Homenaje a víctimas tras 20 años del secuestro masivo en La María

Homenaje a víctimas tras 20 años del secuestro masivo en La María

El 30 de mayo de 1999 el Eln plagió a casi 200 personas que se congregaban en esa iglesia de Cali.

Eln

Eln

Foto:

EFE

Por: Justicia
30 de mayo 2019 , 10:10 a.m.

La iglesia La María fue, hace 20 años, escenario de un masivo secuestro perpetrado por la guerrilla del Eln. El primero que se presenciaba en el país y el más grande que se ha vivido hasta ahora.

Este jueves en ese lugar se reúnen familiares de los secuestrados para rendir una eucaristía a las víctimas y no olvidar el terrible hecho en el que los miembros de la guerrilla plagiaron a casi 200 personas.

Esto nunca debió suceder en el marco del conflicto armado

Eran las 10:45 de la mañana del 30 de mayo de 1999 y los feligreses se consagraban en el centro religioso cuando un grupo de hombres armados alertaron sobre un supuesto carro bomba a las afueras de la iglesia.

“Un hombre armado, vestido con uniforme como del Ejército, se me acerca y me pide que dé la orden de evacuar por una amenaza de bomba. Un poco antes yo había visto un movimiento extraño de gente armada que se bajaban de unos camiones y rodeaban la iglesia. Mi angustia era la seguridad de las personas, pero también saber que la liturgia debía concluirse, así que traté de prolongar el momento… Pero muy rápidamente supimos que más de 150 personas estábamos siendo secuestrados por un grupo del Eln”, contó hace algunos años el padre Humberto Cadavid.  Minutos antes el grupo armado había montado un retén a las afueras de la iglesia.

“Esto es un secuestro, tengan calma, hagan lo que les decimos y no les va a suceder nada”, dijo uno de los hombres mientras subía personas a los camiones llenos de feligreses.

Ese día, y los siguientes, todo fue conmoción en Cali, por lo menos 180 habitantes de la parcelación Alférez Real, la mayoría de estrato seis, fueron llevadas con destino a la selva.

Los hechos ocurrieron en cuestión de minutos. Sobre las 11:49 los feligreses empezaron a salir y tres minutos después se subieron a los furgones, en ese momento solo se escuchaban disparos.

Durante el forcejeo Yaslin Durán intentó enfrentar a la guerrilla, pero fue asesinado.

Este jueves sobre las 5:00 de la tarde se rendirá un homenaje en memoria de él y de todas las personas que fueron secuestradas.

Además de la eucaristía, para no olvidar la memoria de las víctimas se exhibirá, hasta el 3 de junio, la exposición: “Pintar para no olvidar. 20 años del secuestro en la iglesia La María”, realizada por Juan Daniel Otoya Vernaza, quien también fue víctima de este secuestro cuando tenía once años.

"A mis 11 años enfrenté la soledad y el sentimiento de abandono. Mis padres y mi hermano habían quedado en poder del Eln. Yo estaba solo en medio de cientos de personas que, como en mi caso, también estaban aterrorizados por lo sucedido", contó.

“Subidos en un furgón, llegamos a la Tercera Brigada la noche del 30 de mayo de 1999 (...) En esta pintura recreo el momento en el que me encuentro con mis tíos en la Tercera Brigada. Habían dejado en la montaña a mi papá, a mi mamá y a mi hermano”, narró Otoya. Sus familiares regresaron seis meses después.

A mis 11 años enfrenté la soledad y el sentimiento de abandono. Mis padres y mi hermano habían quedado en poder del Eln. Yo estaba solo en medio de cientos de personas  que estaban aterrorizados

En el evento, el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) acompañará a los familiares “sobre algo que nunca debió suceder en el marco del conflicto armado, y de igual manera, para buscar justicia y no repetición por parte de esta guerrilla”.

Hace 20 años la guerilla justificó su accionar en un supuesto acto de presión política, pero luego familiares de varios secuestrados fueron extorsionados y tuvieron que pagar por su liberación.

Esa misma noche del domingo 30 de mayo de 1999, el Eln liberó a 110 personas, el 5 de junio cinco más recuperaron la libertad y diez días después, 33 feligreses retornaron a sus hogares.

Posteriormente, se produjo una liberación con cuentagotas, la cual se inició el 31 de agosto y terminó el 10 de diciembre del 99, con las tres últimas liberaciones.

Édison Gómez fue uno de los guerrilleros que cuidó a algunos de los secuestrados y quien participó indirectamente en su plagio. Él fue el encargado de conseguir ropa y cepillos de dientes para los secuestrados.

“Miedo. Siempre he sentido temor, porque uno ha sentido el rechazo”, dijo al referirse a su encuentro con las víctimas de La María, a quienes les pide perdón en nombre de la organización guerrillera de la que se retiró hace diez años.

Miedo. Siempre he sentido temor, porque uno ha sentido el rechazo

El testimonio de uno de los secuestradores

Édison Gómez comandaba el Frente Comuneros del Sur del Eln, que operaba en Nariño y Cauca. Entró a la guerrilla cuando tenía 17 años e hizo parte de las milicias urbanas, el 9 de mayo de 2009, a sus 54 años, y tras su captura, decidió desmovilizarse junto a su compañera sentimental, con quien tenía un hijo de un año, y otros dos guerrilleros.

