Secciones
Síguenos en:
La puja por la presidencia de la JEP
Patricia Linares

El magistrado Eduardo Cifuentes (tercero, de izquierda a derecha) es uno de los que suenan para reemplazar a Linares.

Foto:

JEP.

La puja por la presidencia de la JEP

La presidencia de Patricia Linares termina en noviembre, pero ya suenan nombres para reemplazarla.

La magistrada Patricia Linares, de la Sección de Apelación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), termina sus tres años de presidencia de esa justicia en noviembre próximo. De manera excepcional, y por ser la primera presidenta, el reglamento interno de la JEP establecía su periodo para tres años que ya terminan, por lo que ya se mueven nombres para su reemplazo.

De aquí en adelante, las presidencias de la JEP se ejercerán por dos años. El organismo encargado de elegir a quien ejerce ese cargo es el plenario de la jurisdicción, conformado por todos los magistrados de las salas de justicia y del Tribunal para la Paz. De continuar las restricciones vigentes por la pandemia, esa elección se realizaría de forma virtual.

Según fuentes consultadas por este diario, la actual presidenta ya está promoviendo un nombre para que sea su reemplazo como cabeza de la JEP. Aseguran miembros de esa jurisdicción que se busca que esta elección no sea un proceso de muchos nombres, sino que el plenario se ponga de acuerdo y, por unanimidad, apunte a escoger uno. Este sería el del magistrado Eduardo Cifuentes, quien también es de la Sección de Apelación.

Aunque en las altas cortes suele rotarse la presidencia entre salas, más por protocolos informales que por reglamento, si Cifuentes es elegido como presidente de la JEP, esta responsabilidad seguiría en la misma sala de la saliente presidenta, lo que ha generado molestia entre magistrados de otras salas.  Además, según fuentes consultadas, Cifuentes es muy cercano a la presidenta Linares.

Lo cierto es que en el reglamento de la JEP no hay ninguna disposición que indique que la presidencia se deba rotar entre salas y secciones, ni nada similar.

EL TIEMPO conoció que el nombre de Cifuentes es bien recibido por varios de los jueces de la Justicia Especial de Paz, debido a su larga trayectoria, “libre de tachas”, según dijo uno de ellos, en la cual ha pasado por varias de las más altas dignidades para un juez colombiano.

Así, los cuestionamientos que se vienen escuchando no están asociados al candidato sino a la forma como se estaría promoviendo su elección, sin dar oportunidad a la aspiración de otros magistrados.

Eduardo Cifuentes, payanés de nacimiento, es doctor en derecho de la Universidad Complutense de Madrid. Fue magistrado de la Corte Constitucional, conjuez del Consejo de Estado, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de los Andes, miembro del grupo nacional de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, director de la División de Derechos Humanos de la Unesco, entre otros cargos. En la JEP ya fue presidente de la Sección de Apelación.

(Lea también: ‘Se está ejerciendo una presión indebida a la JEP’: Patricia Linares)

A pesar de que esta carrera le significa apoyos y legitimidad dentro de la JEP, hay quienes no están de acuerdo con el mecanismo usado que incluye supuestas reuniones de Linares con los integrantes de las demás salas promoviendo que solo se presente un candidato a la presidencia. Personas consultadas en la JEP señalan que es mejor que en el proceso surjan varios nombres y el plenario sea el que escoja.

Otra fuente aseguró que “internamente no hay ninguna prevención protocolaria” y que hay “una muy buena energía pensando en lo que sea mejor para la jurisdicción”. Incluso, dijo que la ventaja es que hay “muy buenos perfiles” para ocupar la presidencia de la JEP.

Según el reglamento interno que se dio la JEP en el 2018, la presidencia y vicepresidencia de la JEP se deben elegir entre los magistrados que integran el plenario y un vicepresidente no puede ser elegido como presidente en el periodo siguiente. Esto significa que la magistrada de la Sala de Amnistía o Indulto Xiomara Balanta, actual vicepresidenta, no puede ser elegida como presidenta.

Todos los demás nombres pueden estar sobre la mesa. Otras fuentes consultadas mencionaron otros candidatos que consideran viables para ejercer la presidencia, que es la representación social e institucional de la JEP y la vocería de la misma, además preside el Órgano de Gobierno de la jurisdicción, según el mismo reglamento.

Uno de esos nombres es el del magistrado Danilo Rojas, actual presidente de la Sección de Apelación, quien tuvo una larga trayectoria como consejero del Consejo de Estado y fue uno de los fundadores de la organización Dejusticia, de la cual se retiró en 2019.

Otro nombre que se baraja en las fuentes consultadas es el del magistrado Alejandro Ramelli, actual presidente de la Sección para casos de Ausencia de Reconocimiento.

Ramelli, además de haber sido magistrado auxiliar de la Corte Constitucional y del Consejo de Estado, fue el creador y director de la Unidad de Análisis y Contexto de la Fiscalía General, desde donde se distanció del entonces fiscal general, Eduardo Montealegre, por el escándalo de los contratos a la politóloga Natalia Springer.

(De su interés: UNP dice que no tiene dinero para cumplir orden de la JEP sobre exFarc)

Además, Ramelli ha sido uno de los magistrados más mediáticos, en virtud de los procesos que lleva adelante su sala, pues es de allí que han salido las medidas cautelares de protección a lugares donde habría víctimas de desaparición, así como el proceso judicial que llevó a descubrir la existencia de fosas en el cementerio católico Las Mercedes, en Dabeiba, con presuntas víctimas de ejecuciones extrajudiciales.

Debido a las responsabilidades que implica la presidencia, el reglamento establece que al juez que la ejerce se le reduce el reparto de procesos en 75 por ciento, por lo que quien sea elegido o elegida tendría que soltar una buena parte de la carga que tiene en su despacho para dedicarse a labores de orden más político.

Esto no es menor, de cara a una justicia cuya legitimidad está en consolidación ante el país y que suele recibir ataques de orden político debido a la complejidad de su labor juzgando los peores crímenes y sus máximos responsables en el conflicto armado.

(También le recomendamos: JEP ordena búsqueda de desaparecidos en La Escombrera de la comuna 13)

JUSTICIA
Twitter: @JusticiaET
Justicia@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.