Las claves de la absolución del médico de Jéssica Cediel

Las claves de la absolución del médico de Jéssica Cediel

Fin del proceso penal no impide que modelo demande por daños y perjuicios al galeno Martín Carrillo.

El médico Martín Carrillo y Jessica Cediel

El médico Martín Carrillo y Jéssica Cediel antes del procedimiento estético que los puso a pelear ante la justicia. 

Foto:

Archivo. El Tiempo

Por: Karen Vanegas y José Mauricio Granados
28 de marzo 2019 , 06:25 a.m.

Casi una década después del procedimiento estético que según ella le dejó secuelas físicas y sicológicas permanentes, la modelo y presentadora de televisión Jéssica Cediel se prepara para una nueva batalla contra el médico que realizó esa intervención: Martín Horacio Carrillo Gómez, su antiguo amigo.

A comienzos de marzo el Tribunal Superior de Bogotá tumbó la condena que por lesiones personales dolosas había impuesto un juez en 2017 en contra de Carrillo.

Los abogados de Cediel buscarán que la Corte acepte revisar el proceso en instancia de casación, y la conocida presentadora ha salido a rechazar públicamente la decisión de segunda instancia. “Un tribunal no puede decir que no hay daño psicológico por esto, eso no es verdad (...) Lo que pasa es que yo he tenido que ser fuerte, soy una mujer común y corriente que sufrió un daño de por vida en su cuerpo y en su mente”, aseguró en entrevista con W Radio. 

Estas son las claves para entender el lío jurídico y mediático.

¿Cuál fue el procedimiento que Carrillo le practicó a la modelo y presentadora?

En el 2009, el médico le realizó a Cediel una 'rehidratación glútea con ácido hialurónico', componente utilizado para aumentar el volumen del cuerpo. La sustancia supuestamente aplicada era conocida en el mercado colombiano como Hialucorp y contaba en ese momento con licencia del Invima.

Dos años después, Cediel empezó a registrar problemas de salud, al punto que tuvo que ser sometida a tres intervenciones quirúrgicas para “eliminar adiposidades de la parte baja de su espalda”. El médico le encontró una sustancia no identificada que al ser enviada a estudios de patología arrojó como resultado que no se trataba del ácido hialiurónico sino de un compuesto conocido como 'polímero-silicona'.

Tras un sonado escándalo mediático, Cediel denunció a su médico, con quien había tenido por años una relación de amistad. El 25 de septiembre de 2014 se realizó la audiencia de imputación contra Martín Carrillo por los delitos de lesiones personales dolosas, que no aceptó.

Tras un proceso de tres años, y con más de 20 testimonios, el 16 de noviembre de 2017 el médico, egresado de la Universidad Industrial de Santander, fue declarado culpable. Se le impuso una pena de 48 meses de prisión, excarcelable, y una multa de 36 salarios mínimos mensuales. Además, quedó inhabilitado para ejercer su profesión durante el mismo tiempo de la condena.

El juez de primera instancia consideró válidos los argumentos de la Fiscalía y la denunciante, que en esencia eran los siguientes:

- Que supuestamente el médico Carrillo no le informó a la presentadora sobre los riesgos del procedimiento y que violó protocolos como realizar el procedimiento de conocimiento informado.
- Que Carrillo no tenía las credenciales médicas para realizar la intervención.- Que a sabiendas aplicó una sustancia diferente al ácido hialurónico.

¿Qué era el Hialucorp y por qué usó Carrillo ese producto?

Entre el 2007 y 2010 Martín Carrillo usó Hialucorp con otros pacientes. El galeno aseguró en el juicio que tuvo conocimiento del producto por medio de la representante legal de la empresa Estetic Clarck y que se aseguró de que tuviera registro del Invima. Señaló, además, que finalmente lo adquirió con un proveedor autorizado, Medical Advance System, a través de su representante, Omar de Jesús Agudelo.

