'Los pájaros nos enseñan a ser más humildes'

'Los pájaros nos enseñan a ser más humildes'

Entrevista con Jennifer Ackerman, autora de 'El ingenio de los pájaros'. Estará en el Hay Festival.

Jennifer Ackerman

La investigadora estadounidense Jennifer Ackerman estudió durante varios años el comportamiento de los pájaros y relató en su libro las extraordinarias capacidades de estos animales.

Foto:

Llewelyn

Por: Alejandra de Vengoechea
27 de enero 2020 , 12:27 p.m.

El libro arranca sin rodeos. “Durante largo tiempo se pensó que los pájaros eran bobos, seres con ojos pequeños y brillantes y el cerebro de un mosquito, reptiles con alas, cabezas de chorlito, pavos que colisionan contra los vidrios de las ventanas, pican en sus reflejos, se posan sobre cables de luz y cometen errores garrafales que los abocan a la extinción. Nuestro vocabulario refleja nuestra falta de respeto por ellos. Cuando alguien fantasea con cosas irreales decimos que ‘tiene la cabeza llena de pájaros’. A las personas cobardes las calificamos de ‘gallinas’ y cuando no afrontamos la responsabilidad por nuestros actos decimos que ‘enterramos la cabeza como una avestruz’. Esa concepción es agua pasada”, sentencia Jennifer Ackerman, que lleva más de treinta años investigando y escribiendo sobre ciencia, naturaleza y biología humana.

En 413 páginas –cien dedicadas a referencias científicas, abundante bibliografía y completas notas sobre los viajes que hizo para estudiar los pájaros–, Ackerman rompe mitos: los pájaros se están convirtiendo en modelos animales maravillosos para entender cómo nuestros cerebros aprenden y recuerdan, cómo creamos el lenguaje, cómo nos ubicamos en espacio y en los grupos sociales. ¿Sabía usted, por ejemplo, que los carboneros tienen tal capacidad de memoria que son capaces de almacenar semillas y otros alimentos en miles de escondites distintos para comérselos más adelante, incluso seis meses después? ¿O que los cuervos de Nueva Caledonia, los más inteligentes de todos los pájaros, fabrican y utilizan herramientas y junto con los seres humanos son la única especie que lo hace? Después de leer este libro usted jamás volverá a ver un pájaro de la misma manera. “Ese era mi objetivo”, dice Ackerman. “Que cuando acaben de leer, los contemplen con otros ojos y los conciban como los inteligentes compañeros de viaje que son”.

¿Uno nace o se hace observador de pájaros?
Crecí en Washington D. C. y era una de las cinco niñas de un padre aficionado a la observación de aves. Así que la mejor manera de pasar tiempo a solas con él era observándolas. Nos íbamos temprano al río Potomac. Mi padre aprendió muy joven de la mano de un hombre casi ciego, Apollo Taleporos, que lograba identificar los pájaros con solo oír sus cantos, sus llamados. Terminé enamorada de ellos, del proceso. Y esa pasión me ha durado toda la vida.


Usted estudió Literatura en la Universidad de Yale y luego hizo una maestría en Inglés. ¿En qué momento se vuelve escritora de artículos y libros científicos?

Toda la vida me gustó escribir. Uno de mis primeros trabajos después de graduarme de la universidad fue para la National Geographic Society. Allí empecé a trabajar en libros, revistas y artículos relacionados con ciencia. Me encantó ese rol de mediadora entre el científico y la persona común y corriente, y lograr explicar la ciencia para todos. Me gustó entender las investigaciones y traducirlas en algo narrativo.

Y entonces decidió que a las aves había que explicarlas…
El primero de mis ocho libros, publicado en 1995, fue sobre naturaleza en la costa Atlántica. Había mucho pájaro involucrado ahí. Desde entonces seguí trabajando sobre diferentes temas científicos, pero siempre me gustó escribir sobre aves. El tema volvió hace unos quince años cuando empecé a leer estudios que sugerían que los pájaros tenían más inteligencia de la que uno hubiera imaginado. Era un asunto que valía la pena explorar.

Cuervo caledonia

Cuervo de Caledonia: fabrican instrumentos con palos, hojas y otros materiales que utilizan para extraer larvas e insectos. Viajan con sus herramientas.

Foto:

Elsa Loissel

¿Por qué siendo los pájaros tan bellos la ciencia empezó a interesarse en estudiarlos desde hace sólo veinte años?
Creo que la razón para que hayamos empezado a investigar el tema de manera tan reciente es que por siglos se malinterpretó el cerebro de los pájaros. Pensábamos que su cerebro era tan pequeño, tan primitivo, que solo podían manejar procesos mentales muy simples. Asumimos que no podían ser muy inteligentes. Luego supimos que su cerebro era altamente eficiente y lleno de neuronas. De hecho, los cerebros de los loros y de los cuervos tienen dos veces más neuronas que el cerebro de los primates con el mismo tamaño. El otro tema fascinante tiene que ver con la manera como se conectan las neuronas en sus cerebros y en los nuestros: son muy similares a pesar de que tenemos una estructura diferente. Por ejemplo, los pájaros aprenden sus canciones de una manera similar a como nosotros aprendemos el lenguaje.

