Policía asocia tatuajes con ‘drogadicción y libertinaje’

Policía asocia tatuajes con ‘drogadicción y libertinaje’

Así lo muestra carta revelada por 'la W’. Dicen que "demarca situaciones de delincuencia y ocio".

Policía

En el documento, la Policía dice que el tatuaje "demarca situaciones de delincuencia, ocio y antivalores”.

Foto:

Luis Lizarazo / EL TIEMPO

Por: ELTIEMPO.COM
08 de septiembre 2018 , 03:12 a.m.

Una carta enviada por el coronel Pablo Antonio Criollo Rey, de la Secretaría General de la Policía, al inspector de esta institución, el mayor general Óscar Atehortúa Duque, en respuesta a los parámetros respecto “al personal uniformado que presenta tatuajes en partes visibles del cuerpo” ha generado un gran debate en redes sociales por la respuesta que dio a este tema.

En la misiva, publicada por la W Radio y fechada el 29 de agosto de 2018, el coronel Criollo indicó que “los patrones socioculturales mayoritarios tienden a la percepción del tatuaje como un elemento que demarca situaciones de delincuencia, ocio y antivalores”.

En el documento, el coronel Pablo Antonio Criollo referencia una investigación publicada en la Revista Arte y Movimiento.

“Tomando en consideración los planteamientos socioculturales sobre los cuales se connota el tatuaje como una muestra de transgresión social, conforme a lo esbozado por Sonia Reverter, quien categoriza estas muestras simbólicas corporales al indicar que ‘los aspectos sociales y culturales se materializan en los cuerpos con reiteración y subversión de las normas sociales y culturales que interpretan las categorías identitarias”, precisa la carta.

El tatuaje se identifica con vagancia, drogadicción, libertinaje o desempleo

Por esta razón, señala el miembro de la Secretaría General de la Policía, que esto “genere una clara contraposición a la misionalidad ínsita y connatural de la Institución, en torno a garantizar el cumplimiento del ordenamiento jurídico y los patrones de conducta comúnmente aceptados”.

Así mismo, agrega que “no es el tatuaje en sí el que genera rechazo, es su implicación cruzada con variables como la posición social, edad, identidad”.

“Su práctica rompe con preceptos sociales y en algunas estructuras sociales, como en los barrios marginales, el tatuaje se identifica con vagancia, drogadicción, libertinaje o desempleo”, describe el documento de la Policía.

Al finalizar, en la carta, se señala que cuando un policía está portando el uniforme y su tatuaje se hace visible “se desvirtúa sin lugar a dudas el decoro y la pulcritud que este requiere, aunado a que se genera un distanciamiento y dubitación frente a la procedencia autoritaria de la función policial”.

Sin embargo, este viernes, la Policía envió un comunicado en el que aclaró que el documento "no constituye una orden o una determinación al respecto"

Además, precisó que el análisis "se limita exclusivamente al ámbito policial y a los factores relacionados con el buen Porte del Uniforme, por lo que en nada involucra a quienes no integran la Institución".

ELTIEMPO.COM

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.