La Gata ahora busca un cupo en la JEP

La Gata ahora busca un cupo en la JEP

Documento de la empresaria sería presentado este lunes. Hablaría de relación con paramilitares.

Enilce López La Gata

El documento fue firmado en Barranquilla por Enilce López, quien está en prisión domiciliaria por complicaciones de salud.

Foto:

Cortesía Red de Veedurías

18 de septiembre 2018 , 10:06 a.m.

Enilce López, alias La Gata, presentará una solicitud de sometimiento a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)El acta de sometimiento que ya firmó será presentada ante la JEP por sus abogados este lunes después de las 10 de la mañana.

'La Gata', condenada por parapolítica, iría a esta jurisdicción con sus dos hijos, también señalados por vínculos con grupos paramilitares.

López está condenada a 37 años de prisión por nexos con los paramilitares del Bloque Norte de las AUC y por un caso de homicidio. Sin embargo, goza de prisión domiciliaria debido a su estado de salud.

Los abogados defensores de la polémica empresaria del chance entregarán documentos relacionados con "reconocidos políticos o líderes de la región (Caribe); quienes financiaron su carrera gracias a las ayudas económicas de la organización que ella representa entre otras importantes pruebas que dan fe de una historia no contada", según dice el comunicado que anuncia su sometimiento a la JEP.

En el mismo escrito se anuncia que 'La Gata' busca ir a la JEP con sus hijos, su hijo mayor, el exalcalde de Magangué (Bolívar), Jorge Luis Alfonso López, quien ya había pedido un cupo en la nueva Jurisdicción hace algunos meses; y el excongresista Héctor Julio Alfonso López, también señalado de parapolítica.

Jorge Luis Alfonso López fue alcalde de Magangué, el pueblo de Bolívar desde el cual Enilse López levantó su emporio de juegos de azar. Como su madre, el hombre tiene una condena ejecutoriada por crímenes cometidos por los grupos paramilitares y con su solicitud de entrada a la JEP dijo que estaba dispuesto a prender su ‘ventilador’.

Fue la 'reina' del chance y la política

En Sucre, Enilse López se ganaba la vida con el rebusque hasta cuando fundó la casa de Apuestas Permanentes El Gato, que luego se extendió por toda la Costa.

El negocio del chance creció considerablemente, hasta el punto de llegar a ser la mujer más poderosa de la Costa Atlántica durante casi dos décadas y dueña del multimillonario negocio en cuatro departamentos de la región. Hoy no tiene nexos con ese sector económico.

Según ella es una perseguida política y por eso, dice, le quitaron las licencias de funcionamiento a sus empresas e incluso desbarataron el grupo de 35 escoltas de su hijo Jorge Luis Alfonso López, alcalde de Magangué (Bolívar), involucrado en el caso del asesinato de su socio Renato Pardo, hecho por el cual fue capturado en 2012.

Para la aspiración al Congreso 2010-2014 de su hijo el ‘Gatico’ (Héctor Alfonso López), la 'Gata' consiguió más de 100 mil votos en la Costa Atlántica.


La 'Gata' fue condenada inicialmente a nueve años de prisión, pero luego la pena quedó en 37 años por nexos con las Auc y por el homicidio del vigilante Amaury Fabián Ochoa perpetrado por 'paras' en junio del 2000 en un peaje entre Sincelejo y Cartagena. La justicia concluyó que López fue quien ordenó ese homicidio.

A pesar de todo, López ha logrado evadir la prisión gracias a los conceptos de Medicina Legal que aseguran que padece de anorexia y que debe permanecer hospitalizada.

ELTIEMPO.COM y JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.