Por caso de Jineth Bedoya, el Estado va juicio en la Corte-IDH
NO ES HORA DE CALLAR
No es hora de callar patrocinado

Por caso de Jineth Bedoya, el Estado va juicio en la Corte-IDH

Tras 19 años de impunidad, Comisión Interamericana votó en forma unánime por la acusación.

AUTOPLAY
Corte Interamericana juzgará a Colombia por el caso de Jineth BedoyaTras 19 años de impunidad, Comisión Interamericana votó en forma unánime por la acusación.
Jineth Bedoya

Mauricio León / EL TIEMPO

Por: JUSTICIA
17 de julio 2019 , 05:09 p.m.

Por considerar que a pesar de que han pasado 19 años desde los hechos no hay respuesta efectiva de las autoridades, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos acusó a Colombia ante la Corte-IDH por el secuestro y la violación de la periodista Jineth Bedoya Lima. 

Ese crimen fue perpetrado el 25 de mayo del año 2000 por paramilitares que, según las investigaciones, fueron apoyados por funcionarios penitenciarios y miembros de la Fuerza Pública de la época. 

Este caso se convierte en el primero de violencia sexual en medio del conflicto en Colombia que llega a un tribunal internacional, y abre la vía para que otras víctimas busquen justicia en esas instancias. También es el primer caso que contempla la situación de las mujeres periodistas que ejercen su oficio en contextos de conflicto armado. 

Hace dos meses dos de los autores materiales, paramilitares directamente relacionados con la llamada Casa Castaño,  fueron condenados a penas de entre 30 y 40 años de cárcel. Sin embargo, los autores intelectuales y conocedores del plan para atacar a la periodista siguen en la impunidad.

Jineth Bedoya trabajaba en ese momento en el diario El Espectador y estaba publicando una serie de informes sobre el control que tenían paramilitares detenidos en la cárcel Modelo de Bogotá. Desde la fecha de los hechos el caso estuvo prácticamente archivado hasta el año 2011. 

En el 2012, tras un cambio de fiscal, tres paramilitares fueron vinculados como responsables. Hasta el momento están condenados Mario Jaimes Mejía, alias 'el Panadero', quien desde el 2016 paga una pena de 28 años de cárcel. 

Jaimes fue la persona que citó a Bedoya a una entrevista periodística en La Modelo, citación que en realidad era una trampa para llevarla hasta sus victimarios con el fin de silenciar las investigaciones que ella venía adelantando. En su condena el juez aseguró que en "la empresa criminal" que se concertó para cometer el crimen contra Bedoya hubo complicidad con miembros de la Fuerza Pública. 

También están condenados Alejandro Cárdenas Orozco, alias 'J.J', por el delito de acceso carnal violento agravado, y Jesús Emiro Pereira Rivera, alias 'Huevo de Pisca', por el delito de secuestro, tortura y acceso carnal violento. 

En esa sentencia el juzgado quinto penal especializado compulsó copias a la Fiscalía para que investigue al general (r) de la Policía, José Leonardo Gallego, quien para entonces era director de la Dijín, y quien ha sido mencionado en el proceso como supuesto conocedor del plan de los paramilitares contra la periodista.

“A partir de las pruebas allegadas a la presente actuación, en especial por el relato de los hechos suministrado por la víctima, se podría colegir la eventual responsabilidad de terceras personas, incluidos algunos servidores públicos”, dice el fallo sobre la compulsa de copias.

De acuerdo con la investigación, Cárdenas fue quien en la mañana del 25 de mayo se acercó a Bedoya en la puerta de la cárcel y la alejó del lugar con amenazas de muerte y un arma de fuego. Luego la llevó a una bodega cercana al establecimiento carcelario, en donde después la periodista fue subida a un vehículo, que emprendió trayecto hacia Villavicencio, ruta en la que Bedoya fue víctima de tortura, insultos, maltratos físicos y psicológicos por parte de Cárdenas y otros hombres.

El expediente también asegura que Rivera fue quien condujo el vehículo en el que fue secuestrada Bedoya y también participó en los abusos sexuales de los que fue víctima.

En julio de este año la periodista le envió una carta a Paulo Abrao, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, mencionando la impunidad que aún vive. 

"Pese a que en diferentes audiencias se han mencionado a los autores intelectuales, estos no han sido procesados, y de más de 20 personas que se mencionan en el proceso solo tres han recibido condena", dice en la misiva.

Bedoya, actual editora de EL TIEMPO, lidera la campaña No es Hora de Callar, que ha sido reconocida en el país y en el mundo por su labor para que las mujeres víctimas de abusos sexuales y otras agresiones, especialmente en medio de la guerra, denuncien sus casos.

La FLIP se pronuncia

La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), en cabeza de su director Pedro Vaca, apoyó la decisión que tomó la CIDH y expresó en un comunicado que será la primera oportunidad en la que la Corte se pronuncie sobre la situación de las mujeres periodistas en contextos de conflicto armado. 

"Esta decisión es un avance significativo en la lucha que por 19 años ha tenido que librar Jineth Bedoya Lima para acceder a la justicia y la verdad", aseguró la FLIP.

El fallo que que adopte la Corte no sólo tendrá efectos para el caso en concreto, sino que constituirá un precedente para todo el hemisferio.

JUSTICIA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.