Propuesta para acabar con la corrupción estatal

Propuesta para acabar con la corrupción estatal

“Para acabar la corrupción, hay que acabar con lo que corroe”

Corrupción en Colombia
Foto:

Juan Carlos Escobar / Archivo EL TIEMPO

Por: Raul Antonio Moncada Moncada 
20 de noviembre 2019 , 03:16 p.m.

Para que haya corrupción se necesitan dos partes, la que corroe y la que se deja corroer, la que corroe se puede presentar, por dos factores, ofrece o porque le exigen, ósea hay corrupción por el que paga y hay corrupción por el que recibe.

Así las cosas, la solución sería acudir a ese planteamiento de los economistas clásicos quienes estaban convencidos de que el Estado no debería intervenir en la economía, y si el estado no interviene no hay mermelada, no hay CVY, no hay coimas, en fin, como se le quiera denominar.

Ósea, para acabar con la corrupción estatal, hay que acabar con la contratación administrativa y si la contratación se acaba, muy seguramente no va a existir tantos candidatos para Presidentes, para Alcaldes, para Gobernadores, para Concejales, Diputados, Senadores, etc. Pues no sería tan llamativo el cargo pues no se tendría el manjar del presupuesto.

Aclarando desde luego que no todos los funcionarios públicos son corruptos porque en el sector privado también se ha aprendido a pedir la coima y su afán de enriquecimiento los ha llevado a crear los denominados carteles.

Si se diera la oportunidad de cambio, se debiera crear los mecanismos respectivos.

Ahora bien, como la corrupción estatal ha sido y es generalizada pues al parecer no hay una sola institución que se salve, sería aconsejable pensar en cambiar la forma como se conforman los poderes públicos.

Solo a título de ejemplo planteo una, pues pueden haber muchas, pero me atrevería a pensar en la siguiente:

Legislativo

De los 33 sectores de la economía se elegirían 4 senadores o representantes por cada sector para un total de 132.

Su elección sería así: los empresarios de cada sector eligen dos y para que haya equilibrio, los trabajadores de cada sector eligen dos.

Para que todos los colombianos estén representados en el congreso por cada grupo social, religioso, indígena etc., se elegirán dos representantes o senadores.

Poder ejecutivo

El presidente de la república se elegiría por voto popular y su postulación saldría de los diferentes grupos sociales y de los diferentes sectores de la economía

Poder judicial

El poder judicial, será elegido por las facultades de derecho de todo el país, donde tendrán participación todos los estamentos que la conforman.

Los órganos de control se elegirán popularmente.

Los periodos de los diferentes poderes serán de seis años sin reelección

Contratación administrativa

Como se anotaba anteriormente sin excepción todos los órganos del estado están corroídos por lo tanto ninguno de ellos hará contratación administrativa, solamente administrarán los recursos para gastos de funcionamiento.

Contratación pública

Si el Estado no interviene en la economía pues no habrá contratación y los recursos de inversión serán administrados por un órgano único e independiente con todas las debidas fiscalizaciones y los órganos de control que se requieran.

Centralización del Estado

Con la reforma a la constitución de 1991 se descentralizó la parte administrativa y con esa descentralización se generó la mayor ambición por ser gobernador, alcalde, senador, diputados, concejal, edil, etc.

En mi modesta apreciación esa ambición que despiertan esos cargos no es por servirle a los departamentos y a los municipios, o a las instituciones, si no es por el manejo de los recursos que le llegan a los mismos.

Estos funcionarios, elegidos se han convertido en un problema jurídico para el Estado, pues ante sus arbitrariedades y malos manejos no es fácil el cambio, por ello es aconsejable la centralización, que si un personaje de ellos la embarra, el Presidente de la República le solicita la renuncia o sencillamente se destituye.

De la misma forma se simplificará su administración y la asignación de los recursos económicos.

Presupuesto general de la nación

La forma como se elabora El Presupuesto debe cambiar sobre todo por la forma como se liquidan los ingresos y gastos.

La ley 38 de 1989 modifico la forma de calcular las partidas que conforman el presupuesto.

En el caso tributario se cambió el termino reconocimiento por el termino recaudo de cada renglón rentístico y si bien la norma prevé que se debe depurar la partida, en la práctica no es fácil.

El presupuesto se organiza por los ingresos tributarios y no tributarios, más un valor estimado por el crecimiento interno bruto que no es otra cosa que la inflación estimada.

Entonces se toman todos los ingresos, pero se desconoce el valor total de las devoluciones por concepto se saldos a favor en rentas, en ventas, en retenciones, por títulos, por actos administrativos etc.

Al determinar una partida incierta contra una cierta que son los gastos siempre va a aparecer un déficit presupuestal y que durante muchos años se ha venido cubriendo con reformas tributarias, con venta de activos, con préstamos internos y externos.

