Secciones
Síguenos en:
'Se está superando la inmensa impunidad que había': presidente de JEP
Magistrado Eduardo Cifuentes, presidente de la JEP

El magistrado Eduardo Cifuentes es presidente de la JEP desde 2020.

Foto:

JEP

'Se está superando la inmensa impunidad que había': presidente de JEP

El magistrado Eduardo Cifuentes se refirió al reconocimiento de exjefes de las Farc por secuestro.

Como un hecho histórico cataloga el presidente de la JEP, magistrado Eduardo Cifuentes, el proceso que condujo a que los miembros del antiguo secretariado de las Farc reconocieran, esta semana, que secuestraron de forma sistemática y que hubo maltratos contra las personas en cautiverio.

Esa aceptación, formal y ante la justicia, allanó el camino para que se conozcan las primeras sanciones contra los máximos responsables de crímenes de guerra y lesa humanidad en el marco del proceso de paz con la desaparecida guerrilla.

(Le puede interesar: Análisis: los retos tras aceptación de exjefes de Farc por secuestro)

En entrevista con EL TIEMPO, el magistrado Cifuentes se refirió a los alcances de esta decisión y lo que viene en el proceso. 

¿Cuál es la importancia de la aceptación de los ex-Farc sobre los crímenes que la JEP les imputó?

No hay precedente similar a este en la historia de los procesos de paz en el mundo. En muchos de ellos se dieron actos parciales de dignificación de las víctimas, pero se hacían de manera individual y por fuera del marco de un proceso judicial, como fue el caso de Suráfrica, en el que los reconocimientos se dieron individualmente en el seno de la Comisión de la Verdad.

En otros simplemente se desmovilizaron los actores armados y se reintegraron a la vida social sin reconocimiento alguno para sus víctimas. En algunos procesos penales, como el Nuremberg y el de Tokio, se condenó a integrantes de la cúpula, pero no se dieron actos de reconocimiento colectivo de responsabilidad. Es decir, hemos asistido a un momento histórico sin parangón en la historia de la justicia transicional en el mundo.

(En contexto: Exjefes de las Farc aceptan cargos por secuestro y violaciones al DIH)

Rodrigo Londoño, Pablo Catatumbo, Julián Gallo, Pastor Alape, Jaime Parra, Joaquín Gómez y Rodrigo Granda, excomandantes imputados por secuestro.

Foto:

EL TIEMPO

¿Cómo llegaron a esa imputación?

En el caso 001 se analizaron 17 extensos informes del Estado y de la sociedad civil, se recibieron las versiones de 38 comandantes de manera individual, y de 257 exguerrilleros en diligencias colectivas, se identificaron 21.396 víctimas y se sistematizaron y analizaron las observaciones de 1.028 de las 2.456 víctimas acreditadas.

A todas estas víctimas se ha dirigido el escrito de reconocimiento de estos comparecientes.

¿Se están atendiendo las demandas de las víctimas, entonces?

El escrito permite también superar la inmensa impunidad que había en estos casos. Como se señaló en el auto 19, en muchos de ellos la justicia ordinaria no tenía noticia de quiénes eran los responsables de estos delitos, luego incluso de más de dos décadas de investigación penal.

Gracias al trabajo de la JEP se ha logrado darles esta verdad a las víctimas y aportar un elemento de suma importancia para la construcción de la paz en Colombia y al fortalecimiento del Estado de Derecho.

La Sala de Reconocimiento ha recibido las observaciones de las víctimas al auto 19 de 2021, y ahora recibe el escrito de reconocimiento de los antiguos integrantes del secretariado.

Esta Sala tendrá que evaluarlo y adoptar las medidas correspondientes luego de su valoración completa. Estamos presenciando a los antiguos actores armados reconocer su responsabilidad, reconocer el trabajo de la JEP en la determinación de los hechos y conductas, reconocer el daño que causaron a sus víctimas y, en general, reconocer la legitimidad del Estado colombiano y de sus instituciones.

Esto no es de poca monta. Es un momento que marca la historia de nuestro país en el que los antiguos guerreros hicieron el tránsito pleno a los derechos y a los deberes que acompañan a su condición de ciudadanos.

Por años, el país se movilizó en contra del secuestro.

Foto:

Juan Carlos Quintero. Archivo EL TIEMPO

¿En cuánto tiempo se podrían conocer las primeras condenas contra exmiembros de las Farc?

Esperemos que en poco tiempo. Ahora lo que viene es la valoración de la Sala y, si considera que hubo un reconocimiento pleno, la expedición de la correspondiente resolución de conclusiones, en la que deberá hacer la propuesta de sanciones propias.

(Le puede interesar: La vía que abrió JEP para cerrar heridas de la barbarie del secuestro)

Una vez hecho esto, luego de haber escuchado a las víctimas, la Resolución se envía para la Sección de Reconocimiento del Tribunal para la Paz para que ella la analice y si la encuentra conforme, dicte la primera sentencia de esta jurisdicción.

Este es un proceso que toma tiempo, por la complejidad del asunto, pero yo espero que hacia el final de este año o al comienzo del siguiente tengamos esa decisión.

Quisiera recordar que la Jurisdicción Especial para la Paz tiene dos tipos de procedimiento: uno dialógico y uno adversarial.

El primero depende de la existencia de un reconocimiento de responsabilidad por los patrones de macrocriminalidad y los crímenes imputados. Y el segundo, se activa en caso de ausencia de reconocimiento de responsabilidad.

El reconocimiento y el aporte a la verdad cuando son completos activan el procedimiento dialógico y permiten otorgar a los comparecientes, que así reconocen, el beneficio de una sanción propia, que tiene un carácter fundamentalmente restaurativo, aunque ciertamente restrictivo de la libertad.

Esto no es de poca monta. Es un momento que marca la historia de nuestro país en el que los antiguos guerreros hicieron el tránsito 

¿Qué pasará con los ex-Farc que ocupan curules en el senado y están siendo procesados por la JEP?

Como ya se ha señalado en otras ocasiones, eso es una competencia del Tribunal para la Paz y depende de muchos factores que debe analizar, entre ellos el cumplimiento, por parte de los diferentes comparecientes, del régimen de condicionalidad que se les ha impuesto.

En todo caso, no debe perderse de vista que el Acuerdo de Paz y el Acto Legislativo 1 de 2017 prevén la participación política de quienes hayan recibido una sanción propia, si se trata de personas que han cumplido a cabalidad con los compromisos derivados del acuerdo y del régimen de condicionalidad impuesto por la JEP.

(Le puede interesar: Así funcionó la macabra máquina de los secuestros de las Farc)

Esta es una discusión que ya se dio en el momento de la negociación de paz y por ello se incluyó esa norma que recoge la tradición colombiana del reconocimiento del tránsito de las armas a la política.

De todas maneras, ese punto solo lo puede establecer y resolver en su momento el Tribunal para la Paz, el cual determinará si la sanción debe o no aparejar la continuidad del ejercicio legislativo.

justicia@eltiempo.com
En Twitter: @JusticiaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.