Cerrar
Cerrar
Exparamilitar Salvatore Mancuso le pedirá a JEP que lo escuche como testigo
AUTOPLAY
'Esa es la parte de Farc que estoy aprendiendo a odiar' Timochenko'Esa es la parte de Farc que estoy aprendiendo a odiar' Timochenko.
Encuentro entre Timochenko y Londoño

EL TIEMPO

Exparamilitar Salvatore Mancuso le pedirá a JEP que lo escuche como testigo

El excomandante estuvo junto a Rodrigo Londoño, exjefe de las Farc, en la Comisión de la Verdad.

Este miércoles, el excomandante paramilitar Salvatore Mancuso y el exjefe guerrillero Rodrigo Londoño hablaron sobre su rol en el conflicto ante la Comisión de la Verdad.

(Le puede interesar: ¿De qué hablarán Mancuso y Timochenko en la Comisión de la Verdad?)

Luego de dar varios detalles sobre el funcionamiento de la 'parapolítica', los nexos de las Autodefensas con empresarios, la obtención de armas del grupo, entre otros temas, Mancuso anunció que le pedirá a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que lo escuche como testigo en el caso 03 –sobre 'falsos positivos'–.

Aunque el exparamilitar ha pedido pista en la JEP desde hace años, esta nueva solicitud, al no ser como compareciente, sino como testigo, tiene más posibilidades de dar frutos.

"Hay que esperar a conocer la solicitud formal, para determinar en qué calidad quiere ser escuchado por la jurisdicción, pero si es como testigo es perfectamente viable", le dijo a este diario, off the record, una fuente del tribunal transicional.

Tanto Mancuso como Londoño se conectaron virtualmente a la cita, mientras que en la sede de la comisión estuvieron el padre Francisco de Roux, presidente de la comisión; un grupo de 18 víctimas y algunos comisionados (otros están conectados remotamente).

(Lea además: 'Que dignifiquen a víctimas': de Roux sobre reunión Timochenko-Mancuso)

18 víctimas estuvieron en la Comisión de la Verdad durante el encuentro entre Timochenko y Mancuso.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

 “Ustedes un día tomaron el camino de las armas pensando que era lo mejor que podían hacer y han reconocido sus errores, crímenes de guerra y de lesa humanidad y hoy se la juegan toda por la paz”, dijo el padre De Roux al inicio del encuentro.

¿Por qué se vincularon a los grupos armados?

El punto de arranque del encuentro indagó en las razones de los excombatientes para entrar a la guerra.

Londoño, quien ingresó en 1976 a las Farc, contó que nació en una familia pobre y afectada por la violencia bipartidista, y que empezó a escuchar de su padre las ideas del comunismo, hasta que a sus manos llegaron libros de Manuel Marulanda y Jacobo Arenas y tomó la decisión de entrar a la guerrilla.

Rodrigo Londoño, exjefe de las Farc, participó de manera virtual.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Timochenko resaltó que está en disposición de aceptar de frente las responsabilidades de sus acciones, que "llevaron a una guerra, a que se dieran hechos gravísimos, crímenes de lesa humanidad que iban en contravía de las ideas que nos inculcaron para entrar a esta lucha".

Por su parte, el excomandante de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) arrancó diciendo que él, como muchas de las personas que se vincularon a grupos armados, fueron primero víctimas. En su caso, de extorsión y secuestro por parte de las guerrillas.

"Fui guiado para acompañar, según lo que decían en ese momento, a 'combatir el enemigo de la nación colombiana y fortalecer la institucionalidad y la democracia'. De esa manera ingresé como un civil, apoyando contra la subversión", dijo Mancuso.

"El Estado me empujó a vincularme a las autodefensas": dijo Mancuso en la cita con Timochenko.

Foto:

Juan Manuel Vargas. EL TIEMPO

En su testimonio, contó que en brigadas, clubes de la policía, hoteles y oficinas se fraguaban las reuniones. "Era un miembro de facto del Estado en apoyo a las Fuerzas Militares. En algunos momentos acompañé como guía al Ejército", dijo.

Y contó que después del primer acompañamiento, el mismo Ejército lo persuadió para vincularse.  "A partir de ese momento me dijeron: 'se montó en el lomo del tigre, si se baja, se lo come el tigre. Entre las opciones que tiene usted está seguirnos apoyando, para que sirva de ejemplo ante el resto de empresarios y ganaderos para ganarle la guerra a la guerrilla, o tiene otra opción: venda y váyase'. Esas fueron las causas que me llevaron, empujado por el Estado –al que le pedí protección–, a que me vinculara a estos grupos de autodefensa".

