¿Por qué la justicia sí funcionó en caso de la chilena desaparecida?

¿Por qué la justicia sí funcionó en caso de la chilena desaparecida?

En pocos días, las autoridades habrían logrado esclarecer lo que pasó con Ilse Ojeda.

Capturan a Juan Valderrama

En cuestión de horas, Policía y Fiscalía ubicaron y capturaron a Juan Valderrama, novio de la chilena.

Foto:

Jaime Moreno / EL TIEMPO

Por: Jhon Torres
28 de abril 2019 , 09:32 p.m.

En tiempo récord, poco más de una semana, la Policía y la Fiscalía parecen haber llegado a la verdad judicial de la misteriosa desaparición de la sargento de Carabineros de Chile Ilse Ojeda, quien llegó a Colombia creyendo haber encontrado la felicidad y cuya trágica historia tiene conmocionados a ambos países.

Un juez de Bucaramanga adelantaba, al momento de escribir estas líneas, la audiencia (por ahora, por secuestro) contra Juan Valderrama, el novio de la chilena que, según los indicios, sería el responsable de su desaparición y casi seguro asesinato.

En cuestión de horas, Policía y Fiscalía ubicaron plenamente a Valderrama, quien desde un primer momento –por las versiones de la familia de Ilse y por la sospechosa actitud que mantuvo tras su desaparición a comienzos de abril– estuvo en la mira de los investigadores.

No obstante lo mediática que podría haber sido una detención inmediata, solo procedieron judicialmente en su contra cuando el hallazgo de un cuerpo y la versión de un posible cómplice en su intento por desaparecerlo, además de pruebas técnicas como la triangulación de teléfonos celulares, amarraron suficientemente el caso como para que un juez de garantías procediera primero a dictar la orden de captura y, luego, a dejarla en firme. El cobro de un seguro de vida, descubierto también en la investigación, podría ser el móvil del macabro crimen.

En un país en el que siete de cada diez asesinatos quedan, literalmente, sin castigo, estas muestras de efectividad judicial deben celebrarse como la demostración de que no estamos condenados a la impunidad. Pero, a la vez, refuerzan la sensación de que solo cuando hay ruido mediático –y, en este caso, por tratarse de una ciudadana extranjera, ruido diplomático–, el aparato judicial se aceita perfectamente para producir los resultados que todos esperamos.

Eso pasó en otros procesos emblemáticos, como el de la pequeña Yuliana Samboni, en el que sin pérdida de tiempo, se recabaron las pruebas que terminaron dando pie a la ejemplar condena contra Rafael Uribe Noguera.

Chile es un país que en la última década se convirtió en destino de miles de colombianos y en el que desafortunadamente, casos como este alimentan las prevenciones contra nuestros compatriotas a causa de las malas acciones de unos pocos. Allá esperan que la justicia colombiana, ya en el proceso penal, haga su tarea.

En Colombia también esperamos eso. Pero, sobre todo, que estas historias de éxito judicial se nos aparezcan cada vez más frecuentemente, sin necesidad de titulares en los medios.

JHON TORRES
Editor de EL TIEMPO
En Twitter: @JhonTorresET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.