Los momentos de pánico tras la explosión del carro bomba en El Nogal

Los momentos de pánico tras la explosión del carro bomba en El Nogal

Se cumplen 18 años del atentado que causó la muerte de 35 personas. ¿En qué va el caso?

El Nogal 4

La magnitud de la destrucción estructural obligó, meses después, a la reconstrucción de El Nogal.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: Justicia
07 de febrero 2021 , 12:47 p. m.

La carrera Séptima se convirtió en un corredor vial de ambulancias. A la altura de la calle 78 –donde se levantó el imponente Club El Nogal en 1995– todo era fuego, escombros y gritos de auxilio.

A las 8:05 de la noche de ese viernes 7 de febrero de 2003, los 200 kilos de explosivo Anfo, que estaban camuflados en la silla trasera de un Renault Megane Rojo parqueado en el estacionamiento del club, estallaron causando una tragedia que dejó a 36 personas muertas y a 198, heridas.

(Le puede interesar: Así va el proceso judicial por la masacre de 35 personas en La Chinita)

Esa noche,  aseguraron los testigos, en El Nogal había más de 600 personas, entre ellas varios niños que hacían una presentación. Pero eso no fue excusa para que los terroristas –que, como se descubriría luego, habían sido enviados por las Farc– accionaran el carro bomba.

“La fachada de los cuatro pisos de parqueaderos se derrumbó dejando al descubierto un incendio que 14 máquinas de bomberos intentaban controlar. Los restos de la estructura cayeron sobre transeúntes y vehículos que a esa hora se desplazan por la carrera Séptima. Algunos de ellos fallecieron sobre la vía pública. El pánico se apoderó de quienes se encontraban dentro del Club. Varios de los visitantes salieron a las ventanas agitando pañuelos y pidiendo ayuda. En los centros hospitalarios se vivía otra angustia en busca de familiares y amigos. Se necesita sangre”, reportó EL TIEMPO en su versión impresa al día siguiente del atentado, que fue el tema de primera plana.

El pánico se apoderó de quienes se encontraban dentro del Club. Varios de los visitantes salieron a las ventanas agitando pañuelos y pidiendo ayuda

‘Algo que nunca debió ocurrir’

Luego de la firma del acuerdo de paz con las Farc, los miembros de la extinta guerrilla reconocieron su responsabilidad en el atentado al club El Nogal y les pidieron perdón a las víctimas.

(En contexto: El documento en el que las Farc explican atentado a El Nogal)

Explicaron que, aunque se trataba de un hecho "injustificable" y "que nunca debió ocurrir", estuvo motivado en información "que señalaba al club como un centro de reuniones para la planificación de operaciones contrainsurgentes, encabezadas por funcionarios gubernamentales y líderes paramilitares".

Atentado el nogal

Según las autoridades, en el lugar se encontraban unas 600 personas. El saldo final de muertos fue 36 y más de 200 heridos. Entre los fallecidos había niños que jugaban en el área deportiva.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

De hecho, como quedó registrado en un fallo del Consejo de Estado emitido en 2018, antes del atentado, el 23 de diciembre de 2002, las Farc emitieron “un comunicado público en el que sindicaban a los clubes del norte de Bogotá de amparar a los paramilitares, siendo el Club El Nogal el más representativo de ellos".

También hay registros de que antes del ataque terrorista, un informante de los organismos del Estado le había comunicado a la Fiscalía la inminencia del atentado. Por eso, a pesar de que la justicia condenó a más de 20 personas por el atentado, incluyendo a los miembros del Secretariado de las Farc, aún existen cuestionamientos sobre las negligencias u omisiones que pudo haber de parte del Estado en este hecho.

(Lea además: Las confesiones de las Farc arrancan por El Nogal)

Esto tiene que ver con que en el club se desarrollaban reuniones de altos funcionarios del gobierno del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, lo que para las víctimas suponía poner en riesgo a los miembros del club.

Un informante de los organismos del Estado le había comunicado a la Fiscalía de la inminencia del atentado

Por ejemplo, hay registros de que la entonces ministra de Defensa, Marta Lucía Ramírez, entre agosto de 2002 y febrero de 2003, se hospedó en varias oportunidades en el Club El Nogal.

Además, se evidenciaron las visitas continuas y cercanas al 7 de febrero de 2003 del ministro del Interior y de Justicia de la época, Fernando Londoño, quien era socio y ex presidente del Club El Nogal y mantenía permanentes reuniones con altos dignatarios del Estado, como el Fiscal General de la Nación, el director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), el director de la Policía Nacional, varios ministros y congresistas.

Esto, se lee en la decisión del Consejo de Estado, se dio en un momento en el que el país fue decretado el estado de conmoción interior y “se conocía el incremento del conflicto” en Bogotá, lo que sometió a un riesgo a “los socios del Club, sus trabajadores, invitados y en general, la población civil que desprevenida frecuentaba el lugar y sus alrededores”.

Aunque en el fallo de 2018 ese alto tribunal condenó a la Nación por el atentado, en agosto de 2020 la Sala Plena de la Corte Constitucional tumbó de manera unánime esa decisión.

(En contexto: Las razones por las que se cayó condena al Estado por atentado a El Nogal)

Abrazo en club El Nogal

Un abrazo entre dos exparamilitares (Rodrigo Pérez y El Alemán), dos exguerrilleros (Carlos Lozada, y Timochenko) y Bertha Fríes, víctima del club El Nogal.

Foto:

Partido Farc

El destape de la verdad en la JEP

En mayo de 2018 las víctimas del atentado al Club El Nogal le entregaron un informe a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) sobre el hecho.

Luego, en febrero de 2020, victimas y victimarios se sentaron en la misma mesa, durante el acto de entrega del segundo informe sobre el carro bomba que estalló ese siete de febrero de 2003.

(Le puede interesar: Víctima de atentado a El Nogal se abraza con exjefes de Farc y exparas)

En el evento estuvieron dos exjefes de las extintas Farc, Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko, y el hoy senador Julián Gallo Cubillos (‘Carlos Antonio Lozada’). Ambos estuvieron sentados en la misma mesa que Bertha Lucía Fríes, representante de las víctimas del atentado a El Nogal.

A la entrega del informe también asistieron los exjefes paramilitares Fredy Herrera (‘El Alemán') y Rodrigo Pérez Alzate ('Julián Bolívar'), quienes leyeron una carta de Salvatore Mancuso, quien fue comandante de las Auc, en la que pedía perdón a las víctimas de El Nogal, aunque aseguró que nunca llevó a cabo ninguna reunión allí.

Hemos venido a la JEP porque queremos saber la verdad y para que se nos haga justicia

A la JEP le han pedido en varias ocasiones que abra un macrocaso para investigar este atentado, que ya se ha determinado que fue planeado y ejecutado por la Columna Móvil Teófilo Forero de las Farc, y que el cerebro de la operación fue Hernán Darío Velásquez, conocido como ‘El Paisa’, quien abandonó el proceso de paz y ahora forma parte de la disidencia de la ‘Segunda Marquetalia’.

Sin embargo, por como se establecen los macrocasos de la JEP (que no se limitan a casos particulares, sino a dinámicas de criminalidad), la solicitud de abrir uno sobre el atentado a El Nogal aún no ha visto luz.

Por ahora, cuando se cumplen 18 años de la noche de horror que se vivió en el club,las víctimas siguen esperando que se esclarezca la verdad de lo que pasó y se haga justicia.

JUSTICIA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.