Secciones
Síguenos en:
Lo que dijo Lozada en su segunda versión sobre caso Álvaro Gómez
Carlos Lozada (Julian Gallo) y Álvaro Gómez Hurtado
Foto:

Archivo EL TIEMPO

Lo que dijo Lozada en su segunda versión sobre caso Álvaro Gómez

El excomandante Carlos Antonio Lozada mencionó el aparato en audiencia ante la JEP.

Este martes se desarrolla una nueva audiencia por el asesinato del líder conservador Álvaro Gómez Hurtado y otras cinco personas, ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). En la diligencia es escuchado como compareciente el excomandante de la extinta guerrilla de las Farc Julián Gallo, conocido en tiempos de confrontación como 'Carlos Antonio Lozada', quien se ha declarado responsable del magnicidio de Gómez Hurtado.

(Le puede interesar: Exclusivo: lo que Piedad Córdoba dijo sobre el crimen de Álvaro Gómez)

Esta es la segunda vez que el ex-Farc acude a la JEP para dar su versión sobre estos hechos, luego de que en octubre del año pasado los máximos dirigentes de la otrora guerrilla hicieron llegar al tribunal una carta en la que reconocían su responsabilidad en el crimen del líder conservador, así como del profesor Jesús Antonio Bejarano, el general en retiro Fernando Landazábal Reyes, el congresista Pablo Emilio Guarín y los exguerrilleros Hernando Pizarro León y José Fedor Rey (alias Javier Delgado). 

(Lea además: Caso Álvaro Gómez: el jalón de orejas de JEP y víctimas a 'Timochenko')

En la primera versión de Lozada, que se llevó a cabo el pasado 10 de diciembre, el hoy senador del partido Comunes (antes partido Farc) señaló que no tenía mayores detalles sobre todos los asesinatos, pero reiteró que fue él, como comandante de la Red Urbana Antonio Nariño, quien cumplió la orden de Jorge Briceño (el 'Mono Jojoy') de asesinar a Gómez Hurtado el 2 de noviembre de 1995.

(Lea también: Los tres altos mandos de Farc que Lozada vinculó en caso Gómez Hurtado)

En la diligencia de este 6 de abril, la magistratura de la JEP señaló que existen tres hipótesis que maneja la justicia ordinaria sobre el magnicidio, y que de la versión de los ex-Farc solo se tienen testimonios, por lo que es necesario allegar elementos materiales de prueba para confrontar lo que se dice.

Sobre los reiterados cuestionamientos respecto del reconocimiento tardío de estos crímenes (pues algunos se cometieron hace más de 25 años), Lozada, quien militó 39 años en las Farc, dijo que, en su conocimiento, la extinta guerrilla nunca reivindicó un atentado personal, y que incluso "eso iba en contravía  a la propia concepción ideológica-política" de esta organización.

La diligencia del 6 de abril de 2021 es la segunda en la que Carlos Antonio Lozada habla sobre el crimen de Álvaro Gómez y otras cinco personas.

Foto:

JEP

También aseguró que a eso se suman circunstancias particulares que influyeron en la decisión de mantener la autoría de esos asesinatos bajo reserva.

En la intervención del Ministerio Público, Lozada fue cuestionado sobre la dicotomía que se desprende de que, por un lado, las Farc señalaran en sus conferencias y plenos que rechazaban los atentados personales como armas de guerra, y, por otro, que cometieran estos hechos.

Frente a esto, el excomandante aseguró que estas actuaciones deben ser analizadas desde el contexto de la confrontación y la irracionalidad de la guerra, pues no existe explicación lógica para tal dicotomía.

Lozada, eso sí, aseguró que había una decisión de afectar a la clase política contraria a los ideales de las Farc, pero que la determinación de asesinar a una persona estaba en manos del secretariado.

El caso Gómez Hurtado

La magistratura de la JEP, desde el comienzo de la audiencia, fue enfática en pedirle a Lozada mayor compromiso con los aportes de verdad y que entregue pruebas de sus afirmaciones. 

