Dos mundos que se rozan

Dos mundos que se rozan

Reseña de 'La superficie del día', del escritor Germán Gaviria.  

El escritor Germán Gaviria

El escritor Germán Gaviria ganó con esta obra el V Premio Nacional de Novela Corta.

Foto:

Cortesía Universidad Central

Por: Álvaro Castillo Granada
14 de agosto 2019 , 02:43 p.m.

Es posible que al terminar de leer una novela corta, al cerrar el libro y volver a mirar su carátula para tratar de convencernos de que en efecto así fue, sintamos que estamos muy cerca de la poesía? Creo que sí. Sobre todo cuando tenemos la inmensa suerte de encontrarnos con alguna que por su intensidad, capacidad de condensación, efectividad, economía de recursos y posibilidad de síntesis, nos permite ver que estamos cerca de una obra perfecta. Una estructura a la que no le sobra ni le falta nada. Que, a pesar de lo pulidas y talladas que han sido todas sus aristas, es capaz de concentrarse de tal manera sobre sí misma para poder, así, estallar en la conciencia del lector cuando se encuentra con él. Explotar. Como un deslumbramiento.

No son muchas las novelas colombianas cortas (o por lo menos las que yo conozco) que logran este efecto increíble. Podría citar ahora a El día de la mudanza (de Pedro Badrán), La perra (de Pilar Quintana), El inquilino (de Guido Tamayo), ¿Recuerdas, Juana? (de Helena Iriarte) y Opiana (de Nicolás Suescún). A esta lista, caprichosa, olvidadiza y capciosa, le añado hoy, maravillado, La superficie del día, de Germán Gaviria Álvarez.

¿“(…) Es un extrañamiento, la rara sensación de que hay cosas que tocan a su final y aunque hay modos de profundizar un poco, es mejor vivir en la vasta y omnipresente superficie del día, ignorando todo lo que hay que ignorar”? Esta es la gran cuestión de la novela. El gran detonante.

A partir de la reconstrucción día a día, detalle a detalle, paso a paso, labor por labor, de un día cualquiera (esos “que uno tras otro son la vida”, como escribió Aurelio Arturo) de Griselda, empleada doméstica que trabaja desde hace diez años en una residencia cercana a la embajada de la República Dominicana (donde unos guerrilleros acaban de meterse) para una mujer de la cual ignora mucho e imagina más, nos enfrentamos al desencuentro de dos mundos que se rozan, se raspan, se bordean y se ignoran. Mundos en los que no se dan órdenes sino sugerencias. Existencias que no conversan sino que suponen la una de la otra. Suposiciones que albergan prejuicios y sueños simultáneamente: “(…) podría desechar ese sentimiento con la misma fuerza con que se arrincona lo que no tiene importancia y se olvida con una facilidad impresionante, como una mata seca”. Así funcionan estos dos universos rodeados por brechas insalvables.

Creo que esta novela (ganadora del V Premio Nacional de Novela Corta de la Pontificia Universidad Javeriana) es una de las grandes revelaciones de la literatura colombiana de los últimos tiempos. Un intento perfecto de responder a aquella pregunta que alguna vez se/nos hizo Franz Kafka: “Pero ¿dónde están mis semejantes?”. Una inquietud que nos abarca a todos como una burbuja de la cual es tan difícil escapar, sobre todo porque la vida “(…) debe seguir adelante, como cada sábado, como cada ocho días”. Como supuestamente siempre ha sido. Como corresponde.

Cerramos la novela. Volvemos a mirar su carátula y corroboramos que “el fin corona la obra”. Y esta se cierra sobre sí misma para volverse infinita en las manos del lector.

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.