Secciones
Síguenos en:
El ritual de un animero en jornada de exhumación de 100 cuerpos de víctimas
animero puerto berrio

Unidad de Búsqueda de Desaparecidos adelanta importante acción en Antioquia.

Foto:

Captura de video

El ritual de un animero en jornada de exhumación de 100 cuerpos de víctimas

Unidad de Búsqueda de Desaparecidos adelanta importante acción en Antioquia.

Pidió que los restos, adoptados por la comunidad de Puerto Berrío, sean entregados a sus familias.

—Ánimas del purgatorio, ¿quién las pudiera aliviar?
—Que Dios las saque de penas y se las lleve a descansar.
—Dales, señor, el descanso eterno.
—Que brille para ellos la luz perpetua.


Uno. Dos. Tres. Cuatro. Cinco. Seis. Hugo Hernán Montoya campanea seis veces y lanza una oración. Camina frente a los panteones y las tumbas del cementerio La Dolorosa de Puerto Berrío, Antioquia, vestido con una túnica negra que lo cubre de la cabeza hasta los tobillos. En la mano izquierda sostiene una camándula. En la derecha, la campana.

Detrás de él, un puñado de feligreses —varios de los cuales adoptaron a algunos de esos muertos— responde a sus plegarias. Otros recorren el camposanto con la esperanza de que los restos de sus parientes desaparecidos reposen allí.

(Lea además: El pueblo que adoptaba muertos de la guerra comenzará a desenterrarlos)

"En Puerto Berrío tenemos el cementerio más grande del país, que es el río Magdalena", dice Montoya, que lleva 21 de sus 66 años siendo el animero del pueblo.

En esta tierra marcada por la guerra, la corriente del Magdalena arrastró los cadáveres de  decenas de víctimas de los grupos armados, y los habitantes los sacaron del agua, los enterraron y, en algunos casos, hasta les pusieron nombre. Los visitan periódicamente, les llevan flores, cuidan sus tumbas. Y para ciertos pobladores, en agradecimiento por el cuidado recibido las almas de los cuerpos adoptados les han devuelto milagros.

La Unidad de Búsqueda de Desaparecidos adelanta acciones para hallar entre 80.000 y 120.000 víctimas del conflicto en todo el país.

Foto:

UBPD

Pero detrás de ese vínculo que han creado los puertoberreños con esos cadáveres se esconde el drama de decenas de familias que están buscando los restos de sus seres queridos.

Por eso, en parte, el pueblo se dividió en dos bandos cuando la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas (UBPD) priorizó La Dolorosa para adelantar acciones. Unos no querían que exhumaran los cuerpos, y otros decían que tenían el deseo de "entregarlos".

(Lea además: Doce años tras el rastro de un hijo desaparecido y marcado como 'falso positivo')

En Puerto Berrío tenemos el cementerio más grande del país, que es el río Magdalena.

Luego de encontrar consenso, este martes 14 de septiembre la UBPD inició una intervención sin precedentes en el cementerio.

La entidad ya había adelantado dos acciones humanitarias en el marco de las medidas cautelares otorgadas por la JEP al camposanto, y desde esta semana hasta el próximo 26 de septiembre estará trabajando en la recuperación de más de un centenar de cuerpos no identificados que podrían corresponder a víctimas de desaparición del conflicto armado.

En la primera jornada de esta acción, la Unidad de Búsqueda recuperó cinco cuerpos, entre ellos el de una víctima que por sus características podría corresponder a un menor de edad entre los 14 y los 17 años.

"Estábamos esperando a ver cuándo iban a sacar unos restos, para hacerles las pruebas de ADN a ver si encontraban sus dolientes, hasta que por fin se logró en el municipio de Puerto Berrío que esa labor se cumpliera. Estoy seguro de que las almas benditas del purgatorio y los N.N. son las que impulsaron a venir aquí", dijo el animero, quien este miércoles hizo un ritual para que los cuerpos recuperados por la Unidad de Búsqueda sean identificados y entregados dignamente a sus familias.

(Lea también: Tras 18 años de búsqueda, abuela encontró restos de nieto desaparecido)

Para agilizar la identificación de los cuerpos, el equipo interdisciplinario de la Unidad de Búsqueda documentará los hallazgos forenses.

En febrero de 2021, la UBPD protegió y reubicó 416 cuerpos que se encontraban en riesgo de desaparición por la forma en la que permanecían almacenados en el cementerio de La Dolorosa.

En una segunda acción humanitaria realizada en abril, la Unidad de Búsqueda recuperó 43 cuerpos que fueron entregados al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses para su correspondiente identificación.

Según el Centro Nacional de Memoria Histórica en el país se han recuperado, en al menos 190 ríos colombianos, más de 1.080 cuerpos de personas desaparecidas que eran arrojadas por miembros de grupos armado para ocultar la evidencia de sus crímenes.

justicia@eltiempo.com

Lea otras notas de Justicia

-Las claves del decreto que regulará el uso de armas traumáticas

-Gobierno pide a Corte ajustes a ley que prohibió castigo físico a menores

-'Nos han quemado, nos han macheteado': exmilitares presos en Haití

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.