¿Cuál es el rol de los pájaros en el planeta?

Juegan varios roles en la ecología de los ecosistemas que habitan. Son increíbles depredadores y atacan una gran cantidad de animales. Lo fascinante es que estamos empezando a entender de qué son capaces a pesar de lo difícil que puede ser medir la inteligencia de cualquier animal, especialmente de las aves. Cuando definimos qué es inteligencia, tenemos nuestros propios estándares y solemos aplicárselos a otras especies. Pero los pájaros tienen una inteligencia que es muy diferente a la nuestra. Pienso en sus habilidades de navegación. Recorren distancias impresionantes, muchas veces viajando por primera vez, y tienen construido en alguna parte de sus cerebros brújulas naturales comparables a las nuestras, tan tecnológicas como los GPS. Viajan miles de kilómetros y, pese a las tormentas, pueden encontrar su destino. Creo, además, que uno de sus roles en este planeta es hacernos entender que no somos tan especiales. Que necesitamos ser más humildes.

Pájaro Satin

Satin Bowerbird: los más estéticos en el mundo de los pájaros. Los machos hacen sus nidos “robando tesoros”: bolígrafos, cintas, plumas... Les sirven para seducir a las hembras.

Foto:

Joseph C. Boone

Uno de los asuntos centrales de su libro tiene que ver con el calentamiento global y la desaparición de especies porque no van a tener dónde anidar ni qué comer. Puesto que las grandes potencias –China, Estados Unidos, Japón– se están haciendo los de la vista gorda, ¿qué podría hacer la gente del común para proteger los pájaros?
Los pájaros van a estar bajo mucha presión con el calentamiento global y mientras más fuentes de comida tengan, mejor. Hay algo sencillo que puede hacer la persona común y corriente en su jardín: asegurarse de plantar especies nativas porque así garantizamos comida. Las plantas decorativas que tenemos no son nativas y desplazan la comida que los pájaros necesitan. También vale la pena involucrarse en grupos de avistamiento de aves para entender la necesidad de conservación. Hay muchos en Colombia y muy buenos.

¿Cuál es su opinión con respecto al tráfico de aves?
Traficar con especies exóticas es terrible, especialmente con loros, que son aves muy sociales. Han evolucionado de tal manera que viven en manadas y necesitan aliados. Cuando se los saca de su contexto y son aislados como mascotas, es muy duro.

Pajaro Scrubs

Los Scrubs jays combinan inteligencia con habilidades sociales. Cuando alguno de la misma especie muere, hacen funerales parecidos a los humanos

Foto:

Ingrid Taylar


¿Cuáles son sus lugares favoritos para ver pájaros?
Australia. Pasé seis semanas allá el año pasado observando pájaros fascinantes. Voces increíbles, figuras extravagantes. Estuve trabajando en mi próximo libro –El camino de los pájaros: una nueva mirada sobre cómo los pájaros hablan, trabajan, juegan, son padres y piensan– en el cual muestro cómo en los últimos años aprendimos a abrirnos, a reconsiderar las ideas convencionales sobre el comportamiento de los pájaros. Se ha investigado sobre cortejo, amistad, migración en los Estados Unidos. Pero si usted mira afuera, donde la mayoría de las aves viven, se comportan de manera diferente a los pájaros de los Estados Unidos. Por ejemplo: solíamos pensar que eran las aves machos las que cantaban. Y que tenían canciones muy complejas. Pues bien, cualquier persona que vive en Australia sabe que las aves hembras cantan también. Lo hacen en duetos y tienen canciones muy complejas, como la de los machos. Este nuevo libro habla sobre toda una serie de ideas que teníamos preconcebidas. También aprendí mucho sobre la vida secreta de los pájaros.

¿Por ejemplo?
Disfruté investigando sobre cómo juegan los animales. Es un gran misterio. Lo que sí sabemos es que los animales que tienen una larga infancia y juventud son más inteligentes. Tener un periodo juvenil largo genera un efectos en el desarrollo del cerebro. Las aves que aprenden y pasan tiempo con sus padres logran hacer herramientas muy complejas, sofisticadas, a la par de las que usan los orangutanes. Diferentes estilos de herramientas han pasado de generación en generación dando una muy buena definición de lo que es cultura. Los pájaros tienen cultura.

¿Por qué debemos leer sobre ellos?
Para recordarnos lo poco que sabemos todavía.

---Jennifer Ackerman dará la conferencia ‘La genialidad de los pájaros’ en el Hay Festival, el viernes 31 de enero , a las tres de la tarde, en el Hotel Sofitel.

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.