Amanda Gorman, poesía para la esperanza

Amanda Gorman, poesía para la esperanza

Sobre la obra de esta poeta de 22 años que conmovió al mundo durante la posesión de Joe Biden.

Amanda Gorman creció en Los Ángeles y su mamá es maestra escolar.

Amanda Gorman, nacida en Los Ángeles, ha estado vinculada desde muy joven a diferentes actividades sociales y culturales.

Foto:

Efe

Por: Federico Díaz-Granados
13 de febrero 2021 , 11:00 p. m.

El pasado 20 de enero, después de que Joe Biden pronunciara su discurso de posesión, la joven poeta Amanda Gorman se acercó al escenario y leyó su poema The Hill we Climb (La colina que subimos). Su lectura, su presencia y su arrollador carisma llevaron a que fuera esta poeta la que se robara el show de la ceremonia. A los pocos minutos, los medios del mundo hablaban de ella, sus seguidores en redes sociales se multiplicaron (de 48.000 a 3.500.000 en Instagram en dos semanas) y sus libros empezaron a ser los más vendidos en las librerías de los Estados Unidos y en Amazon.

Así, de un momento a otro todos los reflectores recaían en una nueva figura de la poesía mundial y del activismo en favor de los derechos civiles y raciales de su país.
Entonces comenzó una pregunta: ¿quién es esta poeta que cautivó a tantos en el mundo y que con su poema conmovió a tantos ciudadanos? Es Amanda Gorman, nacida en 1998 en Los Ángeles, que estudió sociología en Harvard y desde muy joven ha estado vinculada a diferentes actividades sociales y culturales junto a su hermana gemela Gabrielle.

(Además: La historia de las mujeres que se volvieron torturadoras de las SS).

Su madre, Joan Wicks, fue la primera en fomentar el amor de Gorman por las palabras. Ella, una devota profesora de inglés en las escuelas públicas de Watts, en el sur de Los Ángeles, le ofreció una manera cercana y diferente de comprender el tema de la educación y la alfabetización en una ciudad tan compleja y de profundas desigualdades. Gorman experimentó desde niña obstáculos en sus habilidades auditivas y vocales y eso la llevó a ser una excelente lectora y escritora. Recitaba a su madre poemas y refugiaba en esos versos aquellas dificultades que enfrentaba al momento de hablar. En una reciente entrevista que le concedió a Michelle Obama en la revista Time (que dedicó su portada a la joven poeta), afirmó: “Para mí, ser capaz de estar en un escenario como poeta de la palabra hablada, como alguien que superó un impedimento del habla, como descendiente de esclavos que habrían sido perseguidos por leer y escribir, creo que simboliza algo que persigue una pasión y que, sin rendirse nunca, puede llegar tan lejos como tus sueños más salvajes”.

Y por eso empezó a escribir poesía: porque tenía que encontrar otra forma de comunicación que no fuera a través de la boca y porque al recitar en escenarios tan exigentes desde muy joven podía hacer énfasis en los sonidos y en la pronunciación. Precisamente con Biden comparte está dificultad. Para Gorman era la pronunciación de la “r” y para Biden el tartamudeo que superó leyendo poetas irlandeses. Con su maestra, su “abuela espiritual” Maya Angelou, compartió el llamado al silencio voluntario como una forma diferente de habitar el lenguaje. Junto con Angelou, Gorman ha sido devota lectora de los poetas negros. Son sus maestros de cabecera que allanaron un camino del cual ella recoge sus mejores frutos: Yusef Komunyakaa, Tracy K. Smith y Phillis Wheatley.

Fue nombrada poeta laureada juvenil de Los Ángeles en 2014 a los 16 años y publicó su primera colección de poesía, The One for Whom Food Is Not Enough, al año siguiente. De igual forma fue nombrada primera poeta laureada juvenil del país en 2017, evento para el cual escribió In This Place: An American Lyric, un conmovedor poema sobre la raza y la civilización luego del convulso verano de Charlottesville. Participó en una lectura colectiva de cartas de Nelson Mandela con su nieta y apareció en la televisión nacional hablando de la equidad en la educación. Leyó su poema Earthrise para Al Gore y como respuesta al cambio climático. Conmocionada por la victoria de Donald Trump, en el 2016 escribió We the people, las primeras palabras de la Constitución de EE. UU., una reflexión sobre quién cuenta y quién no en la democracia americana

Busca un registro personal que funda una épica para el siglo XXI, un testimonio de un tiempo adverso donde todos vivimos tragedias comune

Para Gorman, escribir poemas por una suerte de encargo le permite sumergirse en lecturas e investigaciones sobre los grandes temas que le preocupan. Tiene claro que el registro que le interesa es el conversacional con cierto talante narrativo porque le permite construir un relato honesto de los asuntos que aborda: “La poesía es la lente que utilizamos para interrogar a la historia en la que nos apoyamos y al futuro que representamos. No es casualidad que en la base de la estatua de la Libertad haya un poema. Nuestro instinto es recurrir a la poesía cuando buscamos comunicar un espíritu que es más grande que nosotros mismos”.

Dos semanas después de enamorar al pueblo norteamericano se convirtió en la primera poeta en participar en la transmisión del evento más visto en los Estados Unidos: el Super Bowl. Allí leyó, a través de un video pregrabado, el poema Chorus of the captains (El coro de los capitanes) para celebrar a los tres capitanes honorarios del juego: la educadora Trimaine Davis, la enfermera gerente Suzie Dorner y, del Cuerpo de Marines, el veterano James Martin. Un testimonio conmovedor sobre la pandemia y sus héroes. Dijo Gorman en Twitter: “La poesía en el Super Bowl es un logro para el arte y para nuestro país, porque significa que estamos pensando de forma imaginativa sobre la conexión humana, incluso cuando nos sentimos asilados”.

(Lea también: 'La última cena', obra emblemática de Da Vinci, reabre al público).

Su poesía coloquial involucra elementos del rap, el hip-hop, el teatro, la rima,
la repetición y el juego de palabras. Así busca un registro personal que funda una épica para el siglo XXI, un testimonio de un tiempo adverso donde todos vivimos tragedias comunes. Es una poesía para la esperanza y la posibilidad de creer en un destino jubiloso y más justo para todos. 

FEDERICO DÍAZ-GRANADOS

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.