Las pruebas que pusieron en evidencia a la guerrilla de ‘Gabino’

Las pruebas que pusieron en evidencia a la guerrilla de ‘Gabino’

El punto de partida de las investigaciones fueron los datos de la trayectoria del carro bomba.

'Gabino', líder del Eln. Archivo EL TIEMPO

'Gabino', líder del Eln. Archivo EL TIEMPO

Foto:
Por: Justicia y Paz
19 de enero 2019 , 06:04 a.m.

En menos de 24 horas, tras un intenso trabajo de investigación, la Fiscalía General y la Policía recopilaron los elementos probatorios para señalar al Eln como el determinante del ataque terrorista contra la Escuela de Policía General Santander, que dejó 21 muertos, incluido el conductor del carro bomba.

Las conclusiones de la primera fase de la investigación fueron presentadas este viernes por el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, y el ministro de Defensa, Guillermo Botero, quienes aseguraron que la planeación del ataque terrorista había comenzado 10 meses atrás.

El punto de partida de las investigaciones fueron los datos sobre el vehículo Nissan modelo 93 en el que se camuflaron los 80 kilos de pentolita y el nombre del propietario, quien resultó ser el mismo que conducía el carro bomba: José Aldemar Rojas Rodríguez.

Primero, los investigadores establecieron a través del Registro Único Nacional de Transporte (RUNT) que el propietario de la camioneta era Rojas Rodríguez.

Luego, según explicó este jueves el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, se logró establecer que era el mismo conductor de la camioneta bomba porque les mostraron a tres personas de la guardia de la Escuela de la Policía la foto que ya tenían del propietario del vehículo y ellos confirmaron que era el mismo que había entrado de manera irregular a la sede policial.

Así se pudo concluir de manera rápida que Rojas Rodríguez era el autor material del ataque terrorista, y lo que siguió fue investigar los antecedentes de la camioneta Nissan plateada de placas LAF 565 y de su propietario.

La primera alerta se prendió al corroborar que la camioneta había sido adquirida en febrero del 2017 por Mauricio Mosquera León, alias Macancan, quien, según informó el Fiscal General, había sido judicializado por rebelión, concierto para delinquir con fines terroristas y terrorismo.

Desde 2017, este vehículo fue adquirido por un terrorista vinculado al Eln”, subrayó el fiscal Martínez.

Además se confirmó que el 20 de abril del 2018 la camioneta quedó a nombre de Rojas Rodríguez, quien resultó siendo un experto explosivista del frente ‘Domingo Laín’ del Eln.

Carrera en el Eln

El ministro de la Defensa dijo que con informes de inteligencia se corroboró la militancia de Rojas Rodríguez, alias el Mocho, en el Eln. Resaltó que fue hombre de confianza de Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino, máximo jefe del grupo guerrillero.

El ministro señaló también que Rojas Rodríguez inició su accionar delictivo en 1994 como miliciano y entró al frente ‘Domingo Laín’, con injerencia sobre Arauca, Casanare y Boyacá.

Para el 2003 ya contaba con curso de explosivista y empezó a capacitar a varios frentes.

Precisamente, en medio de esas actividades fue que, entre el 2008 y 2010, perdió su mano derecha de manera accidental.

Botero afirmó, además, que “en el 2011 era instructor en Fortul (Arauca) y se desplazó a Venezuela a capacitar a miembros del Eln y otras personas en el manejo de explosivos”.

En la búsqueda de las pistas que pudiera dar el vehículo acondicionado como carro bomba, el grupo de automotores de la Policía se concentró en corroborar dónde estaban registradas las revisiones técnico-mecánicas del carro, y eso los llevó a Arauca. Allí estaban reportadas las dos últimas revisiones.

En la noche del jueves, un grupo de investigadores recorrió los municipios de Tauramena y Saravena en Arauca, y Cúcuta, en Norte de Santander, donde realizaron una serie de entrevistas y varias personas identificaron a Rojas Rodríguez como alias el Mocho o ‘Kiko’, del Eln.

El recorrido en Bogotá

Tras una revisión que hizo la Policía Judicial Dijín a las cámaras de seguridad de la autopista Sur y la carrera NQS se pudo determinar que el carro bomba pasó por la avenida Villavicencio sobre las 9 y 11 de la mañana del jueves, día del atentado. Otra cámara registra que sobre las 9 y 25 la camioneta se estacionó a un costado de la estación de Transmilenio en Venecia (calle 45 a No 51D -43) y que un hombre se bajó de él.

La camioneta siguió por la autopista Sur y sobre las 9 y 27 de la mañana entró a la Escuela de la Policía sin pasar el control y, según el informe entregado este viernes por el Ministro de Defensa y el Fiscal General, aprovechando que se abrió la puerta para la salida de varias motos.

A partir de cámaras de peajes se estableció que el 24 de noviembre del 2018 el vehículo estuvo en Barranca de Upía, Meta, y que ese mismo mes entró a Bogotá.

Y este viernes en la tarde se logró establecer que el conductor del carro bomba pagó dos meses de arrendamiento por una bodega -un millón de pesos en total- ubicada en el sector de Usme, en el sur de la capital.

Así lo habría confirmado uno de los dueños de la propiedad que identificó al señalado autor material del hecho.

Rojas Rodríguez, según contó este viernes el ministro de Defensa, intentó colarse en las listas que presentaron las Farc con los nombres de los guerrilleros que entregaron las armas. Botero fue enfático al afirmar que tres veces el conductor del carro bomba insistió ante las antiguas Farc y estas se negaron.

El capturado

Las ayudas técnicas fueron trascendentales para ubicar e identificar a un presunto coautor del ataque. Sobre las 10 y 13 minutos de la mañana del mismo jueves, en la sala Esperanza de la Fiscalía registraron una llamada en la que un hombre reconoce haber participado en el atentado contra la Escuela de la Policía.

Ricardo Andrés Carvajal Salgar, por medio telefónico, reconoce coparticipación en grado de autor en el acto terrorista que se cometió”, afirmó el Fiscal.

Con base en esa comunicación se dio prioridad a la ubicación y captura del hombre de la llamada, y sobre las 2 y 30 de la madrugada de este vieres, fue detenido en su casa, en el barrio Los Laches, en el sur de Bogotá.

En la vivienda de Carvajal, de 39 años, las autoridades incautaron su celular, un manual del combatiente primera fase de instrucción y una especie de uniforme-overol. El Fiscal señaló que al capturado se le sindicará de homicidio y terrorismo.

Ahora, el Comando Central del Eln, máxima instancia de dirección de esa guerrilla, tendrá que responder penalmente como autor intelectual del ataque.

JUSTICIA Y PAZ

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.