Secciones
Síguenos en:
Desafíos que afrontan las mujeres en medio de la crisis por covid-19
AUTOPLAY
Conversatorio desafíos mujeres pandemiaConversatorio desafíos mujeres en medio de la pandemia.
Protesta contra feminicidios en Cali

Introduzca el texto aquí

Desafíos que afrontan las mujeres en medio de la crisis por covid-19

articulo patrocinado
No es hora de callar patrocinado

Incremento de feminicidios, desempleo y desigualdad en las tareas del hogar, algunos de los retos.

La crisis por la covid-19 ha afectado, indudablemente con mayor impacto, a las mujeres. Esa fue una de las conclusiones del seminario ‘Pandemia en América Latina: una emergencia de género’, organizado por la Fundación Gabo en alianza con Oxfam, una organización mundial que lucha contra la desigualdad e injusticias de la pobreza.

En el encuentro, en el que participaron Corina Rodríguez, economista e investigadora del Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas (CIEPP) de Argentina; y Jineth Bedoya, periodista y directora de la campaña No Es Hora De Callar, más de 70 periodistas de la región reflexionaron sobre sobre los retos que deben enfrentar las mujeres y niñas en medio de la pandemia.

(Lea también: Tres meses sin respuestas por el feminicidio de Luisa Fernanda)

Uno de estos desafíos es la redistribución de los trabajos de cuidado. Para Rodríguez, la necesidad de atender a las personas enfermas, de cuidarse los unos a los otros para evitar contagiarse del coronavirus y de otras enfermedades, fueron factores que expusieron la relevancia de estas labores.

Bedoya llamó la atención sobre el hecho de que 7,1 millones de mujeres realizan labores del hogar, en contraste con poco menos de un millón de hombres. La cifra, publicada en la última Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH), realizada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), revela que en junio de este año hubo un aumento de 1,6 millones de mujeres dedicadas a estos oficios.

Sumado a esto, de acuerdo con un estudio realizado por ONU Mujeres, basado en la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo del 2016-2017 hecha por el Dane, las mujeres invierten hasta 7 horas y 14 minutos cada día en todas las labores no remuneradas del hogar. Estas son, por ejemplo, cocinar, limpiar, ayudar a comer, bañar, vestir, cuidar a una persona, entre otras. En comparación, los hombres dedican 3 horas 25 minutos a este trabajo cada día.

(Le puede interesar: Ejército responde a casos de niñas indígenas embarazadas)

“Quedó expuesta la manera injusta en que socialmente se distribuyen las tareas de cuidado. Esto, además, es un vector de reproducción de las desigualdades”, indicó Rodríguez. La inequitativa distribución del trabajo doméstico es un problema que sucede en Colombia y en todos los países de la región.

Las precarias condiciones laborales que enfrentan las mujeres también son un factor que incrementa la brecha de género en la pandemia. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 126 millones de mujeres trabajan de manera informal en América Latina y el Caribe, lo que ha hecho que muchas se vean imposibilitadas para generar ingresos debido a las medidas restrictivas. A su vez, en Colombia, para el trimestre de abril a junio de este año, la tasa de desempleo de las mujeres fue de 24,6 por ciento, mientras que para los hombres fue de 17,4 por ciento.

“Lo que hemos tratado de hacer visible desde la economía feminista durante años, esta pandemia lo evidenció en pocos meses”, añadió la académica.

Quedó expuesta la manera injusta en que socialmente se distribuyen las tareas de cuidado

Violencias exacerbadas contra las mujeres

Otro de los desafíos que han tenido que enfrentar los Estados es el incremento de la violencia de género. Este problema, que existía antes de la aparición de la covid-19, se ha agudizado en los últimos meses. La crisis ha evidenciado la urgencia de medidas para ayudar a las mujeres y niñas que afrontan estas agresiones, por lo que Bedoya y Rodríguez instaron a ejecutar políticas para hacerle frente a este flagelo.

Uno de los delitos de más alto impacto es el feminicidio. En lo corrido del año, No Es Hora De Callar ha documentado 138 casos de mujeres y niñas asesinadas en razón de su género en Colombia; la mayoría se perpetraron durante el periodo de aislamiento nacional. México, por su parte, es el país con mayores casos en la región: entre enero y junio de este año se han registrado 489 feminicidios. En Argentina han sido asesinadas 160 mujeres y niñas.

“Estos son casos que tienen nombres y rostros. El llamado desde el periodismo es a que no nos dediquemos solamente a contabilizar las cifras, porque se seguiría deshumanizando lo que ocurre realmente con las víctimas”, expresó Bedoya.

(Además: Explotación sexual de niñas, activa durante aislamiento)

Además, alertó sobre el incremento de las llamadas a las líneas de orientación a mujeres víctimas de violencia. Entre el 25 de marzo y el 2 de julio, la Línea 155 recibió 11.959 solicitudes, en contraste a las 5.192 atendidas en el mismo periodo del 2019. Esto significa que hubo un aumento del 130 por ciento frente a las llamadas recibidas el año pasado.

La periodista recordó que este canal sigue disponible para todas las personas que lo necesiten. Además, llamó la atención sobre el rol fundamental que tienen los medios de comunicación para informar sobre estas herramientas.

Así mismo, la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes no solo aumentó, si no que la pandemia evidenció nuevas modalidades para realizar este delito a través de servicios webcam. Hasta el 9 de junio del presente año, la Policía Nacional atendió 489 casos de menores de edad que eran explotados sexualmente. En uno de los operativos que las autoridades llevaron a cabo en mayo de este año, en el departamento del Meta, se rescató a una menor de edad víctima de explotación sexual en un estudio webcam.

(Más noticias: ‘No puedo salir sola y siento miedo: mi agresor está libre’)

Frente a este panorama y los desafíos que deben afrontar mujeres y niñas, Bedoya dio una serie de recomendaciones para comunicar adecuadamente. Priorizar los temas sobre violencia de género, hacer reportajes sobre la realidad de las mujeres en esta pandemia y comunicar las líneas y lugares de apoyo para ellas son algunas de estas sugerencias.

La directora de No Es Hora De Callar explicó que el enfoque de género es transversal a todos los temas, por lo que los medios de comunicación deben tomarse en serio su rol a la hora de informar.

NO ES HORA DE CALLAR

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.