Exguerrilleros rasos piden avance en sus casos