Cortesía

"No recuerdo haber leído un libro similar a El gran cuaderno (1987) de Agota Kristof. En capítulos de apenas dos o tres páginas, con frases que nunca antes parecen haber sido usadas –Kristof, exiliada húngara en Suiza, lo escribió en francés después de aprenderlo por pura necesidad–, cuenta la historia de Claus y Lucas, dos gemelos a los que su madre abandona en plena Segunda Guerra Mundial. Los deja con su abuela, conocida como La Bruja, que de inmediato los toma como esclavos. En extremo inteligentes y más allá de cualquier consideración moral, los gemelos luchan por sobrevivir a través de pequeños experimentos o ejercicios que anotan en un cuaderno. Aguantan hambre por días, dejan de hablar semanas enteras a propósito, se golpean hasta sangrar, entre otras muchas cosas. Están solos y a la vez juntos en una tierra ocupada. Un ejército de dos que alienta la traición y la crueldad. Son de una brutalidad conmovedora de la que es muy difícil desprenderse".

Ricardo Silva: 'A propósito de nada', de Woody Allen
'A propósito de nada'

'A propósito de nada', de Woody Allen.

Foto:

Cortesía

"Siempre me ha gustado leer biografías, porque me obsesionan los biógrafos y los biografiados por igual, pero este año me dediqué a leerlas en las noches como llegando a un refugio después de las jornadas: si esa gente había podido llegar a vieja, entre guerras y reveses, por qué nosotros no. Leí Life Isn’t Everything, o sea “la vida no lo es todo”, un retrato del director Mike Nichols “hecho por 150 de sus amigos más cercanos”, y me confirmó que cierta crítica extraviada se dedicó a desterrar a ciertos artistas de los archivos de “los espíritus finos de la época” por cometer el pecado de ser amados por el público. Leí Homeward Bound, o sea “camino a casa”, un mural del recorrido del músico Paul Simon pintado por Peter Ames Carlin, y me pareció que puede irse la vida entera en el empeño de reivindicar lo que uno es. Leí libros autobiográficos de Coppola, de Waller-Bridge y de Lynch. Pero el que más me ocupó, porque lo leí primero en inglés y luego en español para confirmar que sí lo había entendido, fue la extraordinaria autobiografía de Woody Allen. Que desacraliza y pone en contexto desde el título: A propósito de nada. Y que en últimas, más allá del recuento de una vida vivida contra los fanatismos, es una defensa del humor y de la ficción como métodos para la comprensión de lo incomprensible".

Renato Cisneros: 'El blues de Beale Street', de James Baldwin
'El blues de Beale Street'

'El blues de Beale Street', de James Baldwin.

Foto:

Cortesía

"Recién en este 2020 puede leer este aclamado libro. Una joven pareja negra trata de mantenerse lejos de la podredumbre de su miserable barrio en Nueva York. Se aman, tienen sueños, han decidido casarse. Un buen día él, Fonny, 22 años, incapaz de cometer el menor delito, es acusado de haber violado a una inmigrante. Poco después ella, Tish, de 19, descubre que está embarazada de su novio ahora prisionero. Lo que vemos en adelante es el esfuerzo desesperado de ambas familias por sacar al muchacho de la cárcel, pero estamos en los años 60, la policía es tremendamente racista con los afrodescendientes y nadie cree en la inocencia de nuestro protagonista. En pocos libros como en este la esperanza convive con una violencia y una hostilidad cuyas duras resonancias llegan hasta nuestros días. Busquen esta maravilla, no la podrán soltar".

Felipe Restrepo: 'El árabe del futuro' (Vol. I-IV), de Riad Sattouf
'El árabe del futuro'

'El árabe del futuro' (Vol. I-IV), de Riad Sattouf.

Foto:

Cortesía

"Sattouf es uno de los autores de cómic y novela gráfica más respetados de Francia. En esta extensa saga nos lleva a través de su infancia y adolescencia, transcurridas entre Oriente Medio y Europa. Es un viaje por la memoria de su vida familiar, centrado en la relación con su padre: un hombre educado en París que se fue entregando al islamismo radical. Pero, también, El árabe del futuro es una brillante reflexión sobre lo que significa crecer entre dos culturas".

Pedro Juan Gutiérrez: 'Salvar el fuego', de Guillermo Arriaga
'Salvar el fuego'

'Salvar el fuego', de Guillermo Arriaga.

Foto:

Cortesía

"Este año he leído y releído mucho porque he estado bastante tiempo en casa, por la pandemia, como todo el mundo. Pero lo más sobresaliente y hermoso es Salvar el fuego, de Guillermo Arriaga, Premio Alfaguara de Novela 2020. Es una novela de amor y al mismo tiempo muchas cosas más, narrada con la velocidad, la maestría y la perfección que Guillermo siempre pone en sus libros y guiones de cine. Hay que leerla".

Antonio Ortuño: 'Tejer la oscuridad', de Emiliano Monge
'Tejer la oscuridad'

'Tejer la oscuridad', de Emiliano Monge.

Foto:

Cortesía

"Mi lectura del año tiene que ser Tejer la oscuridad, de Emiliano Monge, una novela que aborda, desde una prosa vertiginosa, y con más de ocho decenas de voces narrativas, una historia de migración y búsqueda en el futuro. Es un libro breve pero con una enorme densidad literaria, y una apuesta ambiciosa y muy bien lograda, que consigue un tono cercano a la poesía y el mito sin perder agilidad y contundencia. Me parece una de las obras mayores de este año en la narrativa en español, junto con Poeta chileno, de Zambra y un par de libros más".

REDACCIÓN LECTURAS

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.