El entramado detrás de la guerra

En un segundo momento, luego de indagar en los factores que llevaron a los excombatientes a vincularse a sus grupos armados, la comisión les pidió dar su testimonio sobre cómo su accionar estuvo relacionado con el poder político  y las instituciones.

Lo que dijo Mancuso

El exparamilitar Salvatore Mancuso reconoció que, una vez las Auc lograron el control territorial de las regiones, tuvieron influencia en la esfera social, política, económica y hasta cultural de estos lugares, intervinieron en la elección de mandatarios e impusieron su orden en los territorios.

También se refirió al genocidio de la Unión Patriótica (UP), movimiento político fundado tras el proceso de paz entre el gobierno de Belisario Betancourt y las Farc.

"Había una preocupación porque decían que la guerrilla tenía un brazo político en la legalidad y que esas personas le pasaban informaciones al brazo armado en la ilegalidad, y el temor de que se convirtiera Colombia en otra Cuba llevó a que desde el Estado se ejecutara esto, y fue Ejército, B2, Policía con Dijín, DAS... tuvimos responsabilidad y yo la he asumido por los miembros de las autodefensas que ejecutaron esas acciones", dijo Mancuso.

La JEP tiene un macrocaso que investiga la victimización a miembros de la Unión Patriótica.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

El exparamilitar negó que las Autodefensas estuvieran al servicio de un grupo político o económico en particular, pero dijo que la vinculación con políticos se dio para poder tener dentro del Estado, supuestamente, para dar respuesta a los problemas de las comunidades.

No obstante, en varios momentos de la diligencia, reconoció la influencia de su organización armada para que políticos alcanzaran sus escaños. "Se hicieron pactos y acuerdos, lo que se conoce como la 'parapolítica': tuvimos alcaldes, gobernadores, diputados, congresistas y hasta presidentes alcanzamos a ayudar a nombrar", dijo.

Sobre las armas usadas por las Auc, Mancuso dijo que de la fábrica Arsenal, ubicada en Bulgaria, trajeron más de 4.000 fusiles y millones de cartuchos. De Centroamérica también llegó igual cantidad, que entró por el golfo de Urabá. Mancuso también dijo que hubo pactos con narcos, a algunos de los cuales les pagaron con droga a cambio de que les consiguieran armas en el mercado internacional.

Mancuso también contó que desde el Ejército, Policía, DAS y la Fiscalía recibían listados de personas que debían ser asesinadas. Incluso, reiteró lo que ya han dicho distintos paramilitares: que en algunas regiones sus comandantes se movilizaban en vehículos de esas entidades del Estado y sostenían reuniones y nexos con sus miembros.

El exparamilitar, además, anunció que le envió a la JEP un oficio para solicitar que sea tenido en cuenta como testigo en el caso 03, que investiga los 'falsos positivos'.

Las declaraciones de Timochenko

El exguerrillero Rodrigo Londoño, a su turno, reconoció que fue "un error gravísimo" haber tomado la decisión de 'generar ingobernabilidad al Estado colombiano' ", a través de la exigencia de renuncia a  candidatos y mandatarios.

Además, aceptó que violaron las normas del derecho internacional con un sinnúmero de tomas guerrilleras, que no tuvieron planeación y dejaron graves afectaciones en las poblaciones.

Sobre las armas, contó que cuando llegó a las Farc, a finales de la década de 1970, la mayoría de los guerrilleros estaban desarmados y que muchos, como él, tenían machetes. Luego, sostuvo el excombatiente, se empezaron a obtener en combates y robos a miembros de la Fuerza Pública, hasta que mejoraron las finanzas de las Farc y empezaron a conseguir armas en el mercado negro.

Sobre las masacres cometidas por las guerrillas, Timochenko dijo que en la octava conferencia se prohibieron las acciones que afectaran a la población civil y se establecieron sanciones para quienes las cometieran, pero reconoció que estos hechos ocurrieron.

"Esa es la parte de las Farc que yo estoy aprendiendo a odiar, porque no le cabe a uno en la cabeza que hubiéramos realizado a nombre de las Farc lo que se hizo", dijo Londoño.

Y agregó: “Ahora nos preguntamos: ¿fueron necesarias tantas víctimas? La guerra no tiene lógica y en su momento no nos dejó pensar en el daño que estábamos haciendo y se dieron situaciones de las que no nos podemos sentir orgullosos”.

justicia@eltiempo.com

Lea otras noticias de Justicia

-JEP llama a actual comandante de batallón por 'falsos positivos'

-¿Qué penas pueden recibir los responsables de los desórdenes en El Campín?

-La verdad de Mancuso y la ficha con que 'exparas' podrían llegar a JEP

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.