Se cae venta de Cafesalud a socios de Medimás

Se cae venta de Cafesalud a socios de Medimás

Crisis en prestación de servicios de salud e incumplimiento de accionistas precipitó la decisión.

Medimás

 

Foto:

Juan Pablo Rueda / EL TIEMPO

03 de octubre 2018 , 07:30 p.m.

Apenas 14 meses después, y ante los reiterados incumplimientos en la prestación del servicio de salud de más de 4 millones de usuarios, de la sonada venta de Cafesalud (antigua Saludcoop) a los accionistas de la firma Medimás, el Estado echó para atrás ese negocio billonario. 

Esta tarde, la Procuraduría General de la Nación informó que la agente especial liquidadora de Saluldcoop (hoy Medimás) acogió la petición de revocar la venta al grupo de empresarios que desde agosto del año pasado estaba a cargo del más grande operador del sistema de salud del país.

Esta decisión está condicionada a que la Superintendencia de Salud adopte las medidas necesarias para garantizar la continuidad de la atención a los hoy afiliados a Medimás, mientras su cobertura es entregada a otras EPS.

El documento en el que la liquidadora de Saludcoop, Ángela María Echeverry Ramírez notifica la decisión asegura que los privados que adquirieron a Cafesalud (Prestnewco S.A.S.) incumplieron sistemática y progresivamente las obligaciones "que en calidad de compradores adquirieron, no solo dinerarias sino en la aplicación efectiva de un modelo de atención integral en salud". 

La liquidadora destaca que los "hechos acaecidos entre agosto y septiembre relacionados con la falta de idoneidad en la prestación del servicio de salud que se ha evidenciado en el cierre de las clínicas en Medellín, Armenia, Pereira, Ibagué, Neiva, Villavicencio y Tunja ha conllevado a una importante afectación en la prestación del servicio y por ende ha vulnerado los derechos fundamentales de miles de usuarios, además de generar un problema de salud pública a cada una de dichas ciudades". 

Y concluye que "Medimás EPS, a través de Esimed S.A., que presta los servicios de salud a sus afiliados no se encuentra en condiciones de asumir de manera responsable la prestación del servicio de salud en condiciones favorables a la comunidad en general". 

La liquidadora enumera las deudas de la EPS y señala, por ejemplo, que al proveedor de alimentos para los pacientes le están debiendo 6.466 millones de pesos, que al proveedor de servicios de imágenes diagnósticas le deben 12.880 millones y al proveedor de sistemas tecnológicos 3.900 millones y al call center encargado de la asignación de citas más de 2.000 millones.

Por el arriendo de las clínicas debe 32.249 millones "sin que exista voluntad de pago pese a los diferentes requerimientos". Además, dice que, "por la ineficiente administración los edificios se han visto deteriorados de manera importante". 

Fuentes consultadas por ELTIEMPO.COM explicaron que la decisión de la agente liquidadora afecta el negocio realizado con los socios de Medimás, así como el contrato de arrendamiento de 19 clínicas que pertenecieron al antiguo grupo Saludcoop. La cancelación total de ese negocio tendría que resolverse en tribunales de arbitramento.

Sin embargo, la liquidación de Medimás está en la órbita de la Supersalud, que debe empezar a considerar situaciones como que la EPS ya no tenga las clínicas que eran su columna vertebral para la prestación del servicio y de las que ya 8 habían sido cerradas por la crisis del operador de salud.

Así mismo, al caerse el negocio de la venta debería también revertirse el paso de los usuarios de Cafesalud a Medimás, lo que genera un limbo que tendrá que ser resuelto por las autoridades de la salud.

En todo caso, la Superintendencia acordó una mesa de trabajo con la Procuraduría para trabajar articuladamente "en un plan de contingencia que permita el desmonte progresivo y gradual de esta EPS, garantizando la continuidad de la atención para los afiliados, el traslado a las mejores EPS, y adoptando un término prudencial para que no se afecte ningún paciente. Se planteó también avanzar con el desmonte a partir de las revocatorias de habilitación por regiones".

