La JEP reitera urgencia de proteger colección del Centro N. de Memoria

La JEP reitera urgencia de proteger colección del Centro N. de Memoria

Rechazó recurso de reposición, pero quedaron suspendidas las medidas cautelares provisionales.

Exposición Voces para Transformar Colombia

Fragmento de la exposición 'Voces para transformar a Colombia', modificada sin participación de las víctimas, según la JEP.

Foto:

Museo de Memoria de Colombia

Por: Justicia
11 de junio 2020 , 06:08 p.m.

Después de que la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), a principios de mayo, decidió iniciar un estudio de medidas cautelares sobre la colección ‘Voces para transformar a Colombia’, que es un piloto del guión del Museo Nacional de Memoria, el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) se opuso y presentó un recurso de reposición ante la justicia transicional.

(Lea más: La JEP prohibe al Centro Nacional de Memoria alterar colección)

En un auto de este miércoles, la Sección de Ausencia de Reconocimiento (SAR) de la JEP decide no reponer el auto original en el cual tomó la decisión. Al contrario, lo mantiene en firme y profundiza sus argumentos sobre la “urgencia” por la que le ordenó al CNMH no modificar en ninguna forma la colección en el término de 90 días.

No obstante, esta decisión de proteger la colección quedó suspendida debido a que fue apelada, hasta que la Sección de Apelación de la JEP tome una decisión final. El estudio de medidas cautelares generales sigue en pie, pues la SAR aclaró que son dos medidas distintas.

(Amplíe aquí esta información: Memoria Histórica se opone a que JEP impida cambiar colección de museo)

Si bien el CNMH, en su escrito a la JEP, argumenta que toda la colección está debidamente guardada y clasificada, la SAR le respondió que, aunque lo celebra, no se refiere a una urgencia por riesgo físico o climático sobre los elementos de la colección piloto del Museo Nacional de Memoria.

Para la JEP, los riesgos no son inminentes sino que ya están materializados “dada la alteración sufrida por la colección”, sin la participación de las víctimas, que fue de hecho la razón por la que se inició este proceso hace un mes.

“Las colecciones del Museo Nacional de Memoria, a diferencia de otras, deben ajustarse, dado su origen, propósito y el marco transicional en el que están contenidas, a los más altos estándares de respeto y consenso, especialmente con las víctimas, por lo que no es posible ni conveniente reducir la discusión de la Colección a su simple carácter material”, argumenta el magistrado Gustavo Salazar, sustanciador de la decisión.

Se trata de memoria de individuos y comunidades vivas, de marcos sociales activos que esperan una respuesta y no, como sucede con frecuencia, de simples 'lugares de memoria'

Asimismo, aclara que lo que busca la JEP no es la “inamovilidad absoluta de la Colección”, sino “el respeto al proceso de concertación, tan importante como el resultado: la colección misma”. Por eso, agrega, transformar o alterar la colección sin consultar a las víctimas “no es un simple ejercicio museístico, como propone la abogada (del CNMH), sino la vulneración de un pacto centrado en la reconstrucción de la confianza cívica y, ante todo, de la dignidad de las víctimas”.

En resumen, el argumento de la JEP apunta a que si la memoria es una forma de reparación simbólica a las víctimas, alterar esa memoria sin tenerlas en cuenta va en contra de esa reparación y sus derechos, y por eso considera urgente la protección de la Colección que es objeto de debate.

Aunque la abogada del CNMH argumentó que las medidas tomadas por la JEP no cumplieron los requisitos de urgencia, gravedad y perjuicio irremediable del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, la Sección de la justicia transicional respondió insistiendo que estas condiciones sí existen.

Aunque queda suspendida la medida cautelar provisional, el estudio general sigue en trámite, para esto la JEP convocó una Audiencia Pública. Por eso, frente a algunos argumentos presentados por el CNMH decidió no pronunciarse, pues ese será justamente el tema de discusión en esa audiencia, que contará con la presencia de expertos en justicia transicional de universidades y otras instituciones.

La SAR de la JEP sostuvo que no usó como prueba ni sustento para su decisión el audio en el que el director del CNMH, Darío Acevedo, critica la exposición, en respuesta a que la abogada del Centro cuestionó la legalidad de ese documento.

La JEP insistió en que los cambios a la exposición presentada en Cali, Cúcuta y Villavicencio “no fueron concertados con las víctimas, ni se tuvo en cuenta su participación para determinar tales reformas”, pese a los acuerdos preexistentes con estas organizaciones, por lo que se estaría incumpliendo con los presupuestos de la Ley de Víctimas, que es la que crea el Centro Nacional de Memoria Histórica.

La importancia de ese proceso de participación es acentuada porque, dice la JEP, el guión de este Museo no se puede cambiar como el de cualquier otro, “pues aquí se trata de memoria de individuos y comunidades vivas, de marcos sociales activos que esperan una respuesta y no, como sucede con frecuencia, de simples “lugares de memoria”.”

Para la JEP, el desafío del Museo Nacional de Memoria es que exhibirá un “pasado presente, no solo con intención estética y educativa, sino como memoria histórica reparadora, por lo cual a las colecciones, como a la aquí referida, no se les puede aplicar, de manera absoluta y sin variaciones, los mismos criterios y principios que los de otros museos.”

Debate sobre la Comisión de la Verdad

Un elemento adicional que surge de la respuesta de la JEP y los argumentos del Centro Nacional de Memoria Histórica tiene que ver con el riesgo de posible incumplimiento de esta última entidad a la obligación que tiene de incluir en su guión los resultados del informe final de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad.

Esa Comisión, presidida por el sacerdote Francisco de Roux, tiene un mandato constitucional que se extiende hasta el 2021, y el lanzamiento del Museo Nacional de la Memoria está presupuestado para el 2022 -dos años más tarde de lo que se esperaba-. Por lo tanto, la abogada del CNMH sugiere que los resultados del informe final de la Comisión de la Verdad no alcanzarían a incorporarse.

La JEP respondió que no es opcional sino una obligación legal que esos resultados, en los que se busca esclarecer las causas, dinámicas y fenómenos determinantes del conflicto armado, estén en el Museo Nacional de Memoria desde el principio, y por eso lanzó una alerta. Además, informó de la decisión tanto a la Comisión de la Verdad como a la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas.

JUSTICIA
Twitter: @JusticiaET
Justicia@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.