Secciones
Síguenos en:
Lo que dijo Lozada del magnicidio de Álvaro Gómez y otros casos en JEP
AUTOPLAY
Audiencia Lozada ante JEP 10 de diciembre
Carlos Antonio Lozada ante JEP, Julián Gallo

Introduzca el texto aquí

Lo que dijo Lozada del magnicidio de Álvaro Gómez y otros casos en JEP

El hoy senador, quien reconoció responsabilidad en el magnicidio y otras muertes, entregó versión.

Este jueves se llevó a cabo la comparecencia del excombatiente Julián Gallo (conocido como Carlos Antonio Lozada) ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). La diligencia fue solicitada por el hoy senador del partido Farc para brindar su testimonio sobre los homicidios de Álvaro Gómez Hurtado, Hernando Pizarro León-Gómez, José Fedor Rey, Jesús Antonio Bejarano, Fernando Landazábal Reyes y Pablo Emilio Guarín.

(Le puede interesar: JEP niega recurso a familia de Gómez Hurtado y cita a exjefes de Farc)

Lozada comenzó aclarando que en el caso puntual de Pablo Emilio Guarín no tiene información completa, dado que no estuvo bajo sus órdenes, por lo cual no se refirió en extenso al asesinato. Sin embargo, el exguerrillero señaló que, de acuerdo con la información de las Farc, Guarín hacía parte de un grupo paramilitar, por lo cual fue considerado objetivo militar de la exguerrilla. 

Posteriormente, el compareciente se refirió al asesinato de Hernando Pizarro, quien fue integrante también de un grupo guerrillero. Según Lozada, cuando Pizarro entró a formar parte del comando Ricardo Franco, que calificó como "una suerte de disidencia", las Farc obtuvieron información de un plan de ese grupo para atentar contra su dirigencia, que empezó con una infiltración masiva de menores.

(Lea también: 'Tenemos el ánimo de reparar el daño causado': Carlos Antonio Lozada)

A raíz de estas acciones, el secretariado de las Farc habría ordenado, siguiendo sus reglamentos, el asesinato de Hernando Pizarro, que fue ejecutado por un comando de la red urbana de la cual Lozada era comandante. 

La razón del asesinato de Gómez Hurtado

Luego de poner en contexto las causas fundacionales de la lucha armada de las Farc, Carlos Antonio Lozada tocó uno de los puntos que más revuelo han causado en los últimos meses en el país: el reconocimiento del asesinato del líder conservador y candidato presidencial Álvaro Gómez Hurtado. 

Según Lozada, "la oligarquía más retardataria de este país siempre se había negado a permitir la vida en paz en el campo, porque el proceso de acumulación de tierras  siempre ha pasado por la existencia de ese prolongado conflicto (...) por esa razón, en ese discurso y con el argumento de unas supuestas repúblicas independientes, reconocimos a Álvaro Gómez Hurtado como una de las personas responsables de haber desatado un conflicto que se prologó por más de 53 años".

Esto, explicó el exlíder guerrillero, derivó en la decisión de la dirección de las Farc de asesinar al político conservador, hecho que estuvo a cargo de la Red Urbana Antonio Nariño (Ruan), que Lozada tenía bajo su comandancia.

(Lea además: Por inasistencia a Congreso, decretan 'muerte política' a Santrich)

El actual senador de la Farc señaló que en el magnicidio participaron cuatro miembros de la Ruan, y para planearlo tuvieron en cuenta la finalización del semestre académico en la Universidad Sergio Arboleda, donde dictaba clases Gómez Hurtado. El atentado, antes de ser ejecutado, contó con la aprobación de Jorge Briceño, el 'Mono Jojoy', una de las cabezas de la guerrilla en ese momento.

Luego de hablar de este caso, Lozada continuó su aporte de verdad esclareciendo el homicidio de Fernando Landazábal Reyes, llevado a cabo por tres miembros de  la Ruan. "El general Landazábal era un objetivo para las Farc no solamente por su cargo y por haber conducido importantes operaciones contrainsurgencia, sino por ser considerado uno de los ideólogos de la guerra contrainsurgente, que además ha incorporado a lo largo de la historia el asesinato permanente de líderes sociales, dirigentes sindicales y líderes de izquierda".

Sobre el asesinato de Jesús Antonio Bejarano, ocurrido el 15 de septiembre de 1999, Carlos Antonio Lozada aseguró que la operación fue desarrollada por una estructura denominada Joselo Lozada. Según el exguerrillero, cuando Bejarano fue vocero gubernamental en las negociaciones de paz con las Farc, "entorpeció" el acuerdo. 

Las preguntas de los magistrados

Luego de que Lozada terminó su exposición de los seis homicidios, la magistratura le preguntó por qué, si la decisión de cometer los crímenes se tomó con tanta anticipación, su ejecución solía ser luego de tanto tiempo.

Frente a eso,  aseguró que la razón tiene que ver con el origen campesino de la guerrilla de las Farc, pues solo después de mediados de la década de 1980 se empezaron a montar estructuras urbanas que tuvieran la capacidad de ejecutar estos operativos.

(Puede ser de su interés: Más de 100 excombatientes han sido desplazados forzosamente, dice Farc)

Sobre los miembros del secretariado que daban las órdenes, Lozada dijo que, hasta 1990, el comandante Jacobo Arenas les transmitía esas directrices, tarea que luego asumió Alfonso Cano, hasta que en 1993, después de la octava conferencia guerrillera, las milicias urbanas pasaron a estar bajo el mando del bloque que tuviera jurisdicción en cada ciudad. 

