Así vivió el aislamiento el jefe de operación Júpiter

Así vivió el aislamiento el jefe de operación Júpiter

El coronel Rolando Aros hace un llamado a la unión para enfrentar la pandemia del covid-19.

El coronel Rolando Aros Riaño

El coronel Rolando Aros Riaño, estuvo al mando de la operación Júpiter con la que se rescato un grupo de colombianos en Wuhan (China).

Foto:

Archivo particular

Por: Alicia Liliana Méndez . Justicia
16 de marzo 2020 , 10:04 a.m.

“Gracias papá haber cumplido la misión. Te queremos mucho”, eran las palabras escritas en una cartelera, que se ilustraba con el dibujo de un avión y el mundo, y que fue lo primero que vio al ingresar a su casa el coronel Rolando Aros Riaño, quien estuvo al mando de la operación Júpiter.

El coronel Aros es el más antiguo de los pilotos de la Fuerza Aérea Colombiana, FAC, dedicados al transporte, y conocedor como nadie de la operación del Boeing 767, por eso tuvo a su cargo la aeronave de matrícula FAC-1202, que hace dos semanas trajo al país a 14 connacionales que estaban en Wuhan (China), en el momento que el coronavirus se encontraba en el pico más alto de contagio.

Aros, que ingresó siendo un adolescente de 16 años a la FAC, y que hoy cuenta con 25 años de servicio, recuerda con nostalgia a su papá, Carlos Alberto Aros Ramos, que este 5 de enero cumplió un año de fallecido.

De mi papá aprendí la importancia de la gratitud, de ser generoso y de servir a la comunidad con desprendimiento”, resalta el coronel, y tal vez por eso, por ese deseo de servir a la comunidad fue que ingresó a la institución.

Servicio que se concreto, una vez más, cuando le informaron que estaría a cargo de la operación Júpiter y lo asumió como un reto para recordar “que tenemos que trabajar unidos, y que lo que se está viviendo hoy en el mundo nos debe unir más como país, como comunidad”, puntualiza el oficial.

Nació en Cali, por eso,  su gusto por la música salsa, la de 'golpe', la "salsa vieja como la de los Hermanos Lebrón, Rubén Blades o Willie Colón, esa me gusta mucho", resalta.

Además,  es el mayor de tres hermanos. Afirma que son muy unidos y que a esto se suma el hecho de que comparten su pasión por el América de Cali. “La verdad, muy pequeños nos trasladamos a vivir a La Dorada en Caldas, allí nos criamos y vivimos una infancia muy feliz”, señala.

Y aunque había días de días, puedo decir que me motivaba mucho ver los resultados de la operación, las cosas buenas que como colombianos nos unen”.

De esa infancia recuerda los juegos con balón en la calle, montar en bicicleta y los amigos del barrio.

Vivíamos sin los afanes de ahora, sin celular, y eso es lo que yo quiero recobrar con mis hijos, por eso aprovecho cada instante que tengo libre con ellos para llevarlos al parque, a lugares donde puedan aprovechar y observar la naturaleza”, resalta el oficial.

El coronel Aros señaló que no conoce a ninguno de los colombianos que trajo de Wuhan porque los protocolos de aislamiento no lo permitían, aunque sabe que estuvieron en el mismo lugar los 14 días que tuvieron que mantenerse aislados.

“Durante el viaje de ida y vuelta estaba concentrado en la misión, en cumplir y traer al país a los compatriotas”, relata el curtido piloto, que señaló: “(Durante los días de aislamiento) no me aburrí, la verdad. Estábamos en habitaciones muy cómodas, con buen espacio para ejercitarnos y cumplir con rutinas de ejercicios”.

Tenemos que trabajar unidos, y que lo que se está viviendo hoy en el mundo nos debe unir más como país, como comunidad

Durante esos días, Aros aprovechó para reflexionar, estudiar, “ y aunque había días de días, puedo decir que me motivaba mucho ver los resultados de la operación, las cosas buenas que como colombianos nos unen”.

Resaltó que otra ventaja para ellos, la tripulación, personal médico y los repatriados, fue que siempre contaron con teléfonos e internet, lo que les permitió estar en contacto con sus familias.

"Mi hijo pequeño, de cuatro años, estaba muy contento de ver a su papá en televisión. Cuando hablábamos me pedía que le mostrara si era de día o de noche, muy seguramente tenía en su mente que no estaba en el país", relató el oficial.

coronel Rolando Aros Riaño

Para el coronel Aros, su mayor tesoro, es contar con sus dos pequeños que son el motor de su vida.

Foto:

Archivo particular

El piloto de la FAC reconoció el trabajo del personal de la salud que los acompañó –durante el viaje y el aislamiento– y dijo: “Fueron muy cercanos a nosotros, desde enseñarnos sobre el manejo de los protocolos y la guía médica de atención. Su trato, muy amable con todos; muy profesionales. Eran del Instituto Nacional de Salud y de la Cruz Roja; de verdad, muy agradecido con ellos”.

Frente a la pandemia del covid-19, el oficial reitera que como sociedad, unidos podemos enfrentar está situación que puede ser calificada como crítica. “Hago un llamado a la unión, a aportar lo mejor de cada uno en bien de la comunidad, sin egoísmos”, puntualizó.

El coronel Aros esperaba reunirse este fin de semana en la casa de su mamá con el resto de su familia; estaba ansioso de que le prepararan su plato favorito, los pepinos rellenos, y así relatar una a una sus aventuras durante su periplo por Asia y Europa, y sentir el cariño de los suyos.

ALICIA LILIANA MÉNDEZ
JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.