Primer español en la mira por millonario saqueo de la Triple A

Primer español en la mira por millonario saqueo de la Triple A

Procuraduría le abrió investigación a Edmundo Rodríguez por el desvío de $ 28.000 millones.

Edmundo Rodríguez, empresario

El empresario Edmundo Rodríguez Sobrino pagó en noviembre de 2017 una fianza de 100.000 euros para salir de la cárcel de Estremera.

Foto:

Javier López / EFE

22 de septiembre 2018 , 10:30 p.m.

El procurador general, Fernando Carrillo, viajó a España hace 24 horas para poner el acelerador a la colaboración judicial y lograr que los ciudadanos de ese país involucrados en el saqueo de la empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Barranquilla, la Triple A, vengan a responder a Colombia.

En su maletín, Carrillo se llevó un primer nombre: el de Edmundo Rodríguez Sobrino, el otrora poderoso miembro de la junta de la Triple A y gerente de Inassa, dueña de la empresa barranquillera y filial de la matriz española Canal Isabel II.

Tras permanecer siete meses detenido en la prisión de Estremera, acusado de fraude, malversación de fondos, falsedad, cohecho, lavado de activos y organización criminal, Rodríguez Sobrino hoy está libre, luego de pagar una polémica fianza de 100.000 euros, unos 354 millones de pesos.

Pero sigue ligado al proceso por la compra fraudulenta de empresas en América Latina y Carrillo quiere ahora que venga a responder por el desfalco de la Triple A, cercano a los 83 millones de dólares.

Por eso, la Procuraduría le acaba de abrir investigación, en su calidad de miembro de la junta de la Triple A, para que explique el desvío de 28.000 millones de pesos de la empresa.

Los testigos

La investigación contra el español, mano derecha del expresidente madrileño Ignacio González, del Partido Popular (PP), se fundamenta en el hallazgo de al menos 58 órdenes de servicios y contratos fantasma que el español habría direccionado y de lo cual serían testigos varios colombianos.

Una de ellas es Julia Margarita Serrano Monsalvo, exgerente financiera de la Triple A, quien le aseguró a la Procuraduría General que detectó presuntas irregularidades en decenas de solicitudes que le elevó Ramón Navarro, gerente de la empresa, y de las que estaría enterado Edmundo Rodríguez Sobrino.

Serrano narró cómo le exigían el giro de fuertes sumas de dinero “con el objeto de cumplir las instrucciones dadas por el señor Rodríguez Sobrino, quien para ese momento ostentaba la dignidad de miembro de junta y alto ejecutivo de Inassa y de las empresas de las que era socia esa compañía”.

Una de las firmas claves es R&T S. A., miembro de grupo Inassa, que ofrecía servicios de gestión comercial como la suspensión o el cobro de servicios.

Con base en esas declaraciones, la Procuraduría identificó los contratos y órdenes de trabajo, entre los cuales se encuentran desde supuestas consultorías, por 1.100 millones de pesos, hasta estudios de costos de mercadeo y viabilidad normativa, por 3.100 millones de pesos más.

Pero el gran boquete del saqueo está concentrado en decenas de minúsculos contratos de movimiento de tierra y transporte de residuos, que individualmente oscilaban entre los 350.000 y los 900.000 pesos. A través de esa especie de goteo contractual, se esfumaron de las arcas de la Triple A más de 18.000 millones de pesos.

Todos los contratos y órdenes de servicio aparecen suscritos entre 2012 y 2015, cuando Rodríguez Sobrino era el mandamás de Inassa.

“Lo que se quiere establecer es si el ciudadano español, tal como lo señalan los testigos, es el determinador de estas conductas corruptas que permitieron justificar el retiro de dinero de la empresa, sin que el objeto de estos fuera ejecutado. Además, si el ciudadano español, valiéndose de su condición de integrante de la junta de la Triple A, pudo incurrir en actos de corrupción que pudieron favorecer la apropiación de recursos para su provecho o el de terceros”, explicó uno de los investigadores del caso.

En este punto es donde se entroncan las investigaciones de España y Colombia. Todo indica que parte del dinero saqueado en Barranquilla terminó nutriendo las arcas de los directivos del golpeado PP.

Ahora, Carrillo le apunta a que España acceda a poner a disposición de Colombia a Rodríguez Sobrino, a cambio de esa evidencia.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.co
En Twitter: @uinvestigativa

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.