Una conversación ‘clandestina’ para evitar las guerras por el agua

Una conversación ‘clandestina’ para evitar las guerras por el agua

Un proyecto artístico propone hablar de este problema en un ‘mercado’ con más de 60 expertos.

Mercado Clandestino del Conocimiento

Así lucen los mercados del conocimiento útil y no útil. El que se hará en Bogotá será el número 22.

Foto:

Academia Móvil de Berlín.

Por: Juan David López Morales
21 de noviembre 2019 , 02:35 p.m.

La guerra deja a su paso una desconfianza que se traduce en el silenciamiento de las conversaciones públicas. Tal vez se siga hablando, pero entonces, las conversaciones se vuelven clandestinas. Aquello que se considera oficial, se restringe, pero los relatos encuentran alguna forma para emerger, para seguir reivindicando un espacio en el mundo.

Así se explica que este sábado 23 de noviembre, en el teatro Faenza, en Bogotá, se realice por primera vez en América Latina el Mercado Clandestino de Conocimiento y No-Conocimiento Útil, un proyecto artístico que reunirá a más de 60 expertos con los que cualquier asistente podrá tener una conversación de 30 minutos a cambio de 1.000 pesos.

A los expertos invitados los une un tema en común: el agua. Por eso, el mercado toma el nombre ‘De culturas anfibias, puertos de contenedores y tumbas líquidas: relatos colombianos en torno al agua’, porque el pasado, presente y futuro de la vida y los conflictos del país está atravesado por ese recurso natural.

“Decidimos no tomar un tema asociado al dolor y al pasado, sino un tema que creemos que es potencialmente el facto de convivencia en los territorios en los años que vienen. El agua es hoy, y lo ha sido en el pasado, uno de los factores principales del conflicto en los territorios”, explica Marta Ruiz, comisionada de la Comisión de la Verdad y encargada del concepto del mercado clandestino junto a Hannah Hurtzig y Karin Harraser, integrantes de la Academia Móvil de Berlín.

Además, se sentarán a hablar personas con perfiles tan diversos que resulta “totalmente improbable que se pudiera encontrar en un lugar a hablar sobre esos imaginarios del agua y sobre lo que significa el agua en sus comunidades es una cosa potente como un evento simbólico de cómo se construye un relato común”, dice Ruiz.
Se trata de un espacio informal, como ir a la plaza de mercado de Paloquemao, en Bogotá, a la Minorista, en Medellín, al Mercado Público de Barranquilla o a la Alameda de Cali, solo que “en vez de yuca y zanahoria te están vendiendo discursos sobre el agua”, explica la comisionada.

Y en esos discursos pueden entrar problemáticas como los conflictos que involucran industrias minero-energéticas, el asesinato de líderes ambientales que defienden los páramos y que se oponen a la minería, y un largo etcétera que se ve reflejado en los invitados, que tienen experticias distintas.Así es un Mercado Clandestino del Conocimiento, o 'Blackmarket', como es llamado en Europa:

Así, los asistentes podrán pagar, por ejemplo, para hablar con el exministro de hacienda Rudolf Hommes, quien ha escrito sobre la relación de los pueblos raizales con la pesca, en Providencia, o la abogada Julia Miranda, directora de Parques Nacionales.

Pero del conocimiento especializado podrá saltar al conocimiento empírico y tradicional, como el de Juan Tercero Gamarra, dirigente pesquero de Barrancabermeja, Santander, o Alfonso López, presidente de la Asociación de Pescadores de Chimichagua, en el Cesar. Incluso, se podrá conversar con personajes como el brigadier general de la Infantería de Marina Rafael Colón Torres, sobre el agua como escenario de la guerra.

Y, ¿para qué? ¿Y por qué la Comisión de la Verdad termina involucrada en este proceso? “Para nosotros, imaginar el futuro, poder conectar el pasado y futuro, es parte esencial de la Comisión, que no es solo para mirar hacia atrás, sino que tiene que contribuir a dar mecanismos para un futuro sin violencia”, responde la comisionada Martha Ruiz.

Por media hora de conversación, cada asistente pagará 1.000 pesos. Así, si quiere hablar con cuatro expertos, necesitará dos horas y 4.000 pesos. Pero la entrada es libre, y quienes no quieran o no alcancen a conversar con alguno de los invitados, podrá seguir algunas de las conversaciones a través de audífonos y cinco canales de audio que estarán dispuestos para esto.

Algunas conversaciones de las que se desarrollen entre las 5:00 p.m. y las 9:30 p.m. se transcribirán en tiempo real y se ofrecerán conversaciones en cinco idiomas: alemán, francés, inglés, macuna y tikuna.

La comisionada Ruiz resume el Mercado Clandestino como “una pequeña ficción de lo que puede ser el futuro”. En palabras de la organización oficial del evento, es “un modelo, una hipótesis social” donde el futuro posible, cualquiera que sea, se interroga y se construye hablando.

JUAN DAVID LÓPEZ MORALES
Redacción JUSTICIA
justicia@eltiempo.com
Twitter: @LopezJuanDa

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.