Los incómodos socios del poderoso ‘zar’ del aguardiente

Los incómodos socios del poderoso ‘zar’ del aguardiente

Testigo liga a Mauricio Botero con capturado por saqueo en San Andrés y Armenia. Allegados lo niegan

Mauricio Botero, empresario

Allegados a Mauricio Botero dicen que, cuando regrese de Japón, explicará sus nexos con Furel y con los detenidos por el escándalo de corrupción en San Andrés y Armenia.

Foto:

Alexis Murillo - Archivo particular

13 de octubre 2018 , 10:09 p.m.

El empresario manizalita Mauricio Botero Restrepo es uno de los más reconocidos distribuidores de licores del país. Suele asistir a eventos sociales con su esposa, la exreina de belleza Adriana María Escobar Mejía, y lo llaman el ‘zar’ del aguardiente, por liderar la distribución de productos de varias licoreras, en especial la de Antioquia.

Pero su nombre también empezó a aparecer en una de las más grandes investigaciones adelantadas por la Fiscalía y que tiene tras las rejas, por ahora, a un puñado de constructores y de políticos vinculados a un millonario cartel de contratos.

Se trata del mismo caso por el que San Andrés amaneció este lunes sin parte de su dirigencia, luego de ordenarse la captura de su gobernador, Ronald Housni Jaller (quien estaba suspendido), su antecesora, Aury Guerrero Bowie, y nueve funcionarios del más alto nivel. Además, se le pidió a la Corte Suprema investigar a Jack Housni Jaller, representante a la Cámara liberal durante 12 años y hermano del gobernador.

De acuerdo con el expediente, varios empresarios habrían patrocinado campañas de gobernadores y alcaldes a cambio de recibir jugosos contratos de obra tras sus triunfos electorales.

En el caso de San Andrés, testigo señala que a la campaña de Aury Guerrero se le inyectaron por debajo de la mesa 1.000 millones de pesos y 1.200 más para que Housni ganara.

El testigo

A cambio, los empresarios recibieron contratos por más de 86.000 millones de pesos. Para asegurar que los pactos se cumplieran, les hicieron firmar a los políticos pagarés, que destruían una vez les adjudicaban las obras –incluido un megacolegio hoy a medio hacer–, obviando diseños y amarrando interventores.

Y ahí es donde empiezan a aparecer Botero, su entorno y la firma Furel S. A., piedra angular de la investigación tanto en San Andrés como en Armenia, donde cayó presa una exalcaldesa y su esposo.

Lo único que conozco de Mauricio Botero es su sociedad con Hernán Moreno y que me invitaron a participar en un grupo para financiar campañas políticas en el 2015, puntualmente la de Ronald

Uno de los implicados en la red, Fernando León Díez Cardona, confesó que para ganarse contratos en la isla, por cerca de 86.000 millones de pesos, hizo un aporte de 100 millones de pesos a la campaña de Ronald Housni. Agregó que Hernán Moreno Pérez, accionista de Furel S. A., dio una suma idéntica y que un tercer empresario aportó mil millones de pesos para la misma causa. Giros similares se le habrían hecho a la campaña de la hoy exgobernadora Guerrero.

Y, aunque inicialmente Díez no quiso dar más detalles, agregó: “Lo único que conozco de Mauricio Botero es su sociedad con Hernán Moreno y que me invitaron a participar en un grupo para financiar campañas políticas en el 2015, puntualmente la de Ronald. Esa era la persona que yo no quería decir, que puso los 1.000 millones de pesos”.

Su testimonio fue leído en la audiencia de legalización de capturas de los exmandatarios de San Andrés. Ese día, la Fiscalía también reveló que testigos ubicaban a Botero llegando a la isla en un avión privado, a finales de 2016,

‘Botero es intachable’

Pero allegados y socios de Botero le aseguraron a EL TIEMPO que se trata de un empresario intachable, que ni siquiera aparece como accionista de Furel.

“Su único pecado es ser un empresario exitoso”, dijo un allegado, quien agregó que Botero está buscando abogado y cuando regrese de Japón, donde está de vacaciones con su esposa, va a explicar que nada tiene que ver con el entramado corrupto.

Pero EL TIEMPO sí halló vínculos entre el ‘zar’ del aguardiente y Furel, la próspera constructora que, desde 2011, ha suscrito más de 100 contratos con la Gobernación de Antioquia, la empresa de comercialización de energía del Chocó, San Andrés, cementeras y decenas de alcaldías antioqueñas y de los Santanderes.

Mauricio Botero fue uno de los invitados a la asamblea extraordinaria de accionistas de Furel, del 31 de octubre de 2016. Ese día, la firma se capitalizó y el 40 % de las acciones emitidas, por 3.000 millones de pesos, pasaron a Distribuciones PSM Alianza S. A. S., de la que es representante suplente la esposa de Botero.

Además, ese mismo día entraron a la junta directiva de Furel José Fernando y Jorge Hernán Botero Restrepo, y en la calidad de suplente quedó el hoy detenido Hernán Moreno Pérez.

Según documentos en poder de EL TIEMPO, PSM Alianza se llamaba antes Inversiones Botero Escobar y Cía. S. C. A., y, además de ser socia de Furel, hoy es accionista de una poderosa distribuidora de licor de Medellín.

Por ahora, la investigación señala que a través de Furel se habrían canalizado los contratos pactados con políticos de Antioquia, Chocó, San Andrés, los Santanderes, Quindío y Caldas.

Aunque la exgobernadora Guerrero y Ronald Housni se declararon inocentes, este sábado un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá les impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario. En cuanto al ‘zar’ del aguardiente, EL TIEMPO confirmó que será llamado a interrogatorio para aclarar sus nexos con Furel y las menciones del testigo Díez.

El escándalo que sacudió a Armenia

Entre marzo y abril pasados, la Fiscalía ordenó la captura de la exalcaldesa de Armenia Luz Piedad Valencia y de otros 13 funcionarios y contratistas, por un esquema de corrupción similar al de San Andrés que involucraba 111 mil millones de pesos de obras con dineros de la valorización. Fernando Diez, uno de los implicados, decidió colaborar con la justicia y por eso obtuvo una condena exprés y benévola de 14 meses.

Según dijo, se selló un pacto con Francisco Valencia Salazar, esposo de la exalcaldesa, para direccionar contratos que no tenían ni siquiera diseños. Entre los beneficiados estaban Hernán Moreno Pérez, dueño de Furel, quien tiene prisión domiciliaria. Como parte de la colaboración, Diez entregó las claves para las capturas en San Andrés.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.co
En Twitter: @uinvestigativa

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.