En el expediente aparece que Carrillo viajó a Cali para constatar el manejo clínico y que incluso se hizo aplicar el producto para conocer si tenía efectos adversos. Luego lo empezó a aplicar en sus pacientes. Sin embargo, al menos en el caso de Cediel, los frascos que provenían de la empresa importadora Medical Advance System no contenían ácido hialurónico sino 'silicona líquida', una sustancia que termina afectando el cuerpo humano.

¿Hubo consentimiento informado para la aplicación del producto Hialucorp?

La denuncia ante la Fiscalía asegura que la presentadora no fue suficientemente asesorada por su médico. Pero en la historia clínica de Jéssica Cediel, emitida por el consultorio de Medicina Estética Dr. Martín Carrillo Gómez, aparece que sí se cumplió el procedimiento en varios tratamientos que el mismo médico le hizo a Cediel.

También se documentó la negativa de la paciente a que quedaran registros escritos o fotográficos de los procedimientos, bajo el argumento de que quería mantener la privacidad del tema y por la relación de amistad que tenía con Carrillo.  

En el juicio oral, Cediel coincidió con Carrillo en que él sí le explicó qué procedimiento le iba a realizar y sus posibles efectos. Por eso el fallo del Tribunal señala que sí hubo conocimiento informado, “y ello resulta obvio si se considera que no mucho tiempo después, como admitió la víctima, su hermana asistió al consultorio del acusado y se practicó el mismo procedimiento”.

En el proceso se constató la cercana amistad entre Jéssica Cediel y Martín Carrillo, quien le había realizado varios procedimientos estéticos a la modelo. Cediel fue imagen publicitaria de su consultorio, nunca agendaba citas y miembros de su familia también acudían al consultorio, incluso después de la intervención cuestionada.

¿Carrillo actuó a sabiendas de que la sustancia aplicada no era la que se había acordado?

El ácido hialurónico, en la presentación Hialucorp, inicialmente tuvo licencia del Invima como un producto “invasivo quirúrgico implantable de riesgo III” compuesto por “ácido hialurónico estabilizado, cloruro de sodio, fosfato monobásico de potasio, fosfato de sodio hidratado y agua para inyección”, utilizable para “darle forma al contorno del rostro y relleno muscular”.

Sin embargo desde el año 2008 se prohibió el uso para "relleno muscular” (que fue el procedimiento que se le realizó a Cediel) y se dejó un uso autorizado exclusivo para darle forma al rostro. En ese momento el Invima consideró que el uso en grandes volúmenes podía generar riesgos en la salud de los pacientes. Y en el año 2011 finalmente se canceló el registro sanitario 2007DM-0000814, correspondiente al producto ácido hialurónico Hialucorp Bellaform, ante evidencias de que se estaba comercializando de forma ilícita en Colombia.
En primera instancia el juez atribuyó responsabilidad al médico Martín Carrillo por utilizar la sustancia para un fin no autorizado.

Pero en la revisión del proceso el Tribunal de Bogotá  encontró que varios médicos que habían usado el producto negaron haber recibido alguna alerta por parte del Invima sobre las limitantes para aplicar la sustancia en volúmenes mayores.

"Al unísono, todos los médicos que conceptuaron en el desarrollo del juicio, incluido el acusado, fueron contestes en señalar que el Invima nunca lanzó alertas sobre el uso del Hialucorp y que la única señal que se lanzó al campo médico se obtuvo del programa periodístico en el que se visibilizaron las lesiones de que había sido objeto Jéssica Cediel, esto es, en el año 2011", dice la sentencia.

El distribuidor Medical Advance System tampoco avisó a sus clientes.

Aún así, la sustancia que causó los daños no fue el ácido, sino una falsificación. El Tribunal dice que el médico no podía saber que se trataba de un producto alterado porque "a simple vista no era posible determinar diferencias entre ácido hialurónico y un polímero, ya que la textura puede ser dependiendo del laboratorio, desde un líquido hasta un gel de apariencia viscosa".

