Fantasmas vecinos

Fantasmas vecinos 

Reseña de 'Nuestra parte de noche', novela por la que Mariana Enríquez recibió el Premio Herralde.

Mariana Enríquez

La argentina Mariana Enríquez ha escrito otras obras como 'Las cosas que perdimos en el fuego' y 'Los peligros de fumar en la cama'.

Foto:

Getty Images

Por: Fernando Gómez Echeverri
18 de junio 2020 , 12:40 p.m.

Mariana Enríquez no tiene lectores: tiene fans; almas que se topan con sus palabras y con sus historias y quedan enamoradas, sorprendidas y aterradas. Nuestra parte de noche, la novela con la que ganó el Premio Herralde el año pasado, es –en mi palabra de fan y creyente absoluto de sus demoniacas escrituras– la mejor novela latinoamericana desde la lejana 2666, de Roberto Bolaño. Mi experiencia como lector de sus 667 páginas fue algo más que una experiencia literaria: fue una aventura vital y personal; sufrí por Gaspar y por su papá. Tuve miedo de sus enemigos y de sus terrores y una noche me desperté sin aire y con una horrible opresión en el pecho.
Tuve que encender la lámpara de mi mesa de noche, abrir el libro, leer un rato y encontrar la paz cuando supe que todavía estaban bien. Nuestra parte de noche invoca demonios y fantasmas. Y nos obliga a creer en ellos.

Enríquez tiene varios libros de cuentos y crónicas. En Colombia Laguna Libros publicó Alguien camina sobre tu tumba, una singular colección de historias de los cementerios que han apasionado a Enríquez, y uno de sus clásicos de cuentos: Los peligros de fumar en la cama. Random House publicó su novela Éste es el mar. Hace poco, Patti Smith –la roquera, escritora y fotógrafa que se encargó de recibir el premio Nobel de Literatura que le entregaron a Bob Dylan e injustamente no a ella– recomendó otro de sus libros de cuentos: Las cosas que perdimos en el fuego. Nuestra parte de noche se encuentra escalones abajo de Cien años de soledad, pero Enríquez consigue algo que logró el premio nobel colombiano en su novela insignia: integrar todas sus ficciones; dominar totalmente su universo narrativo, hacer que los personajes salten de una ficción a otra.

El Macondo de Enríquez es una Argentina sórdida, misteriosa y marginal, una Buenos Aires de barrio en la que conviven adolescentes perdidos, ricos hijos de puta, roqueros, gais, brujos, mendigos y militares, una ciudad sobrenatural.

Hay mucho que decir sobre Nuestra parte de noche; la novela habla de las desapariciones de los militares sin ser una ‘novela política’ ni ‘militante’; habla de Colombia y de la tragedia de Armero. Habla de la agonía de Omaira Sánchez. Habla de médiums, sociedades secretas y brujería, pero sobre todo habla del Mal en letras mayúsculas: el mal del hambre y la miseria, el mal que devora niños que mueren de desnutrición o son secuestrados para explotarlos sin piedad en la calle o en la prostitución; habla de psicodelia y drogas y no es una novela de drogadictos: es una novela de amigos entrañables, los de Juan y los de Gaspar; habla de rock y no exhibe la erudición insoportable de los críticos de rock; habla de política y no lanza un solo insulto o una sola acusación con documentos secretos. Pero todo es tan real que –sin duda– la Oscuridad, la Oscuridad que se traga y mutila a sus creyentes, es la única explicación posible de todo ese desastre. Juan y Gaspar, padre e hijo, son los que nos llevan por todo ese mundo maldito.

Juan, durante toda la novela, golpea, humilla y, sobre todo, ama a su hijo: es el amor más honesto que he leído en años. Pero es un amor terrible, salvaje y violento. Juan golpea a Gaspar desde niño, lo golpea adolescente, le clava un vidrio en el brazo hasta que le toca el hueso, le grita, le esconde la verdad. Y la verdad es más aterradora: vivimos en un mundo donde los demonios existen y hasta las heridas más profundas son para protegerlo. Enríquez dio un paso más allá de Rulfo en la fantasmagoría latinoamericana: sus fantasmas son nuestros vecinos.

Nuestra parte de noche
Mariana Enríquez
Anagrama
667 páginas
$ 119.000

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.