¡Hola !, Tu correo ha sido verficado. Ahora puedes elegir los Boletines que quieras recibir con la mejor información.

Bienvenido , has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil.

Hola Clementine el correo baxulaft@gmai.com no ha sido verificado. VERIFICAR CORREO

icon_alerta_verificacion

El correo electrónico de verificación se enviará a

Revisa tu bandeja de entrada y si no, en tu carpeta de correo no deseado.

SI, ENVIAR

Ya tienes una cuenta vinculada a EL TIEMPO, por favor inicia sesión con ella y no te pierdas de todos los beneficios que tenemos para tí.

Servicios

La travesía de llevar bienestar a familias a orillas del río Orinoco

Foto:

Reproducir Video

La jornada psicosocial se adelantó por dos semanas. 

redacción justicia
Tres de los dientes de Pocoyó, un pequeño marrano de 10 kilos de peso, se encontraban en tan mal estado que el mamífero se lamentaba cada vez que quería comer algo.
Este animal se coló entre las más de 11.000 personas que por primera vez en muchos años tuvieron la oportunidad de recibir atención de profesionales de la salud en una jornada que recorrió las aguas de la Orinoquía.
Las poblaciones beneficiadas fueron Puerto López, Cabuyaro, Puerto Gaitán, Orocué, Santa Rosalía, La Primavera, Nueva Antioquia, Puerto Carreño, Casuarito, lugares históricamente poco beneficiados en atención de salud por su difícil acceso.
En Puerto Carreño (Vichada),  por ejemplo, pedir una cita médica puede demorar entre 10 días y tres meses, eso sin contar las más de cinco horas que se puede gastar solicitando el turno para pedir la cita.
María, una indígena de Casuarito, en Puerto Carreño, llevó a su pequeña hija de 7 años a una revisión odontológica, pues la nutricionista de la Fundación Corazón y Acción por Colombia manifestó que la niña estaba desnutrida, además de manifestar un dolor intenso en su boca.
Lo primero que vio Alejandra, odontóloga voluntaria, cuando examinó la boca de la pequeña, es que todos sus dientes estaban podridos y tenía afectaciones en las encías, por lo que debía extraer todos sus dientes, pues la higiene oral nunca fue buena por la falta de campañas de salud en esta zona a orillas del río Orinoco, además de que solo hay un médico general con escasos y nulos utensilios para brindar una buena atención.
Veterinarios prestaron atención a los animales en las veredas.

Veterinarios prestaron atención a los animales en las veredas.

Foto:Juan Pablo Rueda - EL TIEMPO

Es por esto que la Armada de Colombia decidió emprender la segunda travesía 'Navegando al Corazón de la Orinoquía' junto a la fundación Doctora Clown, Cine Colombia, Fundación Corazón y Acción por Colombia en la que iban médicos especialistas y veterinarios y en la que organizaciones como el banco BBVA y el Éxito se unieron en un recorrido de unos mil kilómetros en tres buques que navegaron los ríos Metica, Meta y Orinoco durante 15 días.
65 Militares Armada Nacional y 62 civiles voluntarios, entre los que se encontraban ginecólogos, oftalmólogos, psicólogos, nutricionistas, odontólogos, médicos generales, payasos humanitarios y personal de Cine Colombia, entre otros, fueron quienes participaron en esta jornada.
De igual forma, los veterinarios que atendieron a Pocoyó participaron de esta travesía.
Para el teniente coronel Luis Fernando Jiménez Torres, comandante de batallón fluvial 51, responsables de la campaña, esta labor es muy especial, pues pese a que sabe que esta labor realizada no alcanza a suplir las necesidades de todos los habitantes de estas poblaciones, es de gran ayuda para los beneficiados.
La familia Vega, residente en el pequeño municipio de Santa Rosalía, agradecieron la atención, tres hermanos que sufren una enfermedad huérfana que atrofia sus extremidades estuvieron dentro de los atendidos. Llegaron en sus sillas de ruedas, en medio de las polvorientas y destruidas calles, empujados por hombres de la Armada hasta la escuela, donde recibieron atención, se llevaron varios kilos de bienestarina e implementos para el hogar y vestimenta.
Centenares de familias se vieron beneficiadas con la labor humanitaria.

Centenares de familias se vieron beneficiadas con la labor humanitaria.

Foto:Juan Pablo Rueda - EL TIEMPO

Todo esto por ser una familia que pese a las dificultades no se rinde, pues por medio de videos de internet, ha aprendido a realizar manillas, collares, aretes y bordar, con lo que logran sobrevivir día a día.
Al final, tras realizar 35.812 servicios de bienestar y entregar 11.422 donaciones, el personal de la Armada y las decenas de voluntarios fueron despedidos en medio de ovaciones y aplausos, pero con el deseo de que retornen pronto, pues las necesidades son muchas.
JUAN PABLO RUEDA
EL TIEMPO.
redacción justicia
icono el tiempo

DESCARGA LA APP EL TIEMPO

Personaliza, descubre e informate.

Nuestro mundo

COlombiaInternacional
BOGOTÁMedellínCALIBARRANQUILLAMÁS CIUDADES
LATINOAMÉRICAVENEZUELAEEUU Y CANADÁEUROPAÁFRICAMEDIO ORIENTEASIAOTRAS REGIONES
horóscopo

Horóscopo

Encuentra acá todos los signos del zodiaco. Tenemos para ti consejos de amor, finanzas y muchas cosas más.

Crucigrama

Crucigrama

Pon a prueba tus conocimientos con el crucigrama de EL TIEMPO