Poderoso exsocio de Palacino está incrustado en la EPS

Poderoso exsocio de Palacino está incrustado en la EPS

Congresistas insisten en que Jaime Barrero, accionista de la EPS, sigue controlando el negocio.

Jaime Eduardo Barrero Fandiño

Jaime Eduardo Barrero Fandiño es miembro de la junta directiva de Medplus y exsocio de Carlos Gustavo Palacino.

Foto:

Archivo particular

Por: UNIDAD INVESTIGATIVA
26 de julio 2019 , 05:00 a.m.

Para investigadores y congresistas que les siguen la pista a los cerca de 800.000 millones de pesos estatales que la EPS Medimás habría desviado, sin soporte alguno, no hay duda de que detrás de esas maniobras sigue la sombra del llamado ‘zar de la salud’ Carlos Palacino.

“Es evidente que la línea sigue. Las mismas familias que manejaban Cafesalud pretenden continuar ahora; eso no ha cambiado”, le aseguró a EL TIEMPO el congresista liberal Juan Carlos Reinales, quien ha intentado sin suerte que directivos de Medimás rindan cuentas sobre sus actuaciones ante la Cámara de Representantes.

Aunque Reinales no da nombres, a varios investigadores y a autoridades del sector les inquietan los lazos societarios y de amistad, de vieja data, entre Palacino y Jaime Eduardo Barrero Fandiño. Este último es socio de Medplus Medicina Prepagada S.A., compañía que tiene en su poder el 16,67 por ciento de las acciones de Medimás.

La versión que circula, incluso en el Congreso, es que cuando Palacino era presidente de Saludcoop llevó al negocio a Barrero, un conocido arquitecto que, como curador urbano, le dio el visto bueno a un par de licencias para la construcción de clínicas de la EPS, entonces la más grande y poderosa del país.

Ambos aparecieron en la constitución de una compañía panameña de servicios médicos, Medisalud, creada en 2006, en la que también estaba Carlos Santiago, uno de los hijos de Palacino, quien se promociona en redes sociales como cantante de pop, con maestría en administración de empresas.

Según denuncias de la época, la firma se constituyó con parte de un dinero que Barrero obtuvo de otro negocio vinculado al emporio de Palacino: la venta de 3 clínicas a Saludcoop por parte de la empresa Construclínicas, de la que era directivo. Barrero también terminó vinculado a la negociación de acciones de Cafesalud, a lo que se unieron negocios particulares en torno a la Edificadora Restrepo, encargada de levantar el polémico complejo Villa Valeria, del que Palacino fue impulsor y principal accionista.

Por esos nexos societarios, la Superintendencia de Salud estuvo a punto de frenar la venta de Saludcoop, ahora convertida en Cafesalud, a sus nuevos propietarios: Prestnewco. En documentos de junio de 2017, que están bajo reserva, la entidad le exigió a Barrero demostrar que ni él ni la empresa Medplus (socia de Prestnewco) tenían nexos vigentes con Palacino.

EL TIEMPO accedió a un documento privado, firmado por Barrero ante un notario de Bogotá, en el que juró que había roto cualquier nexo con Palacino.


“Certifico bajo la gravedad del juramento que, a la fecha, el señor Carlos Gustavo Palacino no tiene ninguna participación directa, indirecta o por interpuesta persona, en las sociedades vinculadas o relacionadas con el holding empresarial Medplus Group y/o sus socios, ya sea como accionista, administrador, empleado, asesor, o cualquier otra condición. Ni ejerce posición o cargos a su interior que le permita participar en la toma de decisiones u obtener devengos de ninguna naturaleza, siendo un tercero completamente ajeno a esta organización”, dice el documento.

Además, Medplus accedió a correr su velo corporativo para dar datos de sus compañías, participaciones accionarias y relación con Jaime Barrero.

Visitas a la cárcel

Para el superintendente de turno, Norman Julio Muñoz, el procedimiento fue suficiente y se procedió a la venta. A los 10 meses, Palacino fue capturado por el presunto uso indebido de dineros públicos en la construcción de clínicas y sedes de su imperio. Y, en abril pasado, el Tribunal de Cundinamarca le revocó la habilitación de funcionamiento a Medimás, luego de que otra medida frenara una nueva venta de la EPS.

La defensa de Palacino también niega cualquier nexo con Barrero. Y asegura que la mejor evidencia es que, en el año y medio en el que el otrora ‘zar de la salud’ lleva preso, Barrero no lo ha visitado. Allegados a los dos exsocios agregan que incluso uno de los negocios que tenían terminó en tribunales y tuvieron que conciliar.

Incluso, insisten en que Medplus no ha participado en la administración de Medimás ni ha recibido pagos de la EPS: “No hacemos parte de su red de prestadores ni hemos celebrado acuerdos que comprometan desembolsos”, le explicó a EL TIEMPO un vocero de Medplus. Y aseguró que se han apartado de algunas de las propuestas que sus socios en la EPS han ventilado en asambleas.

UNIDAD INVESTIGATIVA
En Twitter: @Uinvestigativa

Este artículo hace parte del informe especial 'Autopsia de un muero anunciado llamado Medimás'. Puede leer el informe completo aquí. 

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.