En el caso de la partida de otros ingresos se generan incertidumbres que no son factibles de depurar, ejemplo, si en un año el precio del petróleo aumento en un 30% y al año siguiente baja en un 30% en ese porcentaje quedan desbalanceados los ingresos y por lo tanto habrá déficit fiscal.

Solo con el fin de evaluar lo dicho veamos el caso del año 2019.

El presupuesto para este años era 256 billones de pesos y estaba desfinanciados en 14 billones que aparentemente se cubriría con la reforma tributaria o como se denominó ley de financiamiento y para el año 2020 el presupuesto será de 256 billones más un incremento por lo menos del 4% ósea $266.4 sin embargo el valor del mismo presentado para la aprobación es de $271,7 billones, es decir que el crecimiento fue del 9% de donde se deduce que déficit presupuestal será superior a catorce billones y serán cubiertos con otra reforma tributaria o más venta de activos.

Independientemente de las partidas que se conocen hay otras que se desconocen y que hacen parte de las obligaciones del Estado, ejemplo las que firmo el presidente Santos con las FARC que van hasta 2030, las obligaciones contraídas con Fecode, con la Rama Judicial, ósea en términos prácticos, siempre existirá un hueco fiscal de nunca acabar y es lo que lleva al gobierno a decretar impuestos transitorios que los convierten en permanentes y a crear reformas, tras reformas independientemente del problema social y laboral que se genera por el incumplimiento de los compromisos.

De otra parte, hay que considerar las partidas que por fallos judiciales que se generan contra la nación por la irresponsabilidad de los funcionarios o por complicidad de los mismos, contra los cuales no se genera una repetición, entre

otras cosas, este sistema de generar demandas por generar demandas es otro tipo de corrupción estatal.

Propuesta

1. Estimar unos gastos reales, no los que se arrastran presupuesto tras presupuesto.

2. Estimar unos ingresos tributarios con base en las declaraciones de impuestos.

3. Los ingresos no tributarios se estimen con base en las expectativas económicas y su desviación estimarla por defecto y no por exceso.

4. De los ingresos se debe generar un ahorro obligatorio para cubrir calamidades e imprevistos.

Régimen tributario

El régimen tributario colombiano se parece a una colcha de retazos que para entenderlo hay que tener código y por lo menos las últimas 50 reformas tributarias. Existen por lo menos en Colombia 150 impuestos y por cada impuesto, existen por lo menos 5 sanciones; ejemplo sanción por extemporaneidad, sanción por inexactitud, de corrección, por no contestar requerimiento, por contestar extemporáneamente, por evasión, por no tener la resolución de la facturación, sanción por no expedir la factura o por expedirla mal, sanción por no inscripción, por no tener el Rut, etc. Vale decir nuestros sabios tributarios y nuestros grandes legisladores se volvieron expertos en sancionar, sancionar y sancionar y que decir del código de policía donde por cada artículo hay una sanción.

Todo este régimen sancionatorio obedece al régimen tributario engorroso que tenemos.

Vale decir nuestros legisladores nos tienen impuestos del orden nacional, departamental y municipal y los contribuyentes para poder cumplir deben contar con 3 o 4 contadores y todo un equipo de colaboradores, adicional a esa tarea los contribuyentes deben cumplir la función del Estado, recaudar y consignar los impuestos, y su retribución es el régimen sancionatorio.

Las únicas instituciones que se benefician por el recaudo de impuestos son los bancos.

Ahora hay productos como la gasolina y el café cobre los cuales recaen como 5 impuestos, el precio final es la sumatoria de impuestos más los costos.

Las tasas injustas de tributación retroalimentan al contrabando, a la elusión y a la evasión.

Por lo tanto, la invitación es a crear un régimen tributario justo y fácil de cumplir, ejemplo el impuesto de renta el 8% sobre los ingresos brutos y el que no cumpla no

tiene derecho a los beneficios que otorga el Estado y no puede acceder al sector financiero.

Al igual con el impuesto a las ventas ejemplo el 8% sobe el producto terminado y no una cascada tributaria como la existente.

Así mismo se deben eliminar una cantidad de impuestos que con su recaudo no se cubren ni los costos en que incurren para recaudarlo.

Con el propósito de no transcribir las propuestas que contempla el documento “Un Estado Sin Estado” sobre la salud, educación, seguridad, justicia, cultura, servicios y otros temas que merecen ser tratados dentro de una reforma constitucional, me encantaría conocer la apreciación de tan prestigioso medio de comunicación.

La presente propuesta es presentada por el ciudadano 

RAUL ANTONIO MONCADA MONCADA
Teléfono: 310 2281431

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.