Con estos audios, la Policía alerta sobre modalidad de estafa

Con estos audios, la Policía alerta sobre modalidad de estafa

Las llamadas extorsivas se realizaban desde el patio 4 de la cárcel La Modelo de Bogotá.

Modalidad de extorsión carcelaria

Los celulares y simcards incautadas pasan al ciber Gaula para extracción y análisis de información.

Foto:

Gaula Policía Nacional

Por: Justicia
20 de febrero 2020 , 10:27 a.m.

De llamadas vía celular o telefónica en las que afirmaban "tío me capturaron llegando al aeropuerto porque tenía un arma", al "felicidades, se ganó 10 millones de pesos por ser cliente fiel", se pasó a una modalidad más sofisticada para robar y estafar a incautos ciudadanos en Bogotá.

Así lo dio a conocer el director del Gaula de la Policía Nacional, general Fernando Murillo, al prender las alarmas con una modalidad de estafa detectada, que incluye la utilización de una red social y el envío de una falsa encomienda de un familiar residente en el extranjero.

De acuerdo con las denuncias instauradas, el Gaula de la Policía, empezó a establecer un posible modus operandi, y el perfil de las víctimas, personas de clase media y alta que pueden tener algún familiar en el exterior.

Los expertos del Gaula conformaron un grupo especial con hombres de investigación criminal y el Cibergaula, quienes establecieron cuál era el protocolo que estos delincuentes desarrollaban para engañar a las víctimas.

(Le puede interesar: Capturan a concejal que habría extorsionado para disidencia de Farc)

En falso empleado de la empresa llama a confirma la encomienda

"Lo primero que se identificó es que los delincuentes, en cada llamada, tenían un libreto inventado, porque a cada posible víctima le decían prácticamente lo mismo, y a partir de allí, logramos establecer que las llamadas las realizaban desde una cárcel", aseguró el general Murillo.

De igual forma, se estableció, que con base en una labor previa, los delincuentes ubicaban a sus posibles víctimas a través de una red social. "Allí, de acuerdo a la información que se publica, establecían si el usuario tenía algún familiar en el exterior, y abrían una segunda cuenta a nombre de ese familiar", señaló el director del Gaula.

Libreto

En la hoja, está escrito lo que el delincuente le decía a cada víctima, fue incautada en los allanamientos en La Modelo.

Foto:

Gaula Policía Nacional

De acuerdo con los investigadores, una vez se lograba el contacto a través de la red y se ganaban la confianza de la posible víctima, "le pedían el favor de recibir una encomienda, la cual sería enviada por medio de una empresa de transporte aéreo con todos los gastos pagos.", dijo uno de los investigadores del caso.

La víctima aceptaba hacer el favor, y daba sus datos personales para que llegara la encomienda. Dirección, cédula, un número de contacto, lo que le facilitaba el accionar a los delincuentes.

Pasado un tiempo llamaban a la víctima -supuestamente de la empresa transportadora-  a confirmarle que el envío había llegado al país. En la llamada le advertían que tenían una "encomienda represada sin autorización de entrega, por diferentes problemas generados, entre ellos (gastos adicionales que se habían generado por el peso y dimensión de dicho elemento), a lo que le exigían el pago de aranceles e impuestos adicionales o se verían en la obligación de dar el reporte a la Dian", dijo el general Murillo.

La víctima, en algunas ocasiones, accedió a realizar dicho pago, por un monto aproximado al 10 por ciento del valor de la encomienda.

"El acceder a ese pago los hacia vulnerables para obtener más dinero, y era cuando recibían otra llamada, de un supuesto funcionario  de la Dian, el cual aseguraba que había sido reportado/a por la empresa de carga, por unos elementos recibidos en los cuales se habían encontrado elementos ilícitos, tales como divisas o elementos no reportados ante las autoridades aduaneras", dijo el investigador.

Y con esa información intimidaban a la víctima hasta con la amenaza de enviarla a la cárcel sino accedía a un acuerdo de pago, entre uno y tres millones de pesos.

Desde la cárcel La Modelo de Bogotá se realizaron las llamadas

Los agentes del Gaula lograron establecer, de acuerdo a la investigación realizada, que las llamadas se realizaban desde el Patio Cuatro de la cárcel La Modelo de Bogotá.

Se realizó una gigantesca operación al interior del patio, donde se encuentran más de 800 internos, y se incautan "10 libretas con nombres y pagos, 240 sim cards, 8 equipos de comunicación y 5 microSD", que quedaron bajo custodia del Ciber Gaula, el cual se encargará de extraer la información, dijo el general Murillo.

Allí se presume estaría el listado de las personas, a nivel nacional, que pudieron ser víctimas de las estafas.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.