Secciones
Síguenos en:
Mamá de 2 niñas, paracaidista y la primera francotiradora del Ejército
Capitán Leidy Patricia Rey Narváez

Leidy Patricia Rey Narváez, capitán del Ejército.

Foto:

Archivo particular

Mamá de 2 niñas, paracaidista y la primera francotiradora del Ejército

La capitán Leidy Patricia Rey es comandante de Compañía y está en la espera de su tercer hijo.

Leidy Patricia Rey Narváez es una de esas colombianas ‘berracas’, echadas para adelante, que trabaja y es madre.

Ella tiene una gran ventaja y es que cuenta con el apoyo de su esposo y su mamá, pero aun así no es nada fácil. Se levanta antes de las cinco de la mañana para atender a su familia, preparar el desayuno y dejar a sus niñas de 12 y 4 años en el colegio.

Su jornada termina sobre las 11 de la noche. Muchas veces las 24 horas del día no le dan para dormir bien, pero Leidy Patricia sabe que sobre sus hombros tiene la responsabilidad de ser ejemplo ante su familia y la sociedad por portar un uniforme militar.

La capitán Rey Narváez Leidy Patricia, como se presenta, nació en Neiva, Huila, e ingresó hace 11 años a la Escuela Militar José María Córdova. Tenía 17 años y recién había concluido la secundaria.

Hice parte del primer grupo de mujeres que ingresaron al Ejército para ser operativas, es decir, ir a zonas de orden público, participar en combates y dirigir la tropa, actividades que eran solo de los hombres”, señaló la oficial.

Rey es la tercera de cuatro hermanos y su mayor orgullo, asegura, es su mamá, de quien dijo que es su ejemplo a seguir y quien le inculcó que “hay que luchar por lo que se anhela, para que los sueños se hagan realidad”, y precisamente uno de esos sueños era hacer parte del Ejército Nacional.

La capitán recuerda que con sus primos jugaban a interpretar los personajes de una serie de televisión de los años 90, ‘Hombres de Honor’, que narraba las historias de un grupo de militares que se jugaban la vida en cada operación.

Me gané el respeto de mis compañeros que de seguro pensaron que por ser mujer no pasaría el curso. Esperaban que me retirara en las primeras semanas, pero no, fui la primera

“Desde esa época me sentí muy atraída por la vida militar, por dejar lo mejor en cada trabajo en bien de la comunidad. Yo no era una niña de jugar con muñecas, pero tampoco era brusca. Tenía claro lo que quería ser”, narra con un tono entusiasta.

Dejó a su familia y se traslado a Bogotá, ingresó a la Escuela Militar, y reconoce que el cambio fue brusco. De montar bicicleta como un hobby, y de practicar deportes enfocados en la defensa personal pasó a una rutina fuerte de ejercicios, a recibir una formación integral que incluía desde el orden cerrado hasta la disciplina castrense.

Leidy Patricia Rey Narváez

Leidy Patricia Rey Narváez es la primera mujer que se graduó como Tiradora de Alta Presición, TAP. En Colombia solo hay dos.

Foto:

Archivo particular

La primera Tiradora de Alta Precisión en la historia del Ejército

Rey, en grado de subteniente, tuvo la oportunidad de postularse para el curso de Tiradora de Alta Precisión, TAP, uno de los cursos de mayor resistencia física y mental de las Fuerzas Militares.

La postulación tenía un valor agregado, pues de ser aceptada, sería la primera mujer en realizar el curso de TAP –más conocidos como francotiradores– en la historia de la institución castrense.

“Eso sí que fue difícil, son dos meses de entrenamiento bajo extremas condiciones, temperaturas bajo cero o en la selva. Yo era la única mujer oficial. Tenía 29 compañeros, todos soldados profesionales que de seguro no daban un peso por mí”, señaló la capitán Rey.

Al principio tuvo problemas con su ángulo de tiro, la base del entrenamiento, pero descubrió que es ambidiestra y que su mano izquierda es la que le da al blanco sin fallar.

El arma que utilizaría en caso de ser necesario para una misión especial la capitán Rey será el fusil de precisión M24 Remintong, calibre 7,62, de fabricación norteamericana. Esta arma tiene un alcance efectivo de 800 a 1.500 metros.

Dentro de su experiencia como TAP, hasta ahora la oficial no ha participado en la 'cacería' de los llamados 'objetivos de alto valor’, pero es claro que de haberlo hecho no puede darlo a conocer porque este tipo de acciones militares tienen el rótulo de ‘seguridad nacional’.

Esta mujer, que se considera experta en la cocina, y que afirma que nadie prepara el sancocho de gallina como ella, fue el primer puesto en el curso de TAP, llegó a los 3.700 metros sobre el nivel del mar y entrenó bajo extremas condiciones.

“Lo logré, me gané el respeto de mis compañeros, que de seguro pensaron que por ser mujer no pasaría el curso. Esperaban que me retirara en las primeras semanas, pero no, fui la primera y eso me hace sentir muy orgullosa”, aseguró la oficial.

Leidy Patricia Rey Narváez

La capitán Rey es además paracaidista y la primera maestra de salto aéreo.

Foto:

Archivo particular

Con cuatro meses de embarazo

La capitán Rey hoy está ubicada en el Batallón de Comunicaciones No 2 en Ibagué, Tolima. Allí es comandante de compañía, y ejerce su rol de mando desde una lado humano, pero estricto.

Hace unos años adoptó a su primera hija, que hoy tiene 12, tuvo su segunda hija hace cuatro años, “y en este momento estoy esperando mi tercer hijo, voy por el cuarto mes de embarazo y estamos muy ilusionados con mi esposo”, asegura.

Y aunque no saben cuál es el sexo del bebé por nacer, solo le pide a Dios que nazca sano.

“Somos cristianos, muy apegados a nuestra fe, y esa fe se la inculco a mis hijas”, resalta la oficial, quien dijo que trabajará hasta el momento que la cojan los dolores del parto.

Su rutina parte de iniciar el día junto a sus hijas. Procura llegar antes de que estén dormidas para ayudarlas con las tareas “para preguntarles cómo estuvo su día”, dice esta madre, que reconoce que está muy atenta a conocer “quiénes son los amigos de mis hijas, con quién se relacionan y cómo pasan su tiempo en el colegio”.

La capitán, además, es paracaidista de combate, jefe de salto y es la primera mujer maestra de salto aéreo. “He saltado 19 veces durante el entrenamiento”, asegura, al resaltar que recibió el reconocimiento del ‘Espíritu Combativo”.

Leidy Patricia es el ejemplo de las mujeres que sobresalen, que hacen las cosas con pasión y que cumplen un rol de madres y profesionales a la máxima potencia.

ALICIA LILIANA MÉNDEZ
JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.