Supuestos hijos del padre Jesús Suárez piden que Fiscalía asuma caso

Supuestos hijos del padre Jesús Suárez piden que Fiscalía asuma caso

Preparan denuncias en Colombia, aunque Arquidiócesis de Galveston-Texas avanza en el expediente.

Sacerdote Jesús Expedito Suárez Pardo

A través de un correo, el padre Jesús Suárez ha negado todos los señalamientos. Hoy está aislado.

Foto:

Archivo particular

Por: Unidad Investigativa
27 de abril 2019 , 08:10 p.m.

Este lunes, a primera hora, dos de las mujeres que aseguran haber sido abusadas por el sacerdote colombiano Jesús Expedito Suárez Pardo le interpondrán denuncia penal ante la Fiscalía de Colombia.

Hasta ahora, el caso venía siendo investigado exclusivamente por la arquidiócesis de Galveston-Texas, la cual hace 15 días separó del ministerio sacerdotal y aisló a Suárez, tras recibir una primera denuncia, revelada por EL TIEMPO.

Incluso, monseñor Carlos Germán Mesa, obispo de la diócesis del Socorro y San Gil, Santander —donde se ordenó este sacerdote—, les admitió a reporteros de este diario que está colaborando con la investigación eclesial para establecer si es cierto o no que dejó varios hijos en Colombia, producto del abuso, antes de viajar a Estados Unidos, en 1997.

Pero la aparición de nuevos testimonios llevó a que dos de las víctimas y sus hijos decidieran acompañar la indagación de la Iglesia con la de la Fiscalía General, la cual dice tener documentados ya 80 casos que involucrarían a sacerdotes.

En las denuncias, que por ahora se mantienen bajo reserva, aseguran que Suárez, nacido en Santa Sofía, Boyacá, las accedió sexualmente —a una de ellas, siendo una niña— y las abandonó junto con sus hijos.

Uno de los casos que ya conoce la Iglesia aparentemente se registró cuando el sacerdote estaba en Barbosa, Santander, como vicario de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, en el grupo juvenil. El año, mediados de 1987, coincide con la bitácora sacerdotal de Suárez, la cual Colombia ya les remitió a sus pares en Estados Unidos.

“Él daba clases de catequesis, pidió que lo invitaran a celebrar misas a las veredas (...). Me parecía extraño que siempre buscaba estar a solas conmigo. En 1988 salió trasladado al pueblo de Guacamayo, Santander, me pidió que me fuera con él. Yo era una niña campesina, la quinta de diez hermanos, con mucha necesidad económica, y me fui de ayudante en los oficios de despacho, casa cural, cocina, limpieza”, le aseguró una de las supuestas víctimas a la arquidiócesis de Galveston-Texas, y se lo reiteró a reporteros de este diario.

¿Y las pruebas de ADN?

En su relato, de más de tres páginas, cuenta cómo quedó embarazada y tuvo a su hijo, a pesar de haber sido llevada a un laboratorio clandestino para que abortara. También, narra cómo fue abandonada por quien señala es el papá de su hijo: el cura Suárez.

Tanto ella como la otra mujer insisten en que la mejor forma de probar que dicen la verdad es someter, de inmediato, a pruebas de ADN a sus hijos y llevar los resultados tanto a la Iglesia como a la Fiscalía.

“No es justo que yo lleve encima tanto dolor y sufrimiento cada vez que recuerdo el abuso que me perpetró siendo yo apenas una niña inocente e indefensa, mientras él aparece como el santo sacerdote que nunca ha hecho nada”, se lee en otra de las cartas que implican a Suárez y que aparece fechada el 13 de marzo pasado.

Me parecía extraño que siempre buscaba estar a solas conmigo

Ese caso pareciera ser el primero, ya que data de 1972, cuando la supuesta víctima tenía apenas 11 años y el hoy sacerdote estaba estudiando en el seminario de la arquidiócesis de Tunja. Pero el supuesto hijo habría nacido cuando él ya estaba ordenado.

En diálogo con EL TIEMPO, las dos supuestas víctimas aseguran que, en su momento, denunciaron al sacerdote ante superiores. De hecho, dicen que uno de ellos le ordenó que respondiera por uno de los niños. Pero Suárez salió de Colombia con el visto bueno de un monseñor, aún activo.

De acuerdo con su bitácora sacerdotal, el 12 de octubre de 2000 radicó su solicitud de incardinación (recibo a perpetuidad) en la arquidiócesis de Galveston. Y en cartas del 22 de noviembre de 2005 y del 14 de junio de 2006 pidió su excardinación o salida definitiva de la diócesis del Socorro y San Gil, Santander.

Por eso es que el caso se adelanta exclusivamente en Estados Unidos. Sin embargo, a través de su hermano, el también sacerdote Wigberto Suárez Pardo, el cura le hizo llegar una carta a su exdiócesis en la cual niega todos los señalamientos.

EL TIEMPO intentó acceder al documento y buscó a Wigberto Suárez, pero no respondió los mensajes. Y Jesús Suárez está aislado.

Fuentes de la Iglesia en Estados Unidos le confirmaron a este diario que el investigador del caso Suárez, monseñor Italo Dell’Oro, un clérigo formador y vicario, avanza en el tema. De hecho, ya les ha formulado algunas preguntas a las supuestas víctimas en Colombia.

De manera paralela, los prelados en Texas dieron la orden de notificarles el caso a los feligreses de las parroquias donde estuvo Suárez. Y, aunque algunos de sus fieles no les dan crédito a los señalamientos, también se le avisó a la policía y se invitó a la comunidad a denunciar posibles casos similares que se hubieran podido registrar en ese país.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
En Twitter: @uinvestigativa

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.