¿Pueden existir demandas ante los eventos cancelados por coronavirus?

¿Pueden existir demandas ante los eventos cancelados por coronavirus?

Los expertos opinan sobre los posibles escenarios.

Conozca las carreras que más demanda tienen actualmente en Bogotá

El gobierno nacional decretó la emergencia sanitaria este jueves tras el aumento de casos de COVID-19 en el país. 

Foto:

iStock 

Por: Justicia
17 de marzo 2020 , 11:51 a.m.

El TIEMPO le consultó a algunos abogados expertos en temas de responsabilidad civil, contractual, comercial y penal si hay posibilidades de que existan demandas por la cancelación de eventos, paquetes retrasados o vuelos cancelados debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus.

En opinión de Jhonathan García, abogado de ‘Dejusticia.org’ pueden ocurrir dos escenarios:

El primero, que existan demandas de tipo civil entre personas y empresas privadas. En este caso, según García prosperará la acción según lo que se haya pactado. Es decir, en últimas todo depende de la especificidad de cada contrato.

Por ejemplo, las aerolíneas se blindan de este tipo de sucesos por tratarse de un evento ajeno a su voluntad. 

Además,  el abogado dice que aunque podrían existir demandas de particulares contra el Estado que se han visto afectados por declarar la emergencia sanitaria (alguien que haya comprado una boleta para un evento, o alguien que haya organizado ese evento), estas demandas no están llamadas a prosperar de ninguna forma ya que las medidas tienen un soporte legal muy sólido.

En estos contextos, aclara, la Superintendencia de Industria y Comercio es el organismo encargado de dictar las directrices que se deben seguir para evitar litigios comerciales, o determinar cómo se llevarán a cabo, en caso de que haya conflictos sobre protección al consumidor. 

Por otro lado, para el abogado Fredy Buitrago, experto en temas comerciales y penales, la política en materia de salud que adopten los alcaldes, gobernadores o el presidente, como medidas para conjurar la emergencia, buscan proteger el bienestar de la mayoría.

Dice que, eventualmente, podrían existir demandas sobre todo por el tema económico debido al incumplimiento de contratos con artistas que no pueden posponer eventos por temas de agenda pero es muy poco probable que esos recursos prosperen porque la cancelación obedece a razones ajenas a quien interviene en la realización de los eventos.

La misma opinión tiene Felipe González, abogado experto en temas contractuales, quien opina que no existiría de ninguna manera la posibilidad de que prospere una demanda por estas circunstancias ya que, en el caso de quien organiza el evento, las directrices que dictan las autoridades constituyen hechos imprevisibles y, además, están blindadas por la ley ya que estos eventos son considerados hechos de fuerza mayor o casos fortuitos.

González aclara que este escenario legal corresponde a la coyuntura actual y que los organizadores de shows y espectáculos tienen la responsabilidad de posponer el evento o, si aplica, deben devolver el dinero pagado, ya que no pueden trasladar el perjuicio económico al comprador final.

El abogado dice que del mismo velo legal pueden ampararse los comerciantes que no tienen responsabilidad en las llegadas de paquetes de otros países, en la cancelación de vuelos o cualquier otro evento que, por la coyuntura, sufra alteraciones.

Tanto las autoridades como los organizadores de eventos o comerciantes que se estén viendo afectados por estas medidas, están blindados por la ley

Buitrago concuerda con la anterior posición pero añade que, en esto casos “prima el derecho de los consumidores pero también prima evitar la propagación del virus y tiene toda la razón la autoridad pública en tomar esas medidas.

Asimismo, también existen delitos tipificados en el Código Penal que penalizan a quienes no las atiendan.

Buitrago, para concluir, sostuvo que hay dos delitos que hacen referencia al tema de salubridad pública.

El primer delito contempla que no se pueden violar medidas que tome la autoridad competente para evitar propagación de enfermedades y, el segundo contempla que, podrán ser penalizados, quienes propaguen enfermedades o faciliten que ello ocurra.

En últimas, tanto las autoridades como los organizadores de eventos o comerciantes que se estén viendo afectados por estas medidas, están blindados por la ley. Y para quienes pretendan demandar, la posibilidad de que sus pretensiones prosperen, es mínima. 

Redacción Justicia
Twitter: @JusticiaET
​Correo: justicia@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.