Poemas que se recorren como las casas

Poemas que se recorren como las casas

Reseña de 'Diseño de interiores', de la escritora colombiana Fátima Vélez.

Fátima Vélez

Fátima Vélez, nacida en Manizales, es autora de otros libros como 'Casa paterna' y 'Orillas'.

Foto:

Cortesía de la autora

Por: Pedro Carlos Lemus
11 de mayo 2020 , 12:28 p.m.

Durante el aislamiento obligatorio parece que cada lectura puede hablarnos casi solo de la casa, del contagio y de la virtualidad, que es una manera de decir que uno está constantemente buscándose en lo que lee –o que la lectura que uno hace siempre funciona como un reflejo–, pero que también hace pensar en cómo la literatura siempre habla de un encierro y una exterioridad, y en cómo la lectura de una obra establece una relación virtual entre el lector y el autor. Hay, sin embargo, obras que hablan explícitamente del espacio doméstico, y entonces uno descansa porque entre los espejos reales e imaginados que encuentra en los textos puede volver a una obra que se escribió en la casa y sobre la casa. Diseño de interiores, de la escritora colombiana Fátima Vélez, es un poemario que no se ocupa de la casa, como se diría, sino que en efecto la levanta y la ocupa.

El primer poema que se encuentra en el libro, 'Mudanza', narra la llegada a la casa (“sobre el Tenemos casa, Tenemos casa / crujen las tablas / podríamos perforar con esta dicha / que no embalsama para-siempres / pero nos hace creer que siempre / no es una distancia tan amplia / como nos la han pintado”) y equipara la inauguración de la casa a la creación (“más tarde / la llamada / Queremos luz / Queremos fuego”). La palabra, entonces, aparece, aunque a diferencia de en la Creación, palabra y acción no coinciden: “Pronunciamos la palabra / y la rutina no se forma / no descurte esta nata amarilla / Debes haberla pronunciado mal / No, así la he dicho siempre”. Esa fractura entre la palabra y la realidad material –esa distancia que se hace quizás salvable, o quizás más evidente, en la poesía– es el espacio en el que se escribe Diseño de interiores.

La preocupación por cómo decir las cosas y las casas atraviesa el poemario: En 'Ahorrar' se enuncian ciertas reglas, se escriben cartas, se le habla a la muerte; en 'Aquí' está la pregunta de cómo y por qué las palabras (“mi lengua / usa con frecuencia el como / decir hablar usar palabras”): lo importante, dice luego, es que la casa quede limpia y que brille, ¿pueden las palabras hacer eso? El libro es la búsqueda de establecer una casa, de hacerse autora –madre y escritora–: es la pregunta por la voz que sostiene y crea, por la tensión entre la actividad doméstica y la inacción creativa. Cómo decir y cómo cuidar parecen ser la misma pregunta: la palabra es el cuidado y es la nueva casa, lejos de la casa paterna dejada (“esa manera de acercarme al pan / no podríamos llamarla hambre”). Se trata de un libro sobre las cosas que viven y mueren en las casas, sobre las familias. Vélez nombra y revela el ecosistema doméstico, y presenta el cuerpo en relación con los víveres y los objetos, como el lugar de encuentro de lo vivo y lo inmóvil, que no es exactamente lo no vivo, pues también se alza: tal es el efecto de su palabra.

Fátima Vélez

Portada del libro, editado por Cardumen.

Foto:

Cortesía de la autora


La cuidada edición de Cardumen, con ilustraciones de Adriana Berrío, es consecuente con el poemario: va abriéndose como el plano de una casa, lo que recuerda una curiosidad del encierro: expande las maneras en las que puede habitarse un espacio. Los poemas se despliegan en páginas que no buscan la consecución, que se abren hacia al lado, hacia arriba y abajo. No existe un orden evidente entre ellos: se recorren como las casas, a conveniencia y, también, por intuición. En el recorrido aparece el imperativo de la autora: “Digan casa / más duro / hasta la punta / de la nariz al cordón de los zapatos”. Y entonces, claro, uno la dice.

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.