Secciones
Síguenos en:
Emilie Pine: 'Todo lo que no puedo decir'
Emilie Pine

Todo lo que no puedo decir es el primer libro de la irlandesa Emilie Pine traducido al español.

Foto:

Ruth Conolly

Emilie Pine: 'Todo lo que no puedo decir'

El libro de la irlandesa lo podrían firmar tantísimas mujeres. El suyo es un relato colectivo.

Las mujeres conocen muchos tipos de silencio: el silencio cómplice, la omisión de la historia, la impunidad, y el gemido y la queja que permanecen en la garganta. El libro Todo lo que no puedo decir, de la irlandesa Emilie Pine, es la contrapropuesta; ella cambia las voces acalladas por la enunciación. En seis relatos, nos propone caminar con ella por esas experiencias que parecen exclusivas de las mujeres y que vienen con su propio dolor; a veces inofensivo, pero casi siempre innegable y feroz.

(Le puede interesar: ¿Cuál novela recomendaría leer para entender mejor su país?).

“Sabía que aquella chica se callaba por una razón concreta: era una chica, y a las chicas nos enseñan a callar. (...) Las chicas excepcionales que se arriesgan a hablar –a decir lo que sea– también se arriesgan a parecer arrogantes y estridentes. No nacen con esos miedos. No nacen sintiéndose inferiores. Se los enseñan. Lo sé porque es lo que me enseñaron a mí”, escribe.

Todo lo que no puedo decir es su forma de desaprender, de apegarse a otro credo y abrazar la aparente estridencia. En el primer relato, Notas sobre la embriaguez, narra cómo es ser hija de un hombre alcohólico y cómo sabe que en algún momento recibirá una llamada en la que será convocada a cuidarlo. No lo escribe de forma literal, pero el capítulo rodea una idea: debo cuidarlo porque soy mujer. Así, entre sus palabras en un tono de conversación, de cotilleo entre amigas –ella y quien lee–, Pine hace una lista de momentos en los que existir como mujer fue un peso.

(Además: 'No es un río', el cierre de la trilogía de la argentina Selva Almada).

El libro también habla del aborto espontáneo, de la autodestrucción, de la tristeza y la depresión, de abuso y acoso, de las inseguridades, la menstruación y el cuerpo. Tal vez uno de los capítulos que más resuenan es en el que cuenta cómo fue atravesar el deseo de ser madre que no llegó a materializarse y cómo la culpa hace que se pregunte si su cuerpo –nunca el del otro– es el culpable; si son su ímpetu y su ir en contravía de lo que se espera de ella los culpables del agravio.

Quien quiera enfrentarse a este libro deberá comenzar la lectura sabiendo que le hará cuestionar los lugares desde los cuales las mujeres hablan. Es una lectura plagada de preguntas –¿por qué siento vergüenza al sangrar?, ¿por qué la vergüenza aumenta cuando dejo de hacerlo?, ¿cómo superar un aborto espontáneo?, ¿por qué me corresponden las labores del cuidado?, ¿fui abusada o no?–, pero también hay respuestas, como que el camino por seguir es eliminar cualquier vestigio de vergüenza o tabú sobre el cuerpo femenino y en ningún momento pedir silencio cuando ellas están contando dónde duele.

(Siga leyendo: 'Parece que Dios hubiera muerto', una novela conmovedora).

Pine es profesora de Teatro Moderno en la Escuela de Inglés, Drama y Cine de la Universidad de Dublín. Ha publicado otros libros, como The Politics of Irish Memory: Performing Remembrance in Contemporary Irish Culture y The Memory Marketplace: Witnessing Pain in Contemporary Irish and International Theatre, enmarcados en la academia y la crítica. Esta colección de ensayos es, entonces, una rareza en su obra.

Este paso lo dio temerosa: la asustaba que su carrera académica se desvaneciera por mostrar las cicatrices que le ha dejado su vida íntima. Pine pone su cuerpo, pero lo que describe no es una historia única. Pone su lenguaje para que la lectura sea tranquila y para que las mujeres que la lean –todas– puedan sentirse identificadas ante la anécdota y las preguntas que le siguen. Pone su nombre, pero en realidad podrían firmar tantísimas. El suyo es un relato colectivo.

ANDREA YEPES CUARTAS

Todo lo que no puedo decir. Emilie Pine. Random House. 133 páginas. U$ 11 (e-book)

Foto:

Archivo particular

Más Lecturas de EL TIEMPO:
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.