Gómez participó “de forma indirecta” en el secuestro masivo perpetrado en la iglesia La María de Cali, hace 20 años. Hoy trabaja en una asociación que une desmovilizados del Eln y las Farc.


¿Participó directamente en el secuestro?

No, yo no participe directamente.

¿Qué tarea le tocaba hacer?

En ese momento pertenecí a la parte urbana del Eln, obviamente nosotros aportamos mucho en ese proceso. Hace dos años tuve la oportunidad de reunirme con varias personas secuestradas y les pedí perdón en un acto que se hizo por la iglesia de Cali.

¿En ese momento era parte de la milicia urbana del Eln en Cali?

Sí, aportamos elementos que se necesitaban, ayudamos a conseguir la ropa. A mí me tocó conseguir botas, cepillos de dientes y pantalones. Más o menos 20. Uno no sabía qué era lo que iba a hacer, solo nos dijeron que debíamos alistar el material. Nosotros conseguimos todo el material, sin saber qué era lo que se iba a hacer.

¿Qué hacía en la ciudad?

Yo era directivo sindical en las Empresas Municipales de Cali. En la parte urbana nos hacían subir de vez en cuando, cuando nos necesitaban allá nos hacían subir.

¿En qué momento se va al monte definitivamente?

En 1999 cuando no se aguantó más la persecución. Yo hacía mi trabajo muy bien pero llegó un momento determinado donde las cosas se complicaron, fue mucha la persecución.

A quienes estuvimos en la guerra nos toca pedir perdón para cambiar el país. Si seguimos con los odios no vamos a llegar a la paz

¿Allá se encontró a los secuestrados?

Claro, y fuera de eso me tocó cuidar a algunos. Es parte de la responsabilidad que tiene uno como parte de la tropa, lo ponen a eso y uno tiene que cumplir la orden.

Hace dos años me encontré con una organización de la iglesia, antes de la venida del Papa, estuvo gente de la iglesia La María, y a las personas que estaban ahí les pedí perdón, porque a quienes estuvimos en la guerra nos toca pedir perdón para cambiar el país. Si seguimos con los odios no vamos a llegar a la paz.

¿Cuándo vio usted a las víctimas? ¿qué sintió en ese momento?

Miedo. Siempre he sentido temor, porque uno ha sentido el rechazo. Los compañeros que hemos estamos en el monte hemos tenido una causa por la cual irnos. Por ejemplo, en el caso mío yo sufrí una persecución intensa. Yo no podía tener una vida normal, no podía estar pendiente de mis hijos, fue una vida muy azarosa la que viví y entonces llegó un momento donde no aguanté más, a mí me faltaban 2 años para jubilarme, pero me tocó irme, me tocó dejar trabajo, familia, dejar todo.

¿Por qué decidió desmovilizarse?

Me capturaron el 9 de mayo de 2009 en Bolívar, Cauca, junto a 2 jóvenes, mi compañera sentimental y mi hijo que tenía 1 año.

Me ofrecieron la oportunidad de desmovilizarme, yo hablé con un coronel y le dije a mis compañeros que se desmovilizaran ellos, yo era comandante del Frente Comunero del Sur. Le dije a mi compañera que se desmovilizara con el niño porque se lo llevaban para Bienestar Familiar y en últimas fue por él que yo decidí desmovilizarme.

¿Se arrepiente de esa decisión?

No, hoy no me arrepiento, porque me llevó a trabajar por la paz y la reconciliación de este país, y hoy soy una de las personas que tiene la bandera, y le digo al país que tenemos que acabar los odios, hay que colocarnos en los zapatos del otro y entender que este país es maravilloso y cabemos todos. Tenemos que seguir luchando por la paz y buscar los acuerdos, el odio solo nos lleva a seguir acabándonos.

Hay que colocarnos en los zapatos del otro y entender que en este país cabemos todos. Tenemos que seguir luchando por la paz y buscar los acuerdos, el odio solo nos lleva a seguir acabándonos

¿Qué piensa del Eln?

Que tiene que buscar la manera de trabajar por la paz de este país, y no solo el Eln, también el Estado colombiano, quienes lideran el país en este momento tienen la obligación de llegar a un acuerdo para que comencemos a construir entre todos la paz. Todos, el Estado, la Procuraduría, la prensa, la guerrilla, los sindicatos...

¿Qué les dice a las víctimas del secuestro de La María?

Yo personalmente les pido perdón porque participe indirectamente en muchas cosas, hoy les digo: “Édison Gómez, como muchas personas desmovilizadas, estamos mirando el país con otros ojos y estamos mirando el país porque queremos darle una vuelta a la página y decir que aquí estamos trabajando por la paz de Colombia, para que miren que si podemos lograr la paz”.

¿Se arrepiente del tiempo que estuvo en el Eln?

No, no me arrepiento, porque yo aprendí y tengo una historia de vida muy grande, aprendí a conocer a la gente, al campesino, aprendí a conocer el trabajador y todas las problemáticas del campo.

JUSTICIA 
En Twitter:

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.