Sobre el caso de Álvaro Gómez Hurtado, el magistrado cuestionó que, aunque el excomandante señala que de conversaciones se concluía que el político conservador era objetivo militar, otros de sus compañeros del secretariado le dijeron a la JEP que no concluían que hubiera una sugerencia de matarlo.

Lozada se sostuvo en que recibió la orden directa del 'Mono Jojoy', en una reunión personal que se sostuvo en territorio bajo el control del Bloque Oriental.

El crimen de Álvaro Gómez Hurtado ocurrió el 2 de noviembre de 1995, en Bogotá.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

El excomandante dijo que 'Jojoy'  enviaba los mensajes por radio y dejaba también un reporte en su computador de los mensajes que se enviaban. 

También señaló que en esa reunión participaron más comandantes de las Farc, quienes pueden dar fe de la declaración de 'Jojoy' sobre los planes de atentar contra Álvaro Gómez Hurtado.

"La gran mayoría de ellos ya no están, murieron en la confrontación, pero de los que están vivos en este momento: Mauricio Jaramillo, Alberto Martínez, Pablo Catatumbo. El resto murieron o no están en el proceso, como el caso de 'Romaña'", dijo.

Por otro lado, el magistrado de la JEP Farid Benavides cuestionó a Lozada sobre una versión según la cual Lozada era un infiltrado en la Red Urbana Antonio Nariño.

Sobre esto, el excomandante guerrillero y hoy senador expresó: "Discúlpeme, pero me da risa. Yo ingresé a la lucha revolucionaria desde los 15 años, a los 17 me fui para la guerrilla, de manera que no tiene ningún asidero. Esa información la diseminó 'Jesus Santrich' y 'Romaña' por acciones que generaron roces y enemistades entre nosotros. Eso llevó a que ellos generaran esa matriz y la alimentaran como una forma de desvirtuar el papel que hemos jugado en este proceso".

Sin embargo, el togado mencionó que existe una versión, de hace varios años, que señala que en una conferencia guerrillera tildaron a Lozada de infiltrado, tema que el ex-Farc dijo no recordar.

Sobre los detalles del atentado para acabar con la vida del líder político, Lozada señaló que no tiene certeza sobre cuántas armas fueron accionadas o cuál fue la estrategia para evitar cruces en la línea de fuego, pero aseguró que lo planeado fue enviar a tres personas, con dos pistolas y una subametralladora. 

El representante de la Procuraduría le preguntó a Lozada si conoce alguna relación comercial entre el bloque Oriental (que financiaba a la Ruan) y el Cartel del Norte del Valle, tema que el excomandante dijo no conocer, por lo que no aseguraba ni desmentía que haya existido tal vínculo.

El Ministerio Público también indagó si es verdad, como señaló otro compareciente, que Lozada emitía documentos anuales sobre la gestión de la Red Urbana Antonio Nariño. El ex-Farc aseguró que en efecto es cierto, y que ese balance debe estar en el computador personal que la Fuerza Pública le decomisó, así como en el del 'Mono Jojoy'.

(En otras noticias: Esposa de Monsalve y Guillén piden ser parte civil en caso Uribe)

Tras una pregunta de Mauricio Gómez, hijo de Álvaro Gómez,  Lozada aseguró que él es la persona de las Farc que mejor conoce el asesinato del líder conservador, y precisó que no se le hizo seguimiento para asesinarlo, sino que solo se conocía que saldría de la Universidad Sergio Arboleda entre las 10 y las 11 de la mañana.

Mauricio Gómez leyó el fragmento de una carta enviada por el Secretariado de las Farc a Gómez Hurtado el 5 de abril de 1985, en la que lo invitaban a conversar a Casa Verde, por lo cual el hijo del político resaltó una contradicción en el testimonio de las Farc de declararse autores del asesinato.

Por su parte, Enrique Gómez, sobrino de Álvaro Gómez, le preguntó a Lozada si él ordenó  el asesinato del líder conservador, a lo que el exguerrillero respondió que participó en la planeación.