El mismo cirujano que operó a Cediel en el 2011 intentado retirar la silicona dijo en el juicio que "es imposible determinar a simple vista de qué sustancia se trata". Esto solo se puede hacer en laboratorio.

La sentencia del Tribunal revela que cuando estalló el caso, Carrillo se comunicó con el distribuidor. Según su versión, recibió llamadas de Omar de Jesús Agudelo, el representante comercial de Medical Advance System, para “pedirle que negociara”, que "le ponían a disposición todos sus abogados" y que finalmente, "empezaron a amenazarlo de muerte".

El laboratorio de Cali cerró por el escándalo. Y en el proceso hay declaraciones del distribuidor autorizado para la importación al país según las cuales "los de Cali traían la materia prima de otro país y la mexzclaban o preparaban en esa ciudad".

Todo esto, según el fallo del Tribunal, sin que el médico de Cediel lo conociera previamente, pues la firma de la capital del Valle aparecía como autorizada para la distribución nacional.

Los magistrados compulsaron copias a la Fiscalía para que investigue penalmente a Aldemar Pérez y Abelardo Guerrero Pastez, representantes legales de Medical Advance System y su producto ácido hialurónico Hialucorp Bellaform; así como a Ómar de Jesús Agudelo y William Zúñiga, personas encargadas del área comercial de la distribuidora.

¿Tenía Carrillo las competencias académicas y profesionales para realizar el procedimiento de Jéssica Cediel?

La Fiscalía intentó demostrar que Martín Carrillo no estaba facultado para realizar el procedimiento realizado a Jéssica Cediel por tratarse de un médico general sin la especialidad de cirugía plástica. El juez de primera instancia acogió esa tesis, pero no el Tribunal .

En este punto, la sentencia resalta que “para la época de los hechos las únicas dos especialidades que se encuentran reguladas por el Ministerio de Educación Nacional y que requieren en el campo de la práctica médica que el galeno haya cursado una especialidad, son la radiología y la anestesiología, y en este sentido, si un médico general decide practicar una cirugía de corazón abierto o en el cerebro, nada le impide, desde lo legal, practicarla”.

En el juicio se aportó la certificación expedida por el Ministerio de Salud y Protección Social que demuestra que Carrillo es médico egresado de la Universidad Industrial de Santander. Se determinó que cursó estudios de Maestría en Medicina Estética en la Universidad de las Islas Baleares, en España. Se graduó en 2007 pero su título no fue convalidado por el Ministerio de Educación  por diferencias en créditos académicos. En el mercado era considerado un experto en el área.

Además, se estableció que el consultorio de Martín Carrillo estaba avalado por la Secretaría de Salud para procedimientos de “medicina estética”.

Sobre las lesiones de Jéssica Cediel

En el juicio se demostró que la modelo y presentadora sufrió lesiones físicas, como lo constató Medicina Legal con un examen que le dio por incapacidad 25 días.
Dos años después del procedimiento estético, a Cediel le tuvieron que extraer material plástico adherido en su región sacra y en la zona de los glúteos. En cuanto a las lesiones de orden sicológico, el Instituto también determinó que la paciente desarrolló “un cuadro clínico crónico de características ansiosas y depresivas”.

Este último dictamen fue apelado por la defensa de Carrillo, que cuestionó que la valoración realizada por la siquiatra de Medicina Legal dictaminara el carácter “permanente” de la afectación sicológica, pues Cediel continuó con su exitosa carrera profesional.

La modelo y presentadora asegura que las afectaciones siguen después de todo este tiempo. Expresamente, el Tribunal dice además que el fin del proceso penal contra el médico Carrillo no afecta una eventual demanda civil que interponga la modelo y presentadora en su contra, proceso que deberá ser tramitado en otra instancia.

KAREN VANEGAS Y JOSÉ MAURICIO GRANADOS

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.