Sor Teresa, la viuda negra del Clan Castaño, le pide perdón a víctimas

Sor Teresa, la viuda negra del Clan Castaño, le pide perdón a víctimas

Fue citada junto a otros vinculados a violento despojo de tierras ejecutado por los paramilitares.

Sor Teresa Gómez.

Sor Teresa Gómez.

Foto:

EL TIEMPO

Por: Justicia
09 de diciembre 2020 , 07:52 a. m.

La Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la Justicia Especial para la Paz (JEP) citó a audiencia a personas vinculadas al grave y violento despojo de tierras que pusieron  en marcha los paramilitares en varias regiones del país.

(Le puede interesar: ¿Por qué la Corte tumbó sobretasa de energía para estratos 4, 5 y 6?)

Entre los citados está Sor Teresa Gómez, la mujer más poderosa de los grupos paramilitares que tenía un nexo familiar con los hermanos Castaño Gil, creadores de las Autodefensas.

Alias La Negra fue capturada en octubre de 2013. La cacería de la matrona de la casa Castaño se extendió a tres departamentos, en donde se escondió durante años, en los mismos territorios en donde los ‘paras’ mandaron por mucho tiempo y hoy están las bandas. La Policía y la Fiscalía hicieron operativos en Tierralta, Nechí, Caucasia, Amalfi (su tierra natal), en varios pueblos de Chocó y en Montería, siempre sin resultados.

Gómez Álvarez nació en Amalfi (Antioquia), la misma tierra que vio crecer el emporio criminal de los hermanos Fidel, Carlos y Vicente Castaño Gil en los años 80. Pese a que no comparte su mismo apellido, se le reconoce como hermana media o una hija adoptiva de las autodefensas.

Su accionar delictivo se concentró en el despojo de tierras, a sangre y fuego. Para ello contaba con el apoyo armado de los ejércitos paramilitares que crearon sus familiares. Su fachada fue la Fundación para la Paz de Córdoba (Fundapazcor). Esta ONG fue creada por los Castaño en los 90 con el fin de legalizar las tierras arrebatadas a los campesinos de Córdoba y Urabá, que terminaron en manos del Fondo Ganadero de Córdoba.

Aunque se cree que nunca patrulló ni comandó operativos armados, en abril del 2006 se desmovilizó como paramilitar raso, pero después eludió la Ley de Justicia y Paz. Como un camaleón se vistió de la banda criminal los ‘Urabeños’ y apareció amenazando a las víctimas que reclamaban sus tierras tras el desmonte de las estructuras armadas de las autodefensas.  

El pedido de perdón

Durante la audiencia Sor Teresa ratificó su compromiso con la verdad y le pidió perdón a las víctimas.

"El proyecto social de las AUC era para beneficiar a nuestro campesinos pero a través de la guerra perdieron su horizonte", dijo la mujer.

Y añadió: "por eso quiero hoy hacer mi compromiso serio y puntual de esclarecimiento de la verdad, restauración y no repetición. Pido perdón a las víctimas por todo lo que pasó allí, así directamente o indirectamente, conociendo o no pido perdón por todos los actos criminales que ellos cometieron. Les pido perdón de corazón a ellos, al país, a Colombia y a todas las víctimas, a todas ellas".

En la audiencia también declaró Benito Osorio Villadiero, exgerente del Fondo Ganadero de Córdoba.

"Cabizbajo, arrepentido y dolido, de corazón con las víctimas de los hechos ocurridos en Tulapas. (...) Pido perdón de corazón como exfuncionario, como colombiano por primera vez ante las víctimas y esta jurisdicción", dijo Osorio Villadiego.

El exdirectivo del Fondo está condenado por el despojo de tierras a campesinos que fueron amenazados por paramilitares.

Benito Osorio Villadiego.

Benito Osorio Villadiego.

Foto:

EL TIEMPO


Según la investigación de la Fiscalía en el año 1997 "cuando el Fondo Ganadero de Córdoba estaba bajo la gerencia de Benito Osorio Villadiego –quien por disposición de uno de los comandantes de las ACCU, Vicente Castaño Gil llegó a ocupar dicho cargo–, se inició la compra sistemática de tierras ubicadas en esta zona del país. En total fueron adquiridos 105 predios, cuyos propietarios y poseedores ya habían sido objeto de desplazamiento forzado y apropiación material por parte de las denominadas autodefensas campesinas de Córdoba y Urabá".

El despojo, explican documentos judiciales, se logró mediante ventas forzadas a precios irrisorios o a través de la venta de derechos posesorios.

"Con ese mismo designio criminal, Salvatore Mancuso Gómez se hizo, a través de un testaferro, Aram Asias Soler, a 16 predios ubicados en comprensión municipal de Tierralta (Córdoba); predios que en el año 2007 pasaron a figurar a nombre del sindicado Benito Antonio Osorio Villadiego, quien los englobó con el nombre El Helicarnazo, y en el curso de este proceso ofreció entregarlos para su restitución a las víctimas.”, se lee en decisiones judiciales.

Así mismo intervino el empresario Luis Gonzalo Gallo Restrepo. quien señaló: "este es un caso emblemático de cómo las empresas, en zonas de conflicto, tienen que tratar a futuro de operar para que estas cosas no se repitan. Presenté una solicitud concreta respecto a cómo se pueden reparar las víctimas".

A la audiencia también fueron citados Jaime Augusto García Exbrayad, Carmelo de Jesús Esquivia Guzmán y Marco Fidel Furnieles Salgado.

Lea otras noticias de Justicia

 @JusticiaET
justicia@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.