La millonaria pelea por la joya del Caguán

La millonaria pelea por la joya del Caguán

Un empresario está reclamando parte de la hacienda que Farc le restituyó a Constanza Turbay Cote.

Hacienda de las Farc

La hacienda de 2.200 hectáreas fue arrebatada a los Turbay Cote por la guerrilla de las Farc en el 2001.

Foto:

Archivo particular

14 de julio 2018 , 09:03 p.m.

El propio exjefe guerrillero Iván Márquez le prometió a Constanza Turbay Cote que le iba a devolver ‘La Estrella’, una emblemática hacienda en la vereda Las Guacamayas, de San Vicente del Caguán (Caquetá), que las Farc le arrebataron en 2001, a sangre y fuego.

El mensaje lo envió con uno de los ahijados de Turbay, a finales de 2016, en plena X Conferencia Guerrillera. Y le anunció que iba a ser el primer acto temprano de reparación dentro del proceso de paz.

Y no era para menos. Constanza es la única sobreviviente de los Turbay Corte, una familia de políticos liberales que la guerrilla literalmente exterminó: Rodrigo Turbay Cote, se ahogó estando en cautiverio, en 1997; e Inés Cote y Diego Turbay Cote fueron acribillados el 29 de diciembre de 2000.

El predio primero quedó atrapado en plena zona de despeje –durante el gobierno Pastrana– y las Farc nunca quisieron devolverlo. Por su extensión y producción es considerado una de las joyas del Caguán. En su época de esplendor llegó a tener más de mil cabezas de ganado, pasto fino y decenas de trabajadores de los Turbay, cuyo abuelo migró del Líbano a esa zona a inicios del siglo XX.

Pero el empresario colomboespañol Juan Carlos Pujana asegura que, a mediados de 2017, un supuesto delegado de las Farc también lo contactó, a través de un mensaje de Facebook. Dice que le preguntó si él era hijo de Martín Ignacio Pujana Angoitia y le anunció que su organización había decidido restituir ‘La Estrella’.

Querella policiva

Según él, su papá, socio de los Turbay, ya fallecido, es el dueño del 50 por ciento de la hacienda. Por eso, regresó al país en septiembre de 2017 y tomó posesión.

“Ese mes, mi hermano Bernardo sostuvo una reunión con Daneiro Santamaría, delegado de las Farc y excomandante político de la columna Teófilo Forero y firmaron un documento en el que se nos reconoce como dueños de parte de la hacienda y se le pide a Constanza Turbay no entorpecer más la devolución”, le dijo Pujana a EL TIEMPO.

Sin embargo, los abogados de Turbay Cote son claros en señalar que Pujana no es más que un usurpador e invasor. Por eso, el 16 de mayo, le iniciaron una querella policiva de lanzamiento.

“Ocuparon el bien inmueble de manera clandestina, violenta y con abuso de confianza, negándose a desocupar el inmueble por razones desconocidas”, se lee en el documento.

Y agregan que la propia guerrilla revirtió la entrega hecha a los Pujana y reconoció como única propietaria a Constanza Turbay Cote.

“Ella es una de las víctimas más connotadas y sufridas del conflicto. Por eso, el propio Márquez delegó en el comandante Óscar Montero, alias el Paisa, de la Teófilo Forero, la devolución del bien, como el primer acto de restitución temprana”, explica uno de los abogados.

Y añade que la entrega material del bien la hizo alias Diván, delante de la comunidad y de las autoridades, el 27 de diciembre de 2017.

Declaración clave

Pero Juan Carlos Pujana insiste en que, dos años antes de que las Farc secuestraran a Rodrigo Turbay Cote, este le vendió una parte de la hacienda a su padre. Y exhibe un documento con firmas.

“Me obligo con el señor Pujana tanto a hacer promesa de venta como a correr las escrituras de enajenación de la hacienda La Estrella (...) El haber recibido ya cuatro cheques por 100 millones de pesos me obliga a hacer la entrega real y material de dicho bien en noviembre (de 1993)”, se lee en el papel.

Por eso, tras intentar oponerse sin suerte al desalojo, anunció que prepara una acción de tutela para que se les respete el debido proceso y el derecho a la defensa.

Pero la defensa de Constanza Turbay Cote tiene otro documento demoledor para defender su propiedad. Se trata de una declaración bajo juramento que el propio Juan Carlos Pujana rindió ante el Juzgado Cuarto Civil del Circuito de Bogotá, el 5 de septiembre de 2005, en la que dice que su familia iba a adquirir la finca, pero desistieron del negocio.

“Sí conozco a la señora Constanza Turbay Cote. Teníamos vínculos financieros con ella y con su familia y éramos las personas que estábamos interesados en la compra de la hacienda ‘La Estrella’ (...) 1.200 millones de pesos fue el precio que se acordó inicialmente con la señora Turbay (...) Es de conocimiento que esa finca la perdió la señora Constanza Turbay, gracias a Dios ese problema no se nos vino encima porque nunca se hizo la negociación”, dice la declaración firmada y con cédula.

De hecho, esta aparece entre la evidencia que abogados de Turbay Corte entregaron a la justicia dentro de una demanda contra la Nación por los perjuicios morales y materiales que le causó la toma de ‘La Estrella’ por parte de las Farc.

Agregan, además, que durante los 18 años que el predio estuvo en manos de esa guerrilla, los Pujana nunca interpusieron recursos para recuperarla. Por el contrario, hay varias cartas de Turbay Cote al entonces presidente Andrés Pastrana y a su comisionado de Paz, Camilo Gómez, pidiendo ayuda para que le devolvieran el predio, para su sustento.

Y añaden que si Pujana cree tener algún derecho sobre la hacienda, acuda a un juez de la República, pero no a las vías de hecho.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.co
En Twitter: @uinvestigativa

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.