Los libros no se irán a ninguna parte

Los libros no se irán a ninguna parte

El mundo editorial tendrá que comenzar a hacerse preguntas distintas.

Fiesta del Libro y la Cultura

Por la emergencia, las librerías han sufrido y han tenido que acudir a los domicilios y a la atención con cita previa.

Foto:

Guillermo Ossa. Archivo EL TIEMPO

Por: Juan David Correa
25 de mayo 2020 , 06:40 p.m.

Una semana después de estar confinados nos reunimos por primera vez con un grupo de editores. Al hablar se nos ocurrían ideas dispersas para encargar libros, para distribuir esos contenidos o para conversar sobre ellos públicamente y que no nos olvidaran. La ansiedad era plausible: “también esto pasará”, pensábamos.

Aquellas eran ideas para un mundo anterior, para el mundo social que creíamos volvería en cualquier momento. Cuando comenzaron a pasar los días las preguntas cambiaron y se volvieron al mundo confinado de hoy: el del silencio, la contemplación, la angustia, la soledad, la proximidad física con poquísimas personas –y virtual con decenas–, la domesticidad, la incertidumbre, la vecindad. En el fondo, un editor sabe adaptarse al presente, pues es en el diálogo con la lectura, la realidad y los sueños que puede pensar un catálogo.

La pandemia produjo cambios en las instrucciones, pero por ahora tendremos que descubrir, con curiosidad, cuál será el contenido de todo esto

Dos meses después, ese mismo grupo produjo cinco libros, haciendo lo mismo que hace todos los días: leer, pensar, pedirle a alguien que convierta sus ideas en textos, comentar y decidir publicar. Esos libros estarán pronto en las librerías. Editar es elegir caminos y equivocarse y a veces hacer coincidir el gusto de la gente con la lucidez de una escritura o de una idea: nadie es infalible.

El mundo editorial tendrá que comenzar a hacerse preguntas distintas ante la evidencia de este nuevo momento: es una realidad que la producción de libros este año caerá en un 40 por ciento; las librerías han sufrido y han tenido que acudir a los domicilios y a la atención con cita previa; los eventos masivos alrededor del libro se cancelaron; las programaciones culturales para difundirlos tratan de mantener el ritmo, pero la oferta es mucha; el transporte de libros entre países sufrirá modificaciones. La pandemia produjo cambios en las instrucciones, pero por ahora tendremos que descubrir, con curiosidad, cuál será el contenido de todo esto. Y para eso, los editores tendremos que seguir examinando el presente acudiendo al pasado. El futuro, por ahora, no ha llegado. Los libros no se irán a ninguna parte.

JUAN DAVID CORREA
Editor y escritor

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.