Sobre el modus operandi, Lozada aseguró no tener mayores detalles, pero dijo que él no escogió a los sicarios, pues esta decisión estuvo en manos de alias Danilo.

​El ex-Farc negó las versiones que señalan que los guerrilleros lo felicitaron e , incluso, hicieron una fiesta para celebrar el asesinato de Gómez Hurtado.

Los otros asesinatos 

Una de las preguntas de la magistratura fue por qué los ex-Farc eligieron puntualmente esos seis asesinatos para hacer el reconocimiento de su autoría.

"Estaba latente que en el algún momento íbamos a tener que asumir esa responsabilidad. Cuando entregamos el documento dijimos que existe la posibilidad de que demos información sobre otros casos que todavía no se han esclarecido y en los que unidades de las Farc tienen responsabilidad, pero claramente estos eran los casos más sonados".

Sobre el asesinato del profesor Bejarano, el representante de la Procuraduría preguntó a quiénes se les debería imputar por este homicidio. Al respecto, el senador Lozada señaló que las responsabilidades serán aceptadas por los máximos líderes de la extinta guerrilla.

Jesús Antonio Bejarano (1946 - 1999) y el excomandante del Ejército y exministro de Defensa Fernando Landazábal Reyes (1922 - 1995).

Foto:

Cortesía

Frente al crimen del guerrillero disidente Hernando Pizarro León-Gómez, Lozada dijo que no conoce que se le haya hecho un juicio de guerra, como sí ocurrió con su compañero José Fedor Rey.

También señaló que a Pizarro lo asesinó una unidad móvil de la Red Urbana Antonio Nariño, conformada por cuatro personas. "Yo le di la orden al grupo que ejecutó esa misión", dijo Carlos Antonio Lozada, y agregó que se utilizaron uniformes falsos para la operación.

Según dijo, “la unidad de las Farc llevaba una orden de allanamiento de la Fiscalía”, que presentan en la casa para que los dejaran entrar. "En el segundo piso encuentran a Hernando Pizarro y le dicen que vienen a detenerlo, que son de la Fiscalía. Él inicialmente se muestra tranquilo y baja al primer piso. Cuando ya van a salir de la casa, él reacciona. Comienza un forcejeo, él comienza a gritar identificándose y eso lleva a que lo ultimen en la calle”, narró el senador Lozada.

Sobre las armas con las que se cometió el crimen, el ex-Farc dijo que estaba prohibido adquirirlas en el mercado negro, que está infiltrado por inteligencia militar, por lo cual las redes urbanas recibían el armamento desde los frentes rurales. Sin embargo, aseguró que no tiene conocimiento sobre el origen puntual del equipo con el que fue asesinado Pizarro.

(Además: Duras cartas a Fiscalía por supuesto freno a caso Álvaro Gómez Hurtado)

También dijo que el carro Toyota en el que se trasladaron los victimarios fue comprado de forma legal y maquillado para la operación.

Sobre el asesinato del general Fernando Landazábal, Lozada dijo que en los documentos de estudio de la guerrillerada se tenía identificado al alto oficial como un enemigo debido a sus contribuciones de la doctrina militar.

"A raíz del estudio de los textos del general, había conocimiento de la responsabilidad que le competía en esa concepción de seguridad nacional inspiradora de la guerra sucia", dijo Lozada.

El excomandante guerrillero aseguró que el mensaje a través del cual se ordenó el asesinato del alto oficial debe reposar en el computador del 'Mono Jojoy', que está en manos de las autoridades.

En su intervención, los hijos del general Landazábal manifestaron su inconformidad con que se vinculara a su padre con la guerra sucia, y señalaron que se sienten revictimizados por este hecho.

(Siga leyendo: El poderoso armamento de la foto de 'Santrich' y su banda)

Además, uno de ellos, homónimo del alto oficial, le solicitó a la JEP poner la lupa en un dato del que Lozada dijo no tener conocimiento: "Tres meses antes, él (el general) tenía escolta, pero una semana antes de matarlo le quitaron la escolta", dijo.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.