Tras denuncia de racismo, ¿qué dice la ley sobre derecho de admisión?

Tras denuncia de racismo, ¿qué dice la ley sobre derecho de admisión?

Darlin Ibargüen denunció haber sido víctima de discriminación en bar de Bogotá. Esto dice la ley.

Darlin Ibargüen denunció haber sido discriminado en bar de Bogotá

Darlin Ibargüen publicó su denuncia contra el bar en redes sociales.

Foto:

Darlin Ibargüen

Por: ELTIEMPO.COM
01 de abril 2019 , 05:37 p.m.

El viernes pasado, Darlin Ibargüen Asprilla publicó un video en sus redes sociales denunciando que, por ser negro, le negaron el ingreso al bar Dembow ubicado en el sector de la 85 en Bogotá. El establecimiento señaló que se reservó el derecho de admisión porque la acompañante de Ibargüen no cumplía con el código de vestuario del lugar.

La situación revive el debate entre los derechos que tienen las personas a no ser discriminadas y al mismo tiempo el derecho y potestad de las empresas de reservarse la admisión de clientes a sus establecimientos.

Si bien es cierto que la Constitución respalda la “libertad de empresa” y que los establecimientos de comercio pueden limitar el ingreso de clientes bajo ciertos parámetros, la ley también es clara en decir que esas potestades no pueden vulnerar los derechos fundamentales de los clientes.

De acuerdo con la ley 1480 de 2011, que modificó el estatuto del consumidor existente desde 1982, entre los derechos de los consumidores está el derecho a la igualdad, que consiste, según el artículo 1.12 en “ser tratados equitativamente y de manera no discriminatoria”.

“Intentamos entrar a la discoteca Dembow, en la 85, y al parecer no me dejaron entrar por ser negro y porque no cumplía con sus códigos de protocolo para dejarme entrar. Es increíble que en pleno siglo XXI sigan pasando este tipo de cosas: que discriminan a las personas por su color de piel, por su apariencia, porque simplemente no cabemos dentro de lo que para ellos es aceptable”, dijo Ibargüen en la grabación.

“Seguimos luchando por construir un país mejor, un país más incluyente, en el que este tipo de diferencias no quepan”, agregó.

Un día después, la administración de la discoteca afirmó en un comunicado que fue a la acompañante de Ibargüen a quien se le negó el ingreso y no a él “dado que no cumplía con el código de vestimenta que se requiere para ingresar, el cual es formal casual”.

“Frente a dicha negativa, la señora, con actitud defensiva y ofensiva, acusó al establecimiento de que la negativa del ingreso se dio por motivaciones racistas hacia su amigo, el señor Ibargüen, desviando la atención de la verdadera razón por la cual se le negó la entrada de ella”, afirmó el bar.

Al respecto, Juan Carlos Villalba, presidente de Con-summa –Liga de consumidores de Bogotá- afirma que el tema “debe mirarse desde el punto de vista de la ley”. En ese sentido afirma que la Constitución, como ley superior, obliga a los comerciantes a respetar los derechos fundamentales de los consumidores; entre ellos a recibir un trato igualitario “sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica”. Además afirma que el estatuto del consumidor protege contra la discriminación.

También señala que el derecho de admisión tiene riesgos “porque hay una línea muy delgada entre ese derecho y una discriminación”. Villalba hace énfasis, entonces, en la importancia de que los establecimientos comerciales informen previamente y de forma explícita a sus clientes cuáles son las restricciones que tienen para acceder a sus servicios, y de esa forma, los clientes “se supone que al pretender ingresar, las aceptan”.

Reitera que los criterios de reserva de admisión deben ser claros. “No se puede poner a una persona cualquiera en la puerta de un establecimiento y que de forma subjetiva, sin haber planteado en ninguna parte el código de vestuario, elija a quiénes deja y a quiénes no deja entrar”.

Villalba concluye recordando que la Superintendencia de Industria y Comercio tiene facultades para atender ese tiempo de situaciones, que pueden terminar con un llamado de atención o una medida de resarcimiento para el cliente si se confirma que hubo una conducta discriminatoria por parte del establecimiento.

ELTIEMPO.COM

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.