En 2018, otros 1.050 nombres a lista de los muertos que nadie reclama

En 2018, otros 1.050 nombres a lista de los muertos que nadie reclama

Medicina Legal tiene 20 mil cuerpos, entre identificados y NN, 'pendientes de entrega'. 

desaparecidos

Por años, familiares de los desaparecidos han esperado respuestas sobre la suerte de sus seres queridos.

Foto:

Archivo Particular

Por: Jhon Torres y Angie Michell Quiñones
Periodistas de EL TIEMPO
 
29 de diciembre 2018 , 09:45 a.m.

Cada día de este 2018 que termina, al menos tres de las personas que fallecieron en el país entraron a la lista de los muertos que nadie reclama: los que a pesar de haber sido plenamente identificados por el Instituto de Medicina Legal nunca fueron buscados por sus familiares o allegados.

A septiembre de este año, la estadística iba ya en 1.049 casos. Son más de 6.200 en la última década, y la cifra del 2018 no solo es la mayor desde que se llevan registros sino que duplica la del 2015. Un drama que va en aumento amarrado no solo a la violencia sino a la pobreza y al abandono familiar que, según los propios forenses, terminan por revictimizar a los muertos en Colombia.

En la última década, el Instituto completa ya casi 20 mil cuerpos, entre plenamente identificados y los NN (del latín 'No Nomine'), "pendientes de entrega". Están en bóvedas de cementerios públicos o en los depósitos de cadáveres, esperando algún deudo. 

El cruce entre esa base de datos y la de las más de 97 mil personas que siguen desaparecidas en Colombia desde que se denunció el primer caso, en 1938, es clave para un país que pretende empezar a cerrar los dolorosos capítulos de sus violencias. 

Desde hace  varios años, gracias a la labor del Instituto de Medicina Legal, existe un registro público de los cadáveres a los que se les ha practicado necropsia. Ese registro puede ser consultado en línea desde la página web de EL TIEMPO a través del proyecto.Los Muertos que nadie reclama.

Esta alianza permite que desde la página web más visitada del país cualquier persona pueda consultar en tiempo real y con un solo dato -un nombre, un apellido o el número de cédula- las bases de datos de Medicina Legal. Si la búsqueda es positiva la herramienta entrega además el número de registro de fallecimiento y los datos de contacto de la autoridad que puede informar de la disposición final de los restos, para proceder a la entrega a sus familiares. 

Este año se han reportado 6.003 casos de personas desaparecidas (50 de ellas en el extranjero), de acuerdo con las estadísticas del Sirdec, el sistema oficial de registro y búsqueda manejado por el Instituto de Medicina Legal. Casi 2 mil se habían ido voluntariamente de sus hogares y ya aparecieron; otros 110 estaban muertos. 

En 80 años se han denunciado más 141 mil casos, y en poco más de 37 mil de ellos la persona apareció tiempo después. En cerca de 7.400 casos el desparecido estaba muerto (ese listado también puede ser consultado en línea en las bases de datos de Medicina Legal). Del resto, 97 mil personas, simplemente no hay ninguna noticia, ni buena ni mala.  

Bogotá (29%), Antioquia (13%) y Valle (9%) concentran la mayoría de las denuncias, lo que coincide con la alta  densidad poblacional.  Y algunos de los departamentos más golpeados por la violencia de guerrillas y 'paras', como Meta, Putumayo, Nariño y Magdalena aportan al menos uno de cada 10 casos de desaparición.

Pero la magnitud del fenómeno asociado al conflicto puede desbordar todas las previsiones, más ahora que los desmovilizados de las Farc deben empezar a confesar sus crímenes ante la JEP y, también, porque se espera que familias de zonas controladas por esa antigua guerrilla que no denunciaron por temor por fin estén dispuestos a reclamar por sus desaparecidos. 

De hecho, el Centro de Memoria Histórica habla de al menos 82.998 familias colombianas afectadas por la desaparición forzada de un ser querido entre 1958 y noviembre de 2017, un año después de la firma de la paz con las Farc.

Según la Comisión,  que recabó datos de la Fiscalía y de la Unidad de Víctimas, los casos en los que se denunció un posible perpetrador (poco más de la mitad del total) señalan que los grupos paramilitares (26.475 casos; 62,3%): las guerrillas (10.360 casos;  24,3%), los grupos posdesmovilizacion (2.764 casos; 6,5%), los agentes de Estado (2.484 casos; 5,8%); y los agentes de Estado con grupos paramilitares (388 casos; 0,9%) fueron los responsables de las desapariciones forzadas. Hay al menos 42.471 casos sin mayores datos. 

Entre 1938 y 1979 la cifra oficial de desaparecidos no superaba los dos dígitos. Hasta ese año se registraban 512 casos en total. Pero desde los 80 las desapariciones aumentaron, de la mano del auge del narcotráfico y de la intensificación del conflicto armado. En este momento hay más de 50 mil investigaciones abiertas en la Fiscalía por desapariciones forzadas. 

Habrá casos en los que no va a ser posible encontrar a los desaparecidos (...) Tenemos muchos casos de personas que fueron arrojadas a ríos


“Habrá casos en los que no va a ser posible encontrar a los desaparecidos. De acuerdo con las informaciones y versiones de postulados tenemos muchísimos casos de personas que fueron arrojadas a los ríos”, aseguró jefe de la Unidad Nacional de Fiscalías contra los delitos de Desplazamiento Forzado y Desaparición Forzada, Elsa María Moyano. La Unidad de Búsqueda de Desaparecidos creada por el acuerdo de paz reforzará a la justicia en la labor de ubicación de los que no volvieron por cuenta de la guerra.

Pero la búsqueda es mucho más amplia. En los últimos diez años se reportaron 29 mil casos de menores desaparecidos, la mayoría de entre 12 años y 17 años. Uno de los casos emblemáticos completa por estos días 4 años: el de la pequeña Paula Nicole Palacios, que tenía 6 años cuando la secuestraron a una cuadra de su casa en Buesaco, Nariño, el 28 de diciembre del 2015. Aunque ya hay condenas por el caso -un hombre que participó en le hecho pagará 37 años de cárcel- no hay aún una pista sobre el paradero de la pequeña. 

Los habitantes de calle y consumidores de droga son también protagonistas silenciosos de este drama. Así, de las 6.873 desapariciones denunciadas el año pasado más de 800 correspondían a personas en esa condición. Y del total de homicidios del 2017 (11.373 casos), más de 600 se cometieron contra adictos a drogas y personas en condición de indigencia.  

Y mientras la mayoría de los colombianos seguimos adelante, casi sin verlas, hay miles de familias que siguen esperando una noticia, así sea la de la muerte de la persona que estaban esperando, para al menos poder enterrarla y hacerle el duelo. 
En Bogotá, según el Sirdec, son 25.189. En la capital se han reportado 41.109 casos  (de ellos, 535 corresponderían a desaparición forzada), y los registros hablan de 14.506 personas que volvieron y  de 1.414 que aparecieron muertas.

​JUSTICIA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.