Robo de energía por cultivos de marihuana deja millonarias pérdidas

Robo de energía por cultivos de marihuana deja millonarias pérdidas

Las conexiones ilegales se registran en zonas rurales de Cauca, donde falta presencia del Estado.

La marihuana, a punto de dejar a oscuras el campo caucano

El control del consumo ilegal de energía no estaba dentro de las prioridades de Cedelca, la empresa pública que operaba antes la compañía energética.

Foto:

Santiago Saldarriaga Quintero. EL TIEMPO

Por: Justicia 
07 de mayo 2020 , 10:35 a.m.

Más de 24.000 millones de pesos en pérdidas “no técnicas” deja el robo de energía  para el soporte para los cultivos ilícitos de marihuana que hay en el Cauca.

Durante un debate en el Senado por la delicada situación de orden público en este departamento, el general Wilson Neyhid Chawez Mahecha, comandante de la Tercera División del Ejército, dijo que, "además de la situación que deben atender con los grupos armados organizados, en el departamento se están enfrentando a constantes robos de energía para sostener cultivos ilícitos".

Según Omar Serrano Rueda, gerente general de la Compañía Energética de Occidente, CEO, que se encarga de distribuir y comercializar la energía eléctrica en la zona hace 10 años, los cultivos ilícitos están presentes hace dos décadas.

(Le recomendamos: La guerra de narcos por mantener el negocio en medio de la pandemia)

Sin embargo, el control del consumo ilegal de energía no estaba dentro de las prioridades de Cedelca, la empresa pública que operaba antes la compañía energética, debido a que debían atender otras problemáticas más urgentes.

Cuando empezó a operar la Compañía de manera prioritaria se solucionaron las falencias del servicio en la zona urbana y, desde hace cinco años, se atiende esta problemática (el robo de energía para cubrir los invernaderos donde se cultiva marihuana) que deja millonarias pérdidas para la empresa.

Según Serrano Rueda, desde la CEO se ha logrado que el consumo ilegal de energía no afecte al resto de la región: “Tratamos de aislar las conexiones ilegales, que son en zonas rurales y velamos porque el resto del Cauca no se perjudique por esa problemática”.

Esas poblaciones al final necesitan un medio de subsistencia y hay que dárselo, hay que darle una alternativa económica diferente a esos cultivos y eso es lo que no se ha logrado.

Sin embargo, a su juicio, las dificultades van más allá del consumo ilegal de energía, “al final de la cadena hay un campesino que no tiene otra opción que cultivar marihuana. El mismo Ejército que nos apoya en esa zona, puede entrar pero no se pueden quedar ahí toda la vida”.

Y agregó: “Esas poblaciones al final necesitan un medio de subsistencia y hay que dárselo, hay que darle una alternativa económica diferente a esos cultivos y eso es lo que no se ha logrado. Se necesita una acción integral del Estado, una alternativa económica”.

A pesar de que la problemática sobrepasa la capacidad de las autoridades y de la Compañía, debido a que son zonas a las que no pueden entrar (por ser en su mayoría resguardos indígenas) y no los dejan operar por la ausencia del Estado, desde la empresa controlan dichas conexiones ilícitas para evitar que afecten al resto del departamento.

“El control que hacemos consiste en instalar protecciones para que esas conexiones ilegales no afecten al Cauca y además se protejan los circuitos. El trato siempre es el mismo: déjennos entrar, ayúdennos a identificar las conexiones ilegales que nosotros estamos dispuestos a normalizar las condiciones de servicio”, dijo el funcionario.

El gerente señaló que en la Compañía tienen plenamente identificadas las conexiones ilegales, incluso el fiscal delegado para temas de narcotráfico, el año pasado, a raíz de denuncias de la CEO, les solicitó desconectar los transformadores de la zona.

“El fiscal nos pidió desconectar esos transformadores, pedimos protección de las autoridades, entramos a las zonas y desconectamos unos 30 o 40 transformadores pero el trabajo no era efectivo. Tenemos identificados más de 900 transformadores con cargas ilegales en esa zona y a ese ritmo no era efectivo y como no nos permitían sacar los transformadores de la zona, al otro día los volvían a conectar”, puntualizó.

(Le puede interesar: La estrategia nacional para encontrar a los desaparecidos.)

Serrano Rueda sostuvo que, además, de facilitar otros sustentos económicos para las familias campesinas e indígenas que son quienes cultivan marihuana, la solución a esta problemática de años está en que erradiquen los cultivos ilegales o, por otro lado, se aumenten la capacidad de los circuitos.

Resaltó que, a pesar de que existe esta problemática de consumo ilegal de energía en la zona, la Compañía tiene un nivel de pérdidas por debajo de 12%.

“Si se compara con otras empresas distribuidoras de país, el desempeño de la Compañía es excepcional. Tenemos las perdidas controladas donde nos dejan operar y, en otros mercados si tenemos problemática de pérdidas superiores al 50 %, pero la pérdida total es del 11,7 %”, finalizó.

JUSTICIA 
En Twitter: @JusticiaET
justicia@eltiempo.com 

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.