Secciones
Síguenos en:
Los pecados en la investigación del caso Colmenares
Luis Andrés Colmenares

Cinco peritos que participaron en el proceso judicial, incluido Duque, concuerdan con que la causa de la muerte se produjo por ahogamiento. “Luis Andrés Colmenares falleció por asfixia por sumersión en agua, estando inconsciente, producto de un severo trauma craneoencefálico y coadyuvado por una intoxicación etílica”, dice la sentencia. El golpe que lo dejó inconsciente, de acuerdo con los demás peritos, concuerda con una caída libre.

Foto:

Los pecados en la investigación del caso Colmenares

El fallo que absolvió a Laura Moreno y Jessy Quintero cuestiona pruebas como la necropsia.

Casi once años después de la muerte del joven Luis Andrés Colmenares en el norte de Bogotá, el caso tiene dos fallos: uno que dice que se trató de un homicidio y otro que señala que con las pruebas no es posible determinar con certeza si fue un homicidio o un accidente.

A esto se suma que las tres personas que fueron vinculadas a la investigación fueron absueltas, los testigos estrella resultaron condenados por mentir y con el paso de los años se les han hecho fuertes cuestionamientos al fiscal del caso y a uno de los peritos que realizó la segunda necropsia.

(Le puede interesar: Dramático testimonio de patrullera torturada por vándalos en Cali).

Hoy el caso Colmenares, uno de los más mediáticos en la historia judicial reciente del país, está cerrado, ya la Fiscalía no está investigando los hechos y solo quedan las compulsas de copias que en su momento hicieron jueces contra peritos como Máximo Duque, exdirector de Medicina Legal, y hasta contra los bomberos que acudieron en su momento a la escena de los hechos. La reciente decisión del tribunal que absolvió a Laura Moreno podría llegar a casación a la Corte Suprema, pero el capítulo de Jessy Quintero ya prescribió.

El 7 de octubre de 2014, una sala de decisión del Tribunal de Bogotá, que ratificó la absolución de Carlos Cárdenas, señalado de tener responsabilidad en la muerte de Colmenares, consideró que había suficientes evidencias para afirmar que se trató de un homicidio y no de un accidente. Luego de examinar la evidencia de los peritos que participaron en el juicio contra Cárdenas, el Tribunal señaló: “La Sala tiene fundamento razonable para concluir que en contra de Luis Andrés se ejerció una gran violencia física y que se hizo en momentos distintos y sucesivos (...). cuando ya se encontraba con una alcoholemia de grado tres, indefenso y sin alternativa de reacción, fue agredido de forma violenta y brutal por terceros, pues solo un comportamiento de esta índole explica las graves fracturas que se le causaron”.

Laura Moreno y Jessy Quintero, absueltas en caso Luis Andrés Colmenares.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / Archivo EL TIEMPO

Sin embargo, otra sala de decisión, examinando las evidencias que se debatieron en el juicio contra Laura Moreno y Jessy Quintero, dijo el miércoles: “El Tribunal concluye que el hipotético accidente ni el presunto homicidio fueron demostrados a partir de la prueba pericial mencionada”.

En la decisión, de 153 páginas, el Tribunal mencionó irregularidades en la investigación que se habrían dado en el mismo inicio de las pesquisas y que se habrían extendido a la segunda necropsia del cuerpo de Colmenares.

El Tribunal indicó que tras la muerte de Colmenares no se “organizó de inmediato un eficaz programa metodológico, trascendental para la estructuración de la investigación” y eso llevó a que no dieran instrucciones claras para buscar evidencias durante la necropsia practicada por Medicina Legal. Esto llevó a que se realizara una segunda necropsia, señalando que la primera “fue incompleta”. Además, se cuestionó que el proceso se estructuró con declaraciones de testigos de oídas.

(Le puede interesar:  Las razones de la Corte para revivir las 16 curules de paz).

En la segunda necropsia, practicada por Máximo Duque, a juicio del tribunal se registraron “serias transgresiones al protocolo (...), empleo informal de personal sin equipo de protección, un manejo casi doméstico, por oposición a uno científico, uso limitado de la herramienta radiológica, omisión de un registro fotográfico técnico y, principalmente, de la cadena de custodia, entre otras falencias”.

Esta necropsia que decía que fue un homicidio, se dio 11 meses después de la de Medicina Legal, que concluyó como causa de muerte: “Indeterminada, no permite predicar un accidente, un suicidio o un delito de homicidio”.

Este segundo procedimiento se realizó en el cementerio de Villa Nueva, La Guajira, en septiembre de 2011, y el Tribunal cuestionó que se cambió la posición de los restos, se mezclaron con otros materiales como tierra, no se garantizó la cadena de custodia y se llevó el cráneo al hospital local. Quienes participaron en el proceso no vestían la ropa adecuada e incluso se usó un cuchillo de cocina para retirar una parte de la osamenta.
Se cuestionó, además, que una de las fracturas halladas en el cuerpo, y que era parte de los argumentos para señalar que fue un homicidio, fue ocasionada en realidad durante la segunda necropsia.

(Lea en contexto: Luis Andrés Colmenares: cuatro claves para entender el caso).

“El hecho de estar ante una muerte controvertida respecto a su manera de ocurrencia ha demandado verificar la observación minuciosa de los protocolos de necropsia y exhumación con mayor exigencia”, dijo el Tribunal, tras señalar que no se realizó un estudio histológico forense que hubiera podido dar mayor claridad sobre la causa de la muerte.

“Es que, incluso, entre los dos peritos de la Fiscalía hay controversia, que, si no fuera porque contribuye a desinformar, sería enriquecedora”, se lee en la decisión.
El tema de los testigos escuchados en el proceso también fue valorado y, a juicio del despacho, “ninguno de los testimonios practicados ofrece un conocimiento personal y directo acerca de las circunstancias de modo, tiempo y lugar de ocurrencia de los hechos”.

Antonio luis González, renunció al caso en el 2014. Fue él quien impulsó, en el 2011, la captura de  Laura Moreno, Jessy Quintero y Carlos Cárdenas.

Foto:

A la larga lista de testigos que pasaron por el caso Colmenares en su historia judicial, y que incluía compañeros de rumba, los policías de los CAI que atienden el caso, los bomberos del primer y segundo grupo que acuden al rescate, investigadores y familiares del universitario, se sumaron José Wilmer Ayola, Jesús Alberto Martínez Durán y Jonathan Martínez.

Ellos tres fueron, en su momento, los testigos claves del caso adelantado por el cuestionado exfiscal Antonio Luis González, y terminaron presos por mentir.

Luis Alonso Colmenares, padre de Luis Andrés, se pronunció sobre la que sería una de las últimas decisiones del caso: “A uno le resulta decepcionante que se hayan gastado 4 años para no llegar a nada, a mí me parece que eso es una expresión más de lo que es la ineficiencia de la justicia de nuestro país”.

Y el abogado Jaime Granados, defensor de Laura Moreno, señaló: “Se ha ratificado la inocencia de ella, como lo dijo la primera instancia, y ahora lo ha dicho el Tribunal de manera unánime. En ese orden ideas, aspiramos a que no solamente a través de estos fallos judiciales, sino a través del acatamiento de estos, se pueda poner punto final a este caso”.

Lea otras noticias de Justicia

​REDACCIÓN JUSTICIA
@JusticiaET
justicia@eltiempo.com

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.