Anne Carson, entre la tradición y la modernidad

Anne Carson, entre la tradición y la modernidad

La poeta canadiense Anne Carson es la ganadora del Premio Princesa de Asturias de las Letras 2020.

Anne Carson

Anne Carson es autora de libros como 'Autobiografía de rojo', 'Hombres en sus horas libres' y 'La belleza del marido, un ensayo narrativo en 29 tangos'.

Foto:

Jeff Brown/Redux Cortesía Random House

Por: Federico Díaz-Granados
13 de julio 2020 , 12:27 p.m.

Es una voz única y original en el panorama de las letras actuales. Su irreverencia y sentido del humor han sido sus mejores instrumentos para enfrentar la tragedia y el dolor y convertirlos en obra literaria. Creadora de un lenguaje y un estilo que marcan una ruptura con las formas tradicionales de concebir el verso, el ensayo o la narrativa, la poeta Anne Carson (Toronto, 1950) es, sin duda, una de las voces más importantes de la poesía en lengua inglesa de hoy. Su nombre sonó con fuerza en las apuestas y pronósticos del Premio Nobel del año anterior y recientemente le fue otorgado el Premio Princesa de Asturias de las Letras porque, dice el acta, “su obra mantiene un compromiso con la emoción y el pensamiento, con el estudio de la tradición y la presencia renovada de las humanidades como una manera de alcanzar mejor conciencia de nuestro tiempo”.

En la nota biográfica que aparece en las solapas de sus libros generalmente dice de manera escueta: “Anne Carson. Nació en Canadá y se gana la vida enseñando griego”. Así de sencillo pero de profundo y verdadero es el carácter y la obra de esta poeta que vivió y creció en varios pueblos de Ontario porque a su padre, empleado bancario, lo rotaban de sedes y ciudades. Fue profesora de las universidades de Princeton, McGill y Míchigan en diferentes temporadas y siempre vivió en casas prestadas por esas instituciones. De esas experiencias viene su desprendimiento por las cosas y por los afectos, que solo persigue perpetuar a través de la poesía. Su padre, aficionado a la historia, y su madre, lectora de las Selecciones del Reader’s Digest, fueron, junto con su hermano, el tronco vital afectivo que luego atravesarían algunas de las más importantes páginas de su obra. Quizás de ese nomadismo viene su incomodidad con la realidad y con ese sentir de no tener una casa con raíces, asunto que resuelve con su culto a la lengua y la cultura, donde tiene muy claro su lugar entre el mundo antiguo y el mundo moderno, entre la cultura griega, el latín y la lengua inglesa que hereda de Emily Brontë y Emily Dickinson, dos de sus autoras tutelares con quienes establece correspondencias en muchas de sus páginas.

Carson prefería, siendo muy joven, el dibujo a la poesía, y al ponerle títulos a cada dibujo que hacía llegó a la poesía y a la transposición poética de la imagen a través del lenguaje y las palabras: “El lenguaje es lo que mitiga el dolor de vivir con los otros, el lenguaje es lo que hace que las heridas se abran de nuevo”. Una de sus más destacadas traductoras, la poeta y editora Jeannette L. Clariond, nos recuerda a propósito de la relación de Carson con la lengua materna: “En la lengua está el origen de los afectos: la madre, el mar, el padre con su ensalada de palabras, el hombre que busca hallarse en la mujer, la mujer que opta por su única libertad: su voz. Una voz enquistada en corales, arrecifes, barcas, borrascas, relámpagos que de pronto se hacen fragmentos de recuerdos en el cine u hogueras de mártires incomprendidas”.

Se dedicó a los clásicos mucho antes de que le interesara escribir poemas. Empezó a aprender griego en el colegio, en su último año de secundaria, por accidente, porque una profesora se ofreció a enseñarle a la hora del almuerzo. Allí se despertó tal pasión por el mundo helénico que continuó sus estudios de licenciatura y posgrado profundizando sobre autores griegos y escribiendo sobre ellos en la Universidad de Toronto. Desde ahí, Carson siempre ha regresado a las fuentes griegas para descubrir los tipos de poemas que sintetizan sus preocupaciones y emociones: poesía breve, poemas en prosa, largos versículos, fragmentos narrativos para poder capturar un momento de cambio de un tiempo a otro conservando siempre su intensidad. Por eso recurre a esa formación clásica para mezclar las narraciones contemporáneas con los mitos antiguos o para modernizar radicalmente a los antiguos escritores griegos traduciéndolos y reinventándolos para hablar del deseo o el amor no correspondido, rompiendo las reglas, deconstruyendo los géneros y empujando el lenguaje hasta sus últimas posibilidades: “Mi escritura es un intento de catástrofe. Creo que la mayor parte de ella termina en el punto medio. La mayoría de nosotros, todo el tiempo, terminamos en ese punto medio donde nos conformamos con clichés hasta que se agotan y luego remendamos algunos pensamientos originales para tratar de sentirnos vivos”.

Ya desde su primer libro, Eros (1986), se advierte su propuesta estética y formal: el collage periodístico, el guion cinematográfico, los diálogos de las telenovelas, los epitafios, el poema breve y el aforismo, entre otros. Estos elementos los encontramos también en otras de sus obras traducidas al español como Autobiografía de rojo. Una novela en verso ( 2016); Hombres en sus horas libres, (2007); La belleza del marido: un ensayo narrativo en 29 tangos (2003), quizás uno de sus libros más celebrados por los lectores; Decreación (2014); Nox (2018); Si no, el invierno (2019) y Flota (2016).

Quién puede dormir cuando ella… / a cientos de millas oigo ese vasto aliento / avivar sus cubiertas agitadas. / Cicatriz tras cicatriz / los eslabones cascabelean una vez. / Navegamos madre en un océano sin barcos, / Piedad por nosotros, piedad por el océano, navegamos /. Versos en los que nos recuerda Anne Carson nuestra fugacidad, nuestra manera de reconocernos en la luz de la herida y en los instantes cotidianos. Es la poeta que habla por todos los que vivimos un tiempo adverso a la belleza. Traduce nuestros asuntos y nos los devuelve en clave de poesía para comprender muchas certezas, para interrogarnos cada día sobre los desafíos de descifrar una identidad y un destino. 

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.