Otra de las preguntas del magistrado Iván González Amado, quien presidió la audiencia, tuvo que ver con la posibilidad de que los miembros de las extintas Farc reconozcan más homicidios, aparte de los seis e cuestión. Al respecto, Lozada aseguró que se están documentando más casos para entregar al país y armar "el rompecabezas de la verdad".

También mencionó que este primer reconocimiento, al que luego se sumó el de los atentados contra Germán Vargas Lleras, por ejemplo, son una señal del compromiso que tienen los exintegrantes de las Farc con el acuerdo de paz y con la verdad.

Por otra parte, la magistratura indagó si en alguna de las operaciones que resultaron en los asesinatos de las seis personas mencionadas en la audiencia las Farc contaron con colaboración de agentes estatales. Sobre este tema, Lozada aclaró que eso no ocurrió, pues el estado era precisamente el contrincante de la guerrilla. Asímismo, dijo que tampoco participaron otros grupos armados ilegales diferentes de las Farc.

Catalina Díaz Gómez, magistrada de la Sala de Reconocimiento de Verdad, le preguntó al compareciente quién ordenó el asesinato de Hernando Pizarro León-Gómez, ante lo cual respondió que fue Jorge Briceño quien tomó la decisión y se la transmitió.

(Lea también: El abrazo de hijo de diputado del Valle a ex-Farc que lideró secuestro)

Lozada también fue cuestionado sobre el asesinato del abogado Eduardo Umaña, quien en algún  momento defendió a Pizarro. Sin embargo, el exguerrillero fue enfático en negar cualquier participación de las Farc, e incluso señaló que Umaña era concebido como un defensor de derechos humanos respetado por ese grupo.

Por su parte, el magistrado Óscar Parra tocó uno de los temas que han despertado polémica tras la aceptación de responsabilidades en estos crímenes por parte de Farc: por qué esperaron más de dos décadas para contarlo.

De hecho, este asunto ha sido uno de los argumentos por los que la familia de Álvaro Gómez Hurtado ha rechazado la versión de los exguerrilleros, pues señalan que, dada la trascendencia de los personajes asesinados y su significado simbólico en la confrontación armada en tanto enemigos de las Farc, el grupo se los habría adjudicado en el momento en que fueron cometidos, casi que como un triunfo para su causa.

Al respecto, Lozada dijo que esa decisión no correspondió a una estructura como la Ruan, sino a la dirección de las Farc. No obstante, siguió, "es muy fácil concluir que, en casos como el de Álvaro Gómez, que se dio en un contexto político muy complejo, porque estaba la discusión de la financiación de la campaña de Ernesto Samper con dineros del cartel de Cali, lo que se genera es un proceso de investigación que casi desde el inicio involucra unidades de la Fuerza Pública. De manera que, el cálculo que uno supone que hace la dirección de las Farc es que para qué se iba a poner a asumir la autoría de un hecho que estaba generando profundas contradicciones dentro del Estado colombiano, dentro de la misma clase política con la cual estábamos en confrontación. Pienso yo que esas son las razones, pero,  repito, yo no hacía parte de la dirección en ese momento", dijo Lozada.

Abogados de las víctimas reclama pruebas

El abogado Bernardo Henao Jaramillo señaló con preocupación que el relato de Julián Gallo Cubillos, alias Carlos Antonio Lozada, no tiene un respaldo probatorio que permita establecer si sus afirmaciones son ciertas.

Este tema también lo puso de relieve Fernando Landazábal, hijo del general homónimo, quien en su intervención decidió dejar de hacer preguntas argumentando que Lozada era comandante de la Ruan, pero no hizo parte del secretariado de la época, “entonces, lo que dice, en su mayoría, son suposiciones”, dijo la víctima.

Otro de los abogados cuestionó a Lozada, precisamente, sobre la posibilidad de que miembros de las extintas Farc puedan dar fe de que esta guerrilla fue la responsable del magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado. 

Según Lozada, en este momento quienes están vivos y dentro del proceso de paz son Alberto Martínez, Mauricio Jaramillo, Rafael Gutiérrez. El senador aseguró que estas personas, y probablemente otras fuera de su conocimiento inmediato, pueden dar fe de la autoría de las Farc en el caso, pues esa información, aunque fue secreta en las ciudades, se conoció más abiertamente en la ruralidad. 

Ante esa declaración, el abogado Juan Sebastián Moreno solicitó que se vinculen los miembros vivos del estado mayor del Bloque Oriental (de donde provino la orden del asesinato de Gómez Hurtado), para que amplíen la versión sobre los hechos.

¿Quién responde por asesinatos de los que Lozada no tiene información?

Dado que a lo largo de la comparecencia Lozada puso de relieve que no tenía información en profundidad sobre tres de los seis asesinatos en cuestión, el exguerrillero dio pistas de compañeros suyos que podrían revelar información.

En el homicidio de Jose Fedor Rey, dijo Lozada, Pablo Catatumbo puede ampliar la versión. En cuanto al crimen de Jesus Antonio Bejarano, el excombatiente mencionó que hay dos firmantes del acuerdo que pueden brindar información. Sobre la muerte de Pablo Emilio Guarín, Lozada aseguró que 'Timochenko', como perteneciente del secretariado, puede conocer detalles.

JUSTICIA
@JusticiaET
justicia@eltiempo.com

Lea más noticias de Justicia

Corte condena a cirujano por muerte de una mujer tras una liposucción

Piedad Córdoba no fue a declaración en Fiscalía y la vuelven a citar

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.