¿Y para cuándo las marchas contra los encapuchados? / Opinión

¿Y para cuándo las marchas contra los encapuchados? / Opinión

Hay temas que deberían entrar en la agenda de los líderes de universidades.

Encapuchados en protestas

Tras los días de caos que sufrió Bogotá, el Gobierno revivió la polémica idea de regular la protesta social.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

Por: Jhon Torres
30 de septiembre 2019 , 05:02 a.m.

Se llama Aura Lucy Garzón, tiene 49 años y trabaja como mensajera. Su rostro cubierto de sangre –el cajero en el que estaba retirando dinero fue atacado con dos papas bomba durante los disturbios en la Universidad Pedagógica– puso al país frente a frente con ese lado oscuro que sale a la superficie en muchas de las marchas y protestas con las que nos encontramos en las calles casi cada semana.

Tras los días de caos que sufrió Bogotá, el Gobierno revivió su polémica idea de regular la protesta social, y desde otras orillas ideológicas se lanzan alertas por lo que consideran un intento velado por coartar un derecho fundamental para la democracia.

Sin duda, en un país como el nuestro, en el que el Estado sigue siendo tan débil en tantas regiones y tantos asuntos, siempre habrá razones válidas para la protesta. La inequidad, la corrupción, la violencia, los males crónicos de nuestros sistemas de salud y educación son temas que debían convocar a los colombianos a expresarnos cada vez más a través de las vías legales: con marchas, sí, y con el voto.

Pero el derecho a la protesta implica para quienes las lideran la responsabilidad de respetar los derechos de los que no participan en ellas.

(Lea también: Voy y vuelvo / Protestar sin humillar)

En este debate nos falta escuchar lo que piensa Aura Lucy. También, oír lo que tienen que decir los funcionarios el Icetex que el viernes vivieron el asalto de sus oficinas (bombas molotov incluidas), y la voz de los pasajeros y el conductor del bus del Sitp que los vándalos intentaron volcar en los desórdenes del miércoles.

¿No vale la pena una movilización en solidaridad con víctimas de la violencia sin sentido, como Aura Lucy?

Y nos falta saber qué opinan los miles de ciudadanos que tuvieron que caminar kilómetros para ir a trabajar o volver a sus casas durante los dos días que duró el impresentable paro de los conductores, que pretenden tumbar las multas y sanciones que han recibido por violar reiteradamente las normas de tránsito.

(Le puede interesar: Las lecciones que deja la semana de protestas violentas en Bogotá)

Por supuesto, el riesgo de los violentos infiltrados en las marchas se escapa de las manos de sus promotores.

Aun así, hay temas que deberían entrar en la agenda de los líderes de universidades como la Pedagógica. ¿No veremos nunca una marcha contra los encapuchados que con sus papas bomba distorsionan y contaminan causas que sin duda son legítimas? ¿No vale la pena una movilización en solidaridad con víctimas de la violencia sin sentido, como Aura Lucy? Y: ¿no llegó hace rato la hora de romper la ley del silencio que ha llevado a que en algunas universidades se hayan enquistado por décadas grupos y personajes que no solo promueven la violencia sino que, como denuncian en voz baja algunos estudiantes, manejan de puertas para adentro el microtráfico y otros negocios ilegales?

JHON TORRES
Editor de EL TIEMPO
En Twitter: @JhonTorresET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.