Hace algunos meses, la Procuraduría había advertido sobre la crítica situación de Medimás, que según el Ministerio Público iba camino de repetir la debacle del emporio del detenido ‘zar’ de Saludcoop, Carlos Palacino.

Este miércoles, el procurador Fernando Carrillo advirtió que a través de sus "84 Procuradores Regionales, Provinciales, Distritales y los personeros en más de mil municipios en el país" vigilará la continuidad de la prestación de los servicios y "que a los usuarios no se les traslade la responsabilidad de adelantar trámites que dilaten la atención, que afecten la continuidad de los servicios o incluso que pongan en riesgo sus vidas".

Así mismo, la Supersalud adoptará un plan para que en los 29 departamentos donde tiene presencia la EPS, se garantice la cobertura de atención a los afiliados y sus beneficiarios.

Además, Carrillo señaló que Medimás tiene "la obligación de dar continuidad a los servicios y garantizar la atención de todos los usuarios durante la transición de los afiliados a otras EPS. No puede haber interrupción de la atención de salud".

Entre enero y julio de este año la Superintendencia de Salud había recibido más de 36.000 quejas y denuncias contra Medimás por deficiencias en la prestación de servicios y entrega de medicamentos a los usuarios. La Contraloría también había denunciado que los nuevos accionistas estaban realizando millonarias contrataciones con antiguas empresas relacionadas con el grupo Saludcoop. De hecho, es práctica fue una de las que llevaron a la liquidación de la que fue en su momento la EPS más grande del país. 

"Uno de los incumplimientos que más preocupa a la Procuraduría General tiene que ver con el cierre de 8 clínicas de las 19 que integra Esimed, sumado a la falta de pago de los cánones de arrendamiento, deuda que asciende a más de 32 mil millones de pesos, así como a la falta de condiciones para la debida atención de los usuarios", informó el Ministerio Público.

Uno de los incumplimientos que más preocupa a la Procuraduría General tiene que ver con el cierre de 8 clínicas de las 19 que integra Esimed

Asegura, así mismo, que los accionistas no han cumplido con el plan de pagos y tienen una deuda de más de 74.000 millones de pesos sin incluir los intereses de mora. 

Según la Procuraduría, "los incumplimientos desde el punto de vista económico ascienden a más de 125 mil millones de pesos, sin contar intereses". Inicialmente la venta se pactó en 1,4 billones de pesos de los que fueron descontados las supuestas deudas que tenía Cafesalud con los operadores de salud. 

Desde antes de la adjudicación de la venta, la Procuraduría alertó que los virtuales compradores no contaban con el músculo financiero, ni con la experiencia suficiente para asumir el aseguramiento de los afiliados que venían de Cafesalud. Hoy la liquidadora le da la razón a la Procuraduría y adopta estas decisiones, dirigidas a hacer valer el orden jurídico, proteger los recursos del sistema y ante todo, garantizar el derecho a la salud como lo ordena la Constitución", dijo el Procurador General.

Los argumentos de la Procuraduría

El Ministerio Público venía insistiendo ante la agente liquidadora de Saludcoop para que revirtiera la venta. Con cerca de 500.000 usuarios menos que cuando empezó su operación e indicadores críticos, como un incumplimiento del 42 % en procedimientos vitales como la diálisis, Medimás es una de las papas calientes en materia de prestación de salud en el país. Además, en solo dos meses de funcionamiento ya había sido sometida a una vigilancia especial de la Superintendencia de Salud que hoy continúa.

En las entrañas de Medimás: un día escuchando a los pacientesCinco usuarios, cinco historias de insatisfacción. ¿Qué les responde la EPS que hoy cumple un año?
Medimás

En febrero, la Superintendencia de Salud confirmó una sanción de 1.100 millones de pesos a Medimás por fallas en la prestación de servicios.

Tanto la Procuraduría como la Contraloría le habían pedido al Gobierno la intervención forzada en Medimás, así como a la Fiscalía que indague las irregularidades en la venta y el mal uso de recursos. También, que se aclare si los antiguos socios de Carlos Palacino terminaron, por medio de sofisticadas maniobras, recuperando el control de la EPS que fue la más grande del país y terminó convertida en el referente del saqueo a la salud en Colombia.